<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Estrategias de comunicación: qué son y cómo crearlas

New Call-to-actionEn un mundo tan digitalizado y conectado como el actual, la comunicación se ha transformado en un elemento clave en todos los aspectos de la sociedad. Y en el mundo empresarial, la comunicación es un elemento fundamental para cualquier negocio.

Elaborar una buena estrategia de comunicación no solo permite conseguir nuevos clientes para tu empresa, sino que también te ayuda a conectar con tu público y aumentar la visibilidad de tu marca. La comunicación permite a las empresas dar a conocer sus productos o servicios, transmitir sus valores y filosofía, o convencer a sus potenciales clientes de que su marca es la mejor solución para satisfacer sus necesidades.

En este artículo te explicamos qué son las estrategias de comunicación y los diferentes tipos que existen, y te damos las claves para elaborar la tuya. También veremos algunos casos de éxito en los que te podrás inspirar. ¿A qué esperas?

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Qué son las estrategias de comunicación?

Podemos decir que una estrategia de comunicación es la herramienta de planificación que permite a una organización definir qué mensaje quiere transmitir a su público meta y de qué manera lo va a lanzar para cumplir sus metas y objetivos.

Un elemento clave de las estrategias de comunicación es el mensaje que se quiere transmitir, que deberá estar alineado con tu público objetivo. Pero, además, tendrás que decidir los canales de comunicación que utilizarás, las acciones que ejecutarás, los plazos de tiempo y otras variables que te ayudarán a cumplir tus objetivos.

Todos los elementos de la estrategia deben ir encaminados a diseñar una estrategia de comunicación efectiva y coherente con nuestros valores de marca. Esto no solo nos permitirá aumentar el número de ventas, si no que también nos ayudará a crear una comunidad alrededor de nuestra organización, fidelizar a los clientes que ya tenemos y mejorar la percepción de nuestra marca.

¿Qué tipos de estrategias de comunicación existen?

En la actualidad existen diferentes tipos de estrategias de comunicación que se adaptan a las diferentes necesidades que puede tener un negocio. Elegir la más adecuada en cada caso será fundamental para conseguir buenos resultados. A continuación podrás aprender más sobre ellas.

Estrategia de lanzamiento

Esta estrategia de comunicación se utiliza para dar a conocer una nueva empresa, marca, línea de negocio, producto o servicio que se va a lanzar al mercado. Gracias a este tipo de estrategia es posible aumentar el impacto inicial de un lanzamiento, con el objetivo de causar una primera impresión positiva y así empezar a hacernos hueco en el mercado.

Durante la planificación se deberán tener en cuenta puntos importantes como la fecha de lanzamiento, la ubicación, la temporada, las acciones de la competencia, los medios utilizados o a quién nos estamos dirigiendo. Es necesario realizar un estudio de mercado previo para evitar errores básicos que pueden afectar a la imagen de una marca.

Durante una estrategia de comunicación de lanzamiento será fundamental crear un ambiente de intriga o hype que incentive al usuario a querer saber más del producto o servicio. Tendrás que estar atento a las primeras reacciones de tu público para resolver sus dudas y necesidades. Para dar visibilidad al lanzamiento, podemos contar con medios de comunicación masivos, influencers o hacer uso del principio de escasez (ofertas o unidades limitadas en el tiempo).

Estrategia de visibilidad

La estrategia de visibilidad busca dar a conocer una marca al mayor número de personas que forman parte de nuestro público objetivo. En una estrategia de comunicación orientada a la visibilidad es recomendable contar con influencers o embajadores de marca que tengan un gran alcance (número elevado de seguidores o fans) para que te ayuden a transmitir el mensaje a una gran audiencia.

Aumentar la visibilidad de una marca es, sin duda, una forma de atraer a nuevos clientes y crear relaciones a largo plazo. Las redes sociales se han convertido en una gran herramienta para aumentar la visibilidad de las empresas. Crear contenido atractivo y dinámico, organizar sorteos o retos en redes sociales, u organizar eventos públicos a los que asistan medios de comunicación son algunas de las acciones que podemos llevar a cabo.

Para ganar visibilidad, también es recomendable compartir noticias interesantes, transmitir mensajes con gancho y humor que puedan viralizarse rápidamente, hacer uso de los memes si encajan con tu estilo, seguir las tendencias o crear campañas de pago. La meta es aumentar nuestra audiencia, llegar a un público más amplio e intentar que este se convierta en cliente.

Estrategia de confianza

Esta estrategia busca generar confianza al público objetivo para construir relaciones beneficiosas a largo plazo. Las empresas suelen recurrir a esta estrategia solo cuando su imagen ha sido dañada, pero es necesario transmitir confianza desde la primera interacción.

Para lograrlo, es importante lanzar mensajes creíbles y promesas que se puedan cumplir. De este modo, ganarás clientes fieles que pueden convertirse en futuros embajadores de marca. Una manera de conectar con mayor profundidad con nuestros usuarios y mostrarnos más cercanos es a través de los medios digitales y las nuevas tecnologías.

La estrategia de confianza suele basarse en la prueba social: demostrar que la solución que ofrecemos ya ha ayudado a otras personas a satisfacer sus necesidades. Para lograrlo, podemos utilizar testimonios de usuarios o casos de éxito de personas o marcas que ya han confiado en nosotros.

Contar con un sitio web profesional, tener presencia en los medios y disponer de material de promoción de alta calidad nos ayudará a aumentar la confianza de nuestro público. También es importante ofrecer soluciones efectivas a los problemas de nuestros clientes, así como ofrecer un proceso de devolución sencillo o una buena atención al cliente capaz de resolver problemas de forma eficaz.

Estrategia de posicionamiento

El posicionamiento es la manera en que el consumidor percibe a una marca. La estrategia de posicionamiento tiene como finalidad transmitir al público objetivo la imagen deseada para que los valores que se perciban sean los mismos que la empresa quiere transmitir. Solo si actuamos de manera coherente a nuestros valores y filosofía lograremos situar a nuestra marca en el punto que deseamos. 

Se trata de una estrategia a largo plazo que permite construir una marca fuerte y con identidad propia, algo que otorga la posibilidad de diferenciarse de la competencia. Conseguirlo no es nada sencillo, ya que también juegan un papel importante aspectos como la antigüedad, la ventaja competitiva y el nivel de especialización.

Además, se deben evitar errores tan comunes como:

  • El sobreposicionamiento: cuando la empresa promete más de lo que puede cumplir con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad. En este caso, habremos generado unas expectativas excesivas al cliente y, cuando no pueda cumplirlas, se sentirá defraudado e incluso estafado.
  • El subposicionamiento: este error es más habitual de lo que parece, y se da cuando la empresa no destina los suficientes recursos para difundir su marca. En este caso, la marca solo genera una imagen vaga en la mente del consumidor y no logra generar el recuerdo permanente ni llegar al top of mind del consumidor.

Crear una estrategia de comunicación adecuada y ser constantes son dos de los puntos claves para alcanzar el punto de posicionamiento que deseamos.

¿Cómo crear una estrategia de comunicación?

Para crear una estrategia de comunicación efectiva y personalizada es importante conocer muy bien tanto el contexto como el mensaje que queremos transmitir, nuestros valores principales y los objetivos que queremos alcanzar. ¿Cómo crear tu estrategia de comunicación? A continuación te presentamos los pasos que te acercarán a tus objetivos:

1. Analiza la situación

Para poder determinar el mensaje que quieres transmitir, la manera en que quieres transmitirlo y a quién quieres transmitirlo, es importante conocer la situación en la que se desenvuelve tu organización. Para ello, debes hacer un análisis del contexto interno y externo de tu empresa

Puedes realizar un análisis DAFO para evaluar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. También puedes hacer un análisis PEST (Política, Economía, Social y Tecnología) para identificar factores externos que pueden influir en tu organización.

dafo objetivos plan de marketing

Una vez obtengas toda esta información podrás determinar cuáles son tus necesidades actuales así como tus objetivos. A partir de aquí podrás elegir el mejor tipo de estrategia en cada caso y empezar a planificar las acciones que te ayudarán a mejorar la comunicación con tu audiencia.

2. Determina tu objetivo

Una vez ya conoces en profundidad el contexto en el que se mueve tu empresa, es imprescindible definir de manera concreta los objetivos de comunicación que quieres conseguir. Es importante que estos objetivos estén alineados con los objetivos generales de tu estrategia empresarial. Las preguntas que puedes hacerte son:

  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Para qué?
  • ¿Por qué es necesario?

Es muy importante marcarse objetivos realistas que podamos alcanzar. Para ello puedes utilizar la técnica de objetivos SMART o inteligentes. De esta manera podremos definir objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y definidos en el tiempo. También es recomendable concretar objetivos a corto, medio y largo plazo.

3. Define tu público objetivo

Para definir a tu público objetivo tienes que pensar en aquellas personas que se relacionan con tu organización, que pueden ayudarte a cumplir tus objetivos y su comportamiento influye de manera directa o indirecta en los resultados de tu empresa. Si realizas una definición completa de tu público será mucho más fácil llegar a él.

Si aún no lo tienes, no dudes en construir un modelo de buyer persona. Este te ayudará a construir un modelo de cliente ideal a través del que conocerás más a fondo las necesidades e intereses de tu público objetivo.

4. Establece tu presupuesto

Durante la creación de tu estrategia de comunicación deberás dedicar algunas horas a definir el presupuesto que vas a necesitar para alcanzar tus objetivos. Esto va a depender directamente de la capacidad, naturaleza y situación de tu empresa. El tamaño, necesidades o el tipo de mensaje que queremos transmitir influirá en la elaboración del presupuesto. 

A pesar de que el dinero invertido es importante, no debería ser un limitante. Existen muchas acciones gratuitas o de bajo coste que te permitirán mejorar la comunicación de tu empresa notablemente. A medida que vayas obteniendo resultados, podrás ir escalando el presupuesto para poder realizar acciones más completas.

5. Decide el mensaje

Es el momento de escoger cuál es el mensaje que quieres comunicar, qué es aquello más importante que quieres transmitir y que encarna los valores de tu marca. Además, deberás definir bien qué tono y personalidad quieres darle a tu mensaje. Crear una voz propia puede resultar determinante si queremos transmitir un mensaje convincente. 

Por otro lado, no olvides tener en cuenta todos los puntos que hemos trabajado anteriormente para así mantener la coherencia. Tu mensaje deberá generar interés, despertar emociones en tú público y concentrar los rasgos de la personalidad de tu marca. Tendrás que ser muy creativo y repetir el mensaje constantemente para que este cale entre tu audiencia.

6. Selecciona los canales de comunicación

Para comunicar tu mensaje de manera correcta, debes seleccionar los canales de comunicación en los que se encuentre tu audiencia. Es importante que analices exhaustivamente en qué medios puedes encontrar a tu público y que focalices tus esfuerzos de presupuesto y tiempo en aquellos que te pueden reportar unos mejores resultados. Puedes elegir medios offline u online, o bien combinar ambos canales.

7. Especifica los plazos

La organización es una parte fundamental de las estrategias de comunicación. Es necesario que planifiques tus acciones en el tiempo para evitar dar paso a la improvisación y asegurar así que todas tus acciones se desarrollan en el momento adecuado. El cumplimiento de estos plazos te acercará al éxito y te permitirá tener tiempo suficiente para realizar cambios o ajustar acciones si surgen imprevistos.

A medida que el tiempo vaya pasando, podrás ir comprobando si tus esfuerzos van en buena dirección o si, por lo contrario, no se están obteniendo los resultados deseados. De esta forma podremos hacer cambios o pequeños ajustes fácilmente.

8. Evalúa los resultados

Para medir tus resultados de manera objetiva, define una métrica específica para cuantificar cada objetivo que hayas definido en tu estrategia de comunicación. Debes recordar que tu estrategia de comunicación no es algo inamovible. Si algo no funciona bien, puedes y debes cambiarlo, pero, para ello, es indispensable analizar los resultados

Algunos ejemplos de métricas que podemos evaluar son el alcance en redes sociales, el número de seguidores, el engagement, el número de impresiones, etc. Las métricas que elijamos dependerán de nuestros objetivos y del tipo de estrategia que queramos llevar a cabo.

Estrategias de comunicación: 3 casos de éxito

Para que conozcas mejor las estrategias de comunicación, te presentamos 3 casos de éxito de los últimos años que han recibido una repercusión muy positiva por parte de la sociedad y que te ayudarán a inspirarte y aprender de grandes marcas.

Damm y su "Mediterráneamente"

La marca de cervezas Damm decidió potenciar su carácter mediterráneo y destacar como característica diferenciadora. Su estrategia pasó de vender un producto (una cerveza) a vender un concepto muy potente: un estilo de vida asociado al Mediterráneo. Este concepto se transmite a la perfección a través de sus anuncios alegres y cortos con famosas bandas de música, actores y celebrities. En los últimos tiempos han aprovechado el concepto de "Mediterráneamente" para inculcar un mensaje de compromiso social y remarcar la importancia de cuidar el Mediterráneo.

mediterraneamente

Fuente: IPMARK

Huawei

Uno de los casos de éxito más destacados en los últimos años es el de Huawei. Desde su llegada a España, la empresa construyó una estrategia de comunicación corporativa muy sólida. Decidió apoyarse en tres pilares: “Foco, perseverancia y recogida de frutos”. La presencia en medios ha sido uno de los focos de su estrategia. Optaron por elaborar notas de prensa con un tono muy local y generar mucho engagement y relación continua con la prensa. Duplicaron el número de periodistas que viajaban con ellos al extranjero y se reforzaron el número de portavoces de la empresa.

"La Caixa"

"La Caixa" logró dar un giro social gracias a la Obra Social "la Caixa". Cumplieron a la perfección la máxima de las relaciones públicas: "Hacerlo bien y hacerlo saber". El objetivo era ayudar a los colectivos más desfavorecidos, y dieron visibilidad a su mensaje de manera proactiva. Se apostó por las nuevas tecnologías y se creó una sala de prensa multimedia para facilitar el trabajo de los periodistas. 

Años después, la comunicación evolucionó aún más y crearon una red social llamada ALMA: una editorial digital que funcionaba como referente en temas sociales. A través de esta publicación y de sus perfiles en redes sociales como Instagram y Facebook, la entidad ofrecía un espacio para compartir distintas iniciativas sociales. En esta campaña también colaboraron personajes públicos como Iñaki Gabilondo, Josep Corbella, Shakira, Gerard Piqué, Andreu Buenafuente o Albert Adrià.

ALMAFuente: ControlPublicidad

 

Como puedes ver, en la actualidad es imprescindible para cualquier negocio diseñar y planificar una estrategia de comunicación, ya que esta te permite aumentar el prestigio de la marca, crear relaciones más estrechas con los clientes y transmitir mensajes que incorporan los valores y pilares de la organización. 

Todo ello ayuda a las organizaciones a conseguir nuevos clientes, fidelizar a los que ya se tiene, mejorar su posicionamiento en el mercado y aprovechar nuevas oportunidades de negocio. Estudiar el mercado, investigar a quién nos dirigimos o fijar los objetivos son algunos de los puntos clave a la hora de crear una estrategia de comunicación. 

Además, es necesario apostar por estrategias de comunicación creativas y originales, y diseñar acciones que te permitan diferenciarte de tu competencia. Aunque conseguirlo no es sencillo, los beneficios que se pueden obtener a largo plazo son sencillamente increíbles. Espero que este artículo te haya ayudado y, si te queda alguna pregunta, ¡no dudes en dejar un comentario!

New Call-to-action

También te pueden interesar...

¿Cómo montar un negocio online? 9 claves para crear tu tienda online
Marketing emocional: qué es y cómo usarlo en tu estrategia de marca
Active Campaign: ¿es tu software de automatización definitivo?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos