<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Calendario editorial para tu blog: qué es y cómo crearlo

Haz clic aquí para descargarte la plantilla "Plan de social media en 7 pasos"

Tanto si se quiere poner en marcha una estrategia de contenidos como si se desea iniciar un proyecto de inbound marketing, el punto de partida es la creación de un blog. Pero tener uno y escribir de forma recurrente en él no es sencillo, por eso hace falta un calendario editorial.

El blog permite trabajar contenidos relacionados con el sector de actividad de la empresa, para posicionarla en los buscadores. Esos posts, infografías, ebooks o tests que se publiquen servirán para educar y aportar información de valor a la audiencia.

Pero es preciso hacer un trabajo previo de planificación. Saber qué escribir, tener el contenido a tiempo y estar seguros de que no se duplican temas que ya se han tratado son algunos de los desafíos que plantea.

Hay una forma de superarlos todos. Existe una herramienta que puede ayudarte a tener los contenidos del blog al día. Se trata del calendario editorial.

¿Quieres saber qué y cuándo publicar? ¿Necesitas tener la certeza de que tus contenidos estarán a disposición de tu audiencia en el momento oportuno? ¿Te gustaría evitar duplicidades en cuanto a la temática de tus posts? Si es así, sigue leyendo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Qué es un calendario editorial?

El calendario editorial es una herramienta que mejora la organización necesaria para la creación y publicación de contenidos en un blog. No solo facilita la programación de los posts a publicar en el futuro, sino que también simplifica la planificación relativa a toda la información que es preciso recoger para realizarlos.

En una estrategia de marketing de contenidos, el calendario editorial es imprescindible. Y no solo para el blog, también para cualquier plataforma en la que generemos contenidos, como las redes sociales. Esta herramienta permite entender el uso que se hace de cada canal y hace posible descubrir cuánto tiempo se invierte en ellos.

En este artículo, repasaremos la importancia del calendario editorial para un blog y aportaremos algunos consejos prácticos que ayudan a conocer cómo trabajar con él para planificar los contenidos a publicar.

¿Por qué es importante elaborar un calendario editorial para el blog? 11 motivos que lo confirman

Como hemos visto, un calendario editorial para el blog es imprescindible para cualquier profesional que se dedique a la creación de contenido. Incluso aunque lo hagas a título personal, es muy recomendable que dispongas de uno. 

A continuación, vamos a ver los motivos principales por los que es realmente importante la creación de este calendario de contenidos. 

New Call-to-action

1. Optimizas el tiempo

Cuando se está trabajando en una estrategia de contenidos hace falta generar muchos artículos, y esto no es fácil, especialmente cuando se trata de tener ideas sobre qué escribir. Sin una buena planificación, la presión del tiempo puede jugar malas pasadas y afectar a la capacidad de generación de ideas. Básicamente, se corre el riesgo de quedarse en blanco. 

Para que esto no suceda, trabajar el calendario editorial te permite centrar tu tiempo y esfuerzo en escribir, dado que las tareas de pensar, organizar contenidos, buscar keywords, etc. ya se han llevado a cabo previamente.

2. Optimizas recursos 

Cuando tienes el respaldo de un calendario editorial, puedes destinar tus recursos a optimizar tus artículos (tanto on-page como off-page) para mejorar su posicionamiento y a otras tareas que aporten más valor.

3. Organizas los contenidos

El calendario editorial también funciona a modo de agenda, ya que te permite tener organizados todos tus contenidos y saber cuándo toca publicar cada uno de ellos.

Esta herramienta te sirve para asegurar un flujo constante de publicación.

4. Aumentas la productividad

Gracias a trabajar con un calendario editorial incrementas tu productividad, ya que al estar más organizado puedes desempeñar tus tareas de forma más eficiente. 

5. Visibilidad y control

La creación de un calendario editorial te permite tener una amplia visibilidad sobre los contenidos a publicar, a partir de una tabla fácil de interpretar y concisa. En ella se deja constancia de los contenidos que deberán aparecer en el blog a corto plazo, pero también puede marcarse una previsión de ideas para ser publicadas más a largo plazo.

Esta herramienta te permite también tener en cuenta y planificar contenido específico para fechas destacadas. Eso supone una ventaja a la hora de ser más flexible y adaptarte más fácilmente a contenidos relacionados con la actualidad o aplicar cambios, en caso de que sea necesario, sin que esto afecte a tu previsión. 

Básicamente, es mucho más fácil reorganizar cualquier tipo de contenido cuando se produce un imprevisto que tener que idear nuevo contenido un día porque no se ha podido publicar cierto post.

6. Coordinación con otras personas implicadas

El calendario editorial también funciona como elemento integrador. Permite que todas las figuras clave involucradas en la generación de contenidos sepan cuándo les toca publicar y sobre qué tema. Para ti, si eres la persona encargada de gestionar estos contenidos, resultará más fácil llevar un control de timings y fechas de entregas.

7. Alcanzas objetivos

Si estás trabajando en una estrategia de marketing de contenidos, seguramente tengas unos objetivos que alcanzar (número de visitas o posicionamiento de keywords son dos de los más frecuentes). Gracias al calendario de contenidos puedes tener más presentes tus metas, así te asegurarás de que el contenido que se publica está alineado con ellas.

8. Desarrollas una estrategia y piensas a largo plazo

El mero hecho de elaborar un calendario de contenidos ya indica que se está trabajando a partir de una estrategia. Contar con su respaldo facilita la puesta en práctica de las diferentes técnicas y tácticas elegidas, fomentando la constancia que se requiere para obtener los resultados esperados. 

9. Aportas valor a tu audiencia

¿Ya has elegido temáticas para tus contenidos? ¿Tienes las palabras clave que necesitas utilizar? Con esta herramienta te aseguras de cubrir con ellas las áreas de interés de tu audiencia objetivo a la que sabes que se dirigirán tus posts y a quien podrás ofrecer contenido de valor.

10. Maximizas la creación de nuevas ideas

El calendario de contenidos permite ampliar la oferta de formatos que publicas en tu blog. Con suficiente antelación puedes producir todo tipo de contenidos que no podrías crear de manera espontánea, como webinars, infografías, ebooks, test…

Además, al tener más claras las temáticas del blog y no faltarte visibilidad sobre los artículos programados, te será mucho más fácil pensar en nuevas ideas de contenidos y evitar la monotonía en las publicaciones.

11. Herramienta para reportar

Si tienes toda la estrategia de contenidos plasmada en tu calendario editorial, obtendrás la suficiente visibilidad para saber cómo se trabajan diariamente las publicaciones y reportar los resultados. Además, será mucho más sencillo redefinir la estrategia y modificar la programación, en caso de tener que implementar mejoras. 

[PLANTILLA GRATUITA] Organiza tu estrategia de contenidos con este calendario  editorial

Cómo crear un calendario editorial para el blog en 9 pasos

Como ya hemos ido viendo, el calendario editorial no deja de ser una herramienta para aplicar de manera efectiva la estrategia de contenidos. Si estás pensando en implementarla, te interesa conocer cuáles son los pasos necesarios para crear el tuyo propio. Algunos de ellos son comunes al desarrollo de cualquier estrategia; también hay otros más concretos centrados en el tema que nos ocupa. Vamos a verlos:

1. Definir al buyer persona

El primer paso, como no puede ser de otra manera, es tener claro a quién te diriges. Para poder planificar los contenidos del blog, te conviene definir a tu buyer persona. Hacerlo te ayudará a saber qué escribir y te dará pistas sobre cómo hacerlo en función de sus necesidades.

En este punto hay que tener en cuenta qué contenido le interesa más, qué canales utiliza, qué tono se usará para escribir, el lenguaje, el tiempo verbal, en qué persona escribirás, qué tipo de imágenes acompañarán el texto, qué tipo de información se podrá incluir, etc.

2. Fijar objetivos

Al igual que en el punto anterior, no existe estrategia de marketing de contenidos sin definir los objetivos a alcanzar. Es primordial saber en qué lugar te encuentras y conocer dónde quieres llegar.

Aumentar las visitas, mejorar el posicionamiento de ciertas keywords, conseguir más suscriptores, aumentar las ventas… son solo algunos ejemplos de objetivos que te puedes marcar. Dependiendo de cuáles sean tus objetivos, los contenidos del blog serán unos u otros.

Un objetivo a planificar también es saber cuántos contenidos quieres publicar a la semana/mes. Si lo que deseas es empezar a trabajar una estrategia de contenidos potente para ganar posiciones y visibilidad en los buscadores es importante publicar de manera recurrente.

En InboundCycle aconsejamos publicar entre 12 y 20 artículos mensuales, es decir, entre 3 y 5 artículos semanales. Esto dependerá de tus recursos.

3. Buscar temáticas para los contenidos

Una vez tienes claro a quién te diriges y cuáles son tus objetivos, ya puedes plantearte sobre qué temáticas quieres escribir. Y, si ya dispones de contenidos creados, en qué temáticas los podrías categorizar.

Lo importante de estas temáticas es que no sean muchas y que estén bien definidas. Una vez claras las categorías puedes distribuirlas alternativamente a lo largo del calendario editorial para ofrecer contenido variado cada día. 

4. Buscar las keywords 

Tras la elección de las temáticas, llega la búsqueda de keywords. Es preciso que sepas con qué palabras clave quieres posicionarte, puesto que ellas serán el concepto principal alrededor del cual girará el contenido de cada artículo en cuestión.

Las keywords bien elegidas te van a permitir conseguir el máximo número de visitas de calidad. 

En este artículo del blog te explicamos cómo hacer la búsqueda de tus palabras clave

5. Organizar y planificar 

Ahora ya estás en disposición de empezar a planificar qué contenido vas a publicar en función de los días, atendiendo al número de publicaciones que te hayas marcado, y teniendo en cuenta también las fechas importantes del año (para publicar contenido acorde con ellas).

Además, conviene reservar espacio para contenidos de actualidad. Es una buena práctica dejar un par de días “sin planificar” al mes en los que poder ser más espontáneo y ofrecer un contenido de valor en referencia a la actualidad. Este tipo de artículos no serán tanto para trabajar a nivel de keywords y posicionamiento, sino para darte la oportunidad de tratar novedades del sector que también pueden ayudar a que los posts se vuelvan más virales en redes.

Recuerda: no es necesario planificar el contenido a un año vista, pero sí que puedes crear un calendario para los próximos 3-6 meses e irlo revisando por si hay que hacer modificaciones. 

En InboundCycle nos ayudamos de un documento Excel para plasmar toda esta organización y planificación (puedes acceder a la plantilla desde este enlace); pero también hay otras opciones. Al final de este artículo repasamos distintas herramientas que puedes emplear con este propósito.

6. Plantear títulos y enfoques de los posts

Una vez ya está listo el esqueleto de la planificación planteado, el siguiente paso es definir cuál será el enfoque de los artículos. También es importante la propuesta de título, que habrá de hacerse en función de cada una de las palabras clave (aunque puede modificarse al final del proceso).

Este paso te ayudará a enfocar todavía más la información que queremos ofrecer en cada uno de los posts.

7. Redactar el contenido y editarlo

Llegados a este punto, es el momento de empezar con la redacción de los artículos y asegurarse de tener el margen de tiempo suficiente para que se puedan publicar en los timings establecidos. 

La redacción de los artículos ha de estar alineada con la guía de estilo de redacción creada, donde deberían determinarse aspectos como:

  • La longitud media de los artículos.
  • El tono.
  • El tiempo verbal.
  • En qué persona escribir.
  • Qué tipo de imágenes acompañarán al texto.
  • El uso de las negritas.
  • El uso de los bullet points, etc.

Este elemento unificado es muy importante para darle consistencia al blog y unificar su identidad corporativa.

A la hora de redactar y editar el contenido, no te olvides de tener presentes las directrices SEO necesarias para potenciar la posibilidad de posicionamiento de los artículos. Incluir la keyword en el título, subtítulos y a lo largo del texto, poner alt a las imágenes, estructurar bien el contenido y hacerlo visualmente más fácil de leer con negritas y bullet points son algunas de las claves.

En el siguiente artículo del blog te presentamos los puntos a tener en cuenta para optimizar bien tus artículos antes de su publicación.

New Call-to-action

8. Revisar y corregir

Por supuesto, antes de publicar los contenidos te conviene asegurarte de que estos han sido revisados. 

Normalmente, en función de la frecuencia de publicación, no escribe todos los contenidos una misma persona, sino que se cuenta con colaboradores o gente del equipo que lo hace. Por eso es importante que, una vez redactados los artículos, haya una persona encargada de revisarlos e indicar a los redactores si es importante añadir algunos cambios antes de la publicación final.

9. Selección de colaboradores

Como ya hemos avanzado en el punto anterior, en la estrategia de contenidos, muy probablemente, habrá varios redactores implicados en la elaboración de los artículos (ya sea porque es un volumen que no puede asumir una única persona o porque se requiere de expertos en cada una de las temáticas cuando estas son muy complejas).

Aunque este punto lo hayamos puesto al final por ser “opcional”, dentro del proceso lo deberías situar después de la organización y planificación.

Es decir, una vez sepas qué días vas a escribir sobre qué temática y keyword, podrás asociar cada una al redactor correspondiente encargado de escribir el post, ponerte en contacto con ellos y establecer los timings de entrega para poder revisar su trabajo y aplicar los cambios correspondientes a tiempo de su publicación.

4. Elementos a incluir en el calendario editorial (ejemplo de InboundCycle)

Ahora que ya conoces los pasos necesarios para poner en marcha un calendario editorial, vamos a ver cómo lo puedes poner en práctica y plasmarlo todo en tu blog. Vamos a repasar los elementos clave:

  • Día y mes de publicación: te hace falta tener una columna donde se incluya el día y mes de publicación de los artículos, teniendo en cuenta fines de semana y festivos.
  • Redactor: una columna en la que asignes a la persona encargada de redactar ese artículo, para que tenga visibilidad de qué artículos le corresponden y pueda organizarse. Si trabajas con colaboradores externos, y el redactor y el autor que aparecerá son personas distintas, podrías añadir dos columnas para diferenciarlo.
  • Tipo de post: puede ser que tengas diferentes tipos de artículos: posts basados en algún contenido de actualidad, posts más largos que el resto… Para los proyectos con los que trabajamos en InboundCycle marcamos el tipo de post en función de 1, 2 o 3. Siendo:
    1. Los posts habituales, de unas 700 palabras (la mayoría).
    2. Los posts más largos, de unas 1000 palabras (uno al mes).
    3. Artículos más “espontáneos” que hablan sobre algún aspecto de la actualidad del sector y no van vinculados a una keyword en concreto.
  • Temática: en esta columna registras la temática de cada post, para asegurarte de que quedan repartidas a lo largo del calendario editorial. Si trabajas con categorías más generales y luego temáticas más concretas en cada una de las categorías, igual te interesa añadir una columna extra.
  • Calls-to-action (CTA) a incluir: si llevas a cabo una estrategia de inbound marketing o de marketing de contenidos, seguramente ofrezcas otros tipos de descargables, como ebooks, infografías e incluso productos relacionados. Por lo que es importante indicar que CTA añades a cada artículo acorde con el contenido ofrecido.
  • Keyword a trabajar: así tendrás visibilidad de todas las keywords que ya has trabajado y las que faltan por trabajar. De esta forma puedes monitorizar su posicionamiento.
  • Título: para detectar más fácilmente cada uno de los artículos puedes añadir el título de cada uno en el calendario editorial. Comprueba que estos títulos no superan la longitud máxima para que aparezcan completos en los buscadores. 
  • Longitud del artículo: aunque ya lo habrás dejado indicado en función del “tipo de artículo”, es importante que quede lo más a la vista posible cuál es la longitud que ha de tener (aproximadamente) cada uno de los artículos.
  • URL documento: es conveniente que el primer borrador del artículo no se redacte directamente en el CMS, sino en un documento de GoogleDocs compartido. De esta forma resulta más fácil su revisión conjunta y que siempre sea posible recuperarlo. En este documento también debe constar la propuesta de backlinks, la metadescripción, así como las imágenes y recursos a incluir en el artículo.
  • Post revisado: añadir una columna indicado si ese artículo ya se ha revisado y la versión del documento es la definitiva te permitirá saber si ya se puede subir el artículo al CMS (Content Management System). 
  • URL draft: una vez confirmado que el post está aprobado, toca subirlo al CMS. Para hacer más fácil el localizar ese post en tu CMS, puedes incluir una columna que lleve directamente a su modo edición.
  • Post optimizado: una vez el artículo está subido al CMS, hay que acabar de editarlo, maquetarlo y optimizarlo. En esta columna sabrás si este paso ya se ha completado y el artículo está listo para programar.  
  • Post programado: si ya has programado el artículo para la fecha en cuestión, lo puedes dejar indicado en esta columna.
  • URL Definitiva: para acabar, añades también la URL del post publicado. Así lo tendrás a mano siempre que necesites acceder a él.

Este documento estará compartido con el equipo y los diferentes redactores y personas involucradas, por lo que es importante que sea autoexplicativo y que cada persona con acceso al documento solo complete las fases que le corresponden.

Por este motivo, una buena práctica es importante marcar las distintas columnas por colores en función de la persona encargada de llevar a cabo cada una de las fases. Si es una misma persona la que se encarga de todo el proceso, es posible que no haga falta que esté tan detallado.

5. Herramientas para crear calendarios editoriales

Para elaborar el calendario editorial puedes usar diferentes herramientas que te permitirán crearlo desde cero.

Todas las opciones son viables y todo depende del volumen y la complejidad del trabajo a realizar, ya que no es lo mismo si se hace individualmente que si hay detrás un equipo involucrado de gran tamaño.

Aquí van algunas de ellas:

Calendario editorial con Excel

Este es el método más tradicional, pero seguramente el más fácil y efectivo; de hecho, es el que utilizamos en InboundCycle, tanto para nuestro blog como para nuestros clientes. 

[PLANTILLA GRATUITA] Organiza tu estrategia de contenidos con este calendario  editorial

Los documentos Excel son perfectos para elaborar los calendarios, ya que puedes añadir tantas columnas como quieras y organizar el documento a tu gusto. 

Te recomendamos usar Google Spreadsheets de Google Drive, ya que, al ser online, se pueden compartir fácilmente con otras personas y editarlos a la vez, controlando los permisos en cada caso.

Calendario editorial con Google Calendar

Otra herramienta para tu calendario editorial es Google Calendar. Con ella también podrás compartir esta herramienta con otras personas e indicar qué contenido se publica cada día. 

Calendario editorial con Trello

Trello es un software de edición colaborativa muy útil para asignar tareas a diferentes personas y estar coordinados.

A partir de la creación de tarjetas organizadas por columnas, puedes ir clasificando y dando visibilidad de las diferentes fases por las que se encuentra la creación de los contenidos. De hecho, es la herramienta que utilizamos internamente para generar el contenido del blog de InboundCycle con todo el equipo.

Calendario editorial con plantillas online y plugins

En internet existen diferentes plantillas y plugins que te puedes descargar e instalar para crear el calendario editorial del blog.

Además, los plugins también son una buena manera de tenerlo todo integrado en el mismo CMS como Wordpress, aunque es verdad que no tiene las mismas funcionalidades o es tan flexible como Wordpress. Aquí van algunos enlaces:

Calendario editorial, la clave del éxito de tu blog

Como has visto, trabajar a partir de un calendario editorial es primordial para tu estrategia de marketing de contenidos y el posicionamiento SEO de tu blog. La implementación de esta herramienta te aporta numerosas ventajas organizativas, a la vez que te facilita una consistente mejora de resultados. 

Siguiendo los pasos que te he explicado, montar el esqueleto de un calendario editorial te resultará muy sencillo. Recuerda que lo puedes customizar a tu medida, incluyendo aquellos apartados que consideras indispensables. Cuando empieces verás que, aunque se parta de la misma plantilla, cada calendario editorial es un mundo.

¿Listo para experimentar una forma más efectiva de organizar tu contenido online en los distintos canales? ¿Preparado para multiplicar el atractivo y la eficiencia de tu blog?

Haz clic aquí para descargarte la plantilla "Plan de social media en 7 pasos"

También te pueden interesar...

Cómo definir tu buyer persona: 5 claves a considerar
¿Qué es el outbound marketing? Ejemplos y direfencias con el inbound
Diferentes estrategias a corto y largo plazo de inbound marketing

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos