<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Black Hat SEO: qué es y cómo protegerte

New Call-to-action

Conocer el Black Hat SEO supone conocer la parte más oscura (y por muchos incluso temida) del posicionamiento web. Una palabra que, como si del nombre del "malo" de Harry Potter se tratara, está considerada incluso tabú entre algunos perfiles profesionales del marketing online. ¿Cómo combatirlo?

Bajo mi punto de vista, una de las mejores cosas que puedes hacer con el black hat es por lo menos conocerlo, saber que su existencia no es menos cierta que los ataques Ddos que se producen a diario en la web y al menos entender la forma más básica de protegernos...

¡Pero espera! Antes de nada deberíamos entender qué es exactamente eso del Black Hat SEO y por qué muchas veces en marketing online se hace un uso inadecuado de esta expresión, tan desconocida como poderosa. ¡Veámoslo!

¿Qué es el Black Hat SEO?

Desde un punto de vista completamente estricto y técnicamente riguroso, el black hat vendría a ser cualquier tipo de práctica de SEO que contradiga las directrices de Google a la hora de conseguir mejores rankings.

El problema es que esta definición ("cualquier cosa que se salga de lo que Google estrictamente nos recomienda") abarca demasiadas situaciones que cometemos todos casi a diario sin darnos cuenta y mucho menos sin pensar que estamos haciendo black hat.

Google tiene una premisa única que nos recomienda seguir, y es la siguiente: "crea contenido único y útil para el usuario y posicionarás".

Pero entonces, ¿y si le pido un enlace a un amigo? ¿Y si yo mismo llevo a cabo un guest post en el blog de otro blogger con el fin de llevarme su enlace? ¿Y si escribo contenidos tratando de predecir la demanda (usando por ejemplo SEMrush o keyword planner para encontrar palabras clave) en lugar de hacer únicamente contenidos para mis usuarios?

Técnicamente está catalogado como black hat en la medida en que no es lo que el buscador aconseja desde sus directrices generales para webmasters.

Lógicamente, luego, desde la práctica cotidiana de todos los que trabajamos en internet, no se aplica.

En términos generales no se considera que un SEO freelance haga black hat consiguiendo un enlace de calidad y temática relacionada a uno de sus clientes, o que una agencia haga black hat para tratar de encontrar palabras clave que posicionarán mejor en Google.

Las personas que trabajamos el posicionamiento web solemos utilizar el término black hat para referirnos a prácticas mucho más ilícitas y, en ocasiones, mucho más agresivas que poco tienen que ver con las situaciones mencionadas anteriormente.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

5 técnicas del Black Hat SEO

Para terminar de entender en qué consiste el Black Hat SEO, también es importante conocer las técnicas que se suelen considerar como tal:

1. Contenido duplicado

El mejor contenido es el que es original, por tanto debemos evitar copiar contenido en todo momento. Un contenido duplicado es aquel idéntico a otro ya publicado, algo que Google gestionará priorizando uno y ocultando el otro en sus resultados de búsqueda.

Aquí tienes un vídeo con la explicación en detalle:

2. Contenido oculto

Otra técnica de black hat bastante popular pero ya algo antigua consiste en insertar el máximo de palabras clave posibles y enlaces relevantes en un texto oculto del contenido. 

Para ocultar el texto, es habitual utilizar el mismo color de fondo de la página o reducir el tamaño de la fuente a 0, sin embargo Google ha desarrollado maneras de identificar esta mala práctica y penalizarla.

3. Keyword stuffing

Esta técnica es una de las más utilizadas, y consiste en insertar la palabra clave de interés en un contenido el máximo número de veces posible y de manera abusiva, con el objetivo de intentar aumentar la relevancia de la página para buscadores y lograr la primera posición. 

Sin embargo, esta práctica acababa convirtiendo los contenidos en textos poco naturales, de poca calidad y difíciles de leer para el usuario. Por lo que Google comenzó a reducir la relevancia de la densidad de palabras clave en los contenidos, llegando incluso a penalizar el uso excesivo. 

4. Enlaces de pago

Otra técnica muy habitual que consiste en pedir a sitios web de relevancia que inserten un link a tu página a cambio de una recompensa, ya sea monetaria o de algún tipo de servicio, producto o descuento.

Aunque es complicado que Google logre identificar todos los enlaces de pago, es importante cubrir algunos puntos para que no nos penalicen por ello:

  • Que el enlace insertado sea relevante para el tipo de contenido publicado en la web donde se inserta. 
  • Que en un mismo día haya intercambio de links
  • Que se inserten muchos enlaces a al misma fuente a la vez. 

Te recomiendo evitar estas prácticas, lo ideal es ser capaces de crear contenido de calidad para generar esos enlaces pero de manera natural.

5. SEO negativo

El SEO negativo consiste en poner en marcha acciones que perjudiquen el SEO de otra página, como pueden ser:

  • Inserción masiva de enlaces de mala calidad en los comentarios.
  • Inserción de enlaces de buena calidad pero de manera sospechosamente rápida. 
  • Comentarios negativos en plataformas como Google My Business o Tripadvisor.

Por suerte, Google cuenta con algunas soluciones para estos casos, como la posibilidad de eliminar enlaces maliciosos desde Google Search Console, o denunciar comentarios sospechosos desde Google My Business.

¿El Black Hat es peligroso para mi negocio?

Como cualquier cosa del mundo mal usada o en malas manos, puede ser peligrosa. Un cuchillo que sirve para cortar la comida puede resultar peligroso, incluso el SEO "white hat", basado en contenidos, también puede ser peligroso si se genera mucho contenido escaso y de poca calidad.

El black hat no es peligroso, lo peligroso son las personas dispuestas a utilizar el black hat para "atacar" una web, cosa que se ha hecho; mientras estás leyendo este artículo se está haciendo y en el futuro, por desgracia, también se hará. 

La forma más común de ataque que a día de hoy se replica a diario en cientos de webs es la de ataque por backlinks tóxicos o enlaces perjudiciales.

Yo mismo, en el verano de 2015, sufrí por primera vez uno de estos ataques en primera persona y las consecuencias fueron nefastas en el momento de aparecer Google Penguin, el algoritmo de Google encargado de penalizar a las páginas que hayan realizado un mal uso de sus enlaces entrantes.

Un ataque de enlaces tóxicos consiste en lo siguiente: el webmaster atacante consigue una buena cantidad de enlaces de baja calidad, considerados spam a ojos de Google, y hace que todos ellos apunten a nuestra propia página, de tal modo que consigue engañar a Google, el cual cree que hemos sido nosotros mismos los que nos hemos colocado de forma artificial esos bakclinks (con el fin de "posicionar mejor").

La acción, llevada a cabo por el buscador a través de Google Penguin, consiste en penalizar nuestra página reduciendo de forma drástica el tráfico web del que gozaba hasta el momento.

¿Cuál es la forma más efectiva de defenderse del black hat?

Si hablamos de técnicas black hat más avanzadas que el típico ataque de enlaces tóxicos, entonces llevar a cabo una defensa efectiva puede ser realmente complicado, ya que cada vez las formas de ataque en la web son más sofisticadas. 

Desde mi punto de vista, contar con un buen equipo de Sysadmin es una de las mejores cosas que puedes hacer.

Aquí te facilito un artículo de Luis M. Villanueva donde se habló en profundiad de este tipo de técnicas black hat más avanzadas.

Por otro lado, si lo que recibes es el típico ataque de enlaces tóxicos, lo mejor que puedes hacer es usar la herramienta Disavow Tool de Google, a través de la cual podrás decirle al buscador cuáles de tus enlaces entrantes son los que no debería tener en cuenta.

¿Quién puede tener interés en atacarme?

Has de saber que lo más común es que la persona que te realice un ataque de SEO negativo sea alguien de tu competencia. Es lo más frecuente, aunque también muchas veces se da el caso de que simplemente lo hace una persona por un motivo tan primario y antiguo como la envidia, o sencillamente gente aburrida frente al ordenador.

En cualquier caso, es importante conocer todo esto para que, si llega el momento, ¡no nos pille por sorpresa!

New Call-to-action

También te pueden interesar...

Community manager: qué es, funciones y 10 mandamientos
Branded content: qué es, cómo incluirlo en tu estrategia y 4 ejemplos
Clickbait: qué es esta técnica y cómo puedes aprovecharte de ella correctamente

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos