<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Porcentaje de rebote: cómo modificarlo para mejorar tu analítica inbound

A la hora de gestionar correctamente cualquier proyecto de inbound marketing es necesario comprobar la evolución de diferentes métricas. Uno de los puntos que mayor control requiere es el funcionamiento de una página web, y para hacer seguimiento de ello es muy común emplear Google Analytics.

Esta herramienta gratuita de Google ofrece muchas métricas para conocer el funcionamiento de un site, pero una de las más importantes para los equipos de marketing es el porcentaje de rebote. Este indicador, que Google Analytics recoge de manera automática, puede tener múltiples lecturas y se puede configurar para extraer los mejores insights para tu proyecto de inbound marketing. En este post te explico cómo.

Breve definición del concepto de porcentaje de rebote

El porcentaje de rebote es una medida que tiene en cuenta la proporción de usuarios que entran en una página de tu web y se marchan sin realizar una interacción. Es decir, son usuarios cuya visita consta únicamente de 1 página vista porque no prosiguen su navegación por tu site.

Un claro ejemplo de esto se encuentra en las entradas del blog que compartimos en redes sociales. Imagínate que un usuario hace clic en el link que has compartido, lee el artículo y se va de tu site. Esto origina un porcentaje de rebote del 100%, ya que el usuario no ha ido más allá de la propia página.

Un alto porcentaje de rebote suele tomarse como un indicador de que hay algo que funciona mal en la web. Existen muchos motivos por los que puede darse esta situación:

  • El sitio no dispone de enlaces a otras páginas como, por ejemplo, el caso de las landing pages.
  • El código de seguimiento está mal integrado y, por ello, Google Analytics no hace seguimiento de todas las páginas.
  • El diseño del site no es amigable para los usuarios y dificulta su navegación.

¿Crees que un porcentaje de rebote alto únicamente es un indicador de que algo va mal?

porcentaje de rebote.jpg

New Call-to-action

Por qué no es la forma óptima de evaluarlo en un proyecto de inbound marketing

Depende. Esa es la respuesta que podemos dar a la pregunta del apartado anterior. Un bounce rate elevado no tiene por qué ser sinónimo de que algo no funciona correctamente en tu página web y los visitantes huyen de ella rápidamente.

Y es que esta métrica nos puede indicar tanto que el usuario no ha visto satisfecho su objetivo al visitar esa página como que ha entrado con un único propósito que se ha visto cubierto con la información disponible en esa URL, ya que el único criterio que se tiene en cuenta es el de las páginas visitadas en una sola sesión.

Como se puede observar, ambas situaciones se encuentran en puntos extremos, por lo que una mala interpretación de la causa de un porcentaje de rebote elevado puede conducir a conclusiones erróneas.

En el caso de un proyecto de inbound marketing, por ejemplo, uno de los principales pilares de captación de visitantes es el tráfico orgánico: perseguimos el objetivo de posicionar artículos por palabras clave que son relevantes para el buyer persona. Si el post que rankeamos responde a la perfección a la consulta del usuario, es posible que el usuario revise el artículo, se sienta satisfecho con esa información y se vaya de la página sin realizar más acciones.

Por lo tanto, teniendo esto en cuenta, en un proyecto de inbound marketing esta métrica puede no estar dándonos información relevante para mejorar una campaña y sus resultados.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

2 alternativas para modificarlo y mejorar tu analítica inbound

Después de lo anteriormente mencionado, es muy importante que conozcas con más detalle y precisión cuál es tu porcentaje de rebote.

Pero ¿cómo puedes conseguir datos más fiables? La respuesta se encuentra modificando la manera de contabilizar el porcentaje de rebote para que te proporcione datos que realmente te permitan saber si los contenidos que ofreces son relevantes o no para tus usuarios.

Para ello hay dos formas de hacerlo:

  1. Por tiempo: en este caso, indicaremos a Google Analytics que dejen de contarse dentro del porcentaje de rebote aquellas visitas con una duración superior a X segundos.
  2. Por finalización de lectura: en este, indicaremos a Google Analytics que no formen parte del rebote aquellas visitas que llegan a un determinado punto de la página (habitualmente, al final del texto).

1. Modificar el porcentaje de rebote por tiempo

Empezaremos viendo cómo modificar el porcentaje de rebote para que este no cuente a partir de X segundos.

Para aplicar esta modificación debes añadir una línea de código justo antes del cierre del script de seguimiento de Google Analytics de tu site.

En concreto, debes añadir la siguiente línea, que te explico cómo adaptar a continuación:

setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Nombre del evento’,’Tiempo superior a 2 minutos en la página’)”,120000);

  • Sustituye ‘Nombre del evento’ por el nombre con el que quieras identificar esta interacción.
  • Sustituye ‘Tiempo superior a 2 minutos en la página’ por una descripción de la acción que detonará el cambio en el porcentaje de rebote. Si el tiempo medio de lectura de tus artículos es de 3 minutos, por ejemplo, puedes modificar esta cifra únicamente.
  • Sustituye ‘120000’ por el número de milisegundos al que se corresponda el tiempo que quieres usar como trigger. Si indicas 3 minutos, deberás cambiar esta cifra por 180000, por ejemplo.

A partir del momento en el que lo añadas a tu código, dejarán de contar como rebote todas aquellas visitas que superen el tiempo en página que has indicado, aunque no hayan hecho ninguna interacción.

2. Modificar el porcentaje de rebote por lectura

Por otro lado, para modificar el bounce rate en función de si el usuario ha llegado al final del contenido, debes introducir un código de evento en la parte de la página que sea la “meta” a la que deseas que llegue el usuario. En mi caso, yo lo he colocado justo antes del apartado de comentarios del blog, al final del artículo.

En este caso el código que debes usar es el siguiente:

<script>
ga('send', 'event', 'sin rebote', 'final de post', 'Post del blog’);
</script>

A partir del momento en el que añadas este script a la plantilla de tus posts, dejarán de contabilizarse dentro del porcentaje de rebote aquellas visitas que lleguen a esa determinada parte de la página, aunque no hayan hecho ninguna interacción.

Ambos sistemas son igual de útiles, pero con una única diferencia: con el primero te aseguras de que se aplique el mismo estándar a toda tu página web, mientras que con el segundo sistema deberás asegurarte de que colocas el script en todas las plantillas que uses dentro del site.

En nuestro caso, por ejemplo, el código de finalización de lectura está colocado en la plantilla que se usa para los posts individuales y también en el listado de posts, pero no en otras templates de la web, por lo que las cifras de rebote cambian mucho de una página a otra.

Estas dos modificaciones te permitirán entender mejor la navegación del usuario y analizar qué páginas no cumplen con el objetivo marcado en tu proyecto de inbound marketing.

Y tú, ¿conocías la posibilidad de modificar la métrica del porcentaje de rebote? ¿Lo has aplicado a tu página web? ¿Qué resultados te ha dado? ¡Comparte tus experiencias conmigo en el área de comentarios! :)

New Call-to-action

También te pueden interesar...

Cómo elaborar un informe para presentar mejor los resultados de tu estrategia
¿Por qué el bounce rate no es significativo en inbound marketing?
5 vídeos sobre analítica de resultados y ROI que no te puedes perder

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos