<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Content Mapping o Mapa de Contenidos: ¿qué es?

 Haz clic aquí para descargarte la guía "Contenidos: el pilar del inbound  marketing"

Como seguramente ya sabes, el inbound marketing se basa en cuatro fundamentos: el posicionamiento en buscadores, las redes sociales, la analítica web y el marketing de contenidos.

En los últimos años, este último está creciendo a una gran velocidad y se está convirtiendo en la pieza clave. ¿El secreto? Compartir contenido relevante y valioso para el público objetivo que nos permita establecernos como expertos en nuestro campo. Acompañar al usuario en su proceso de compra permitirá que la conversión a futuro cliente sea mucho más factible.

Pero para que el marketing de contenidos sea realmente efectivo, el contenido creado debe ser realmente útil y significativo para nuestro público objetivo. Este contenido, después, deberá ser optimizado para buscadores para que así pueda ser encontrado con más facilidad.

Sin una estrategia de contenido de valor difícilmente conseguirás cerrar este círculo. ¿Cómo podemos asegurarnos de que cumplimos con este objetivo? Con herramientas como el content mapping, también conocido como “mapa de contenidos”.

En este artículo hablaremos sobre qué es un mapa de contenidos, qué necesitas para crearlo y qué tipo de formatos se incluyen en él.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Qué es un mapa de contenidos?

El mapa de contenidos es una herramienta que te permite entregar el contenido adecuado a la persona correcta en el momento preciso. El objetivo es que el usuario pueda encontrar información de su interés en tu página web, sea cual sea el momento del proceso de compra en el que se encuentre.

¿Para qué sirve el mapa de contenidos?

Si estás llevando a cabo una estrategia de marketing de contenidos, crear un mapa de contenidos es un paso esencial. A continuación te explico qué ventajas tiene y qué te permite hacer esta herramienta:

  • Auditar tus contenidos actuales e identificar posibles fallos en tu estrategia. 
  • Ofrecer contenido interesante para tus usuarios, sea cual sea el momento del proceso de compra en el que se encuentran.
  • Crear cadenas de contenido automatizadas, lo que conocemos como “automatización del marketing”, para acompañar a los usuarios en su proceso de compra.

¿Qué necesitas para crear tu content map?

Crear tu mapa de contenidos para implementar en tu estrategia es sencillo, pero antes de hacerlo es muy importante que conozcas a la perfección estos dos elementos

1. Tu buyer persona

Es fundamental que conozcas en profundidad el perfil de tu cliente ideal: sus necesidades, sus preocupaciones, sus intereses, sus preferencias a la hora de consumir contenido…

Toda esta información te ayudará mucho a la hora de crear un mapa de contenidos, pues sabrás identificar mejor sobre qué temas escribir, con qué formatos presentar el contenido, en qué canales distribuirlo, etc.

New Call-to-action

2. Su proceso de compra o buyer’s journey

También es crucial que conozcas el proceso de compra de tu público objetivo. Es decir, el recorrido que tu buyer persona hace desde el momento en el que le surge una necesidad y empieza a investigar cómo resolverla hasta que realiza una compra o contratación.

Este “viaje” se puede dividir en tres etapas:

  • Descubrimiento o toma de conciencia (Awareness). El usuario descubre que tiene cierto problema o necesidad, y quiere resolverlo. Empieza a realizar búsquedas introductorias relacionadas con la problemática, no con el producto. Su intención es educarse para entender su situación. 
  • Consideración (Consideration). En esta fase, el usuario investiga y evalúa las distintas alternativas para solucionar su problema y así poder elegir cuál encaja mejor con su situación.
  • Decisión (Decision). Finalmente, el usuario apuesta por una de las alternativas y busca el mejor proveedor para llevarla a cabo.

La combinación de estos dos elementos, conocer el buyer persona y su proceso de compra, nos permite crear una matriz en la que listar los contenidos que tenemos actualmente y planificar los futuros.

[Guía gratuita] El papel de los contenidos en el funnel de inbound marketing

Mapa de contenidos B2B y B2C

Dependiendo de cuál sea el público al que diriges tus contenidos, podemos encontrar dos tipos de mapas de contenidos distintos: 

  • B2B: cuando tus clientes potenciales son otras empresas, los procesos de compra habitualmente son más largos y complejos. En este caso, necesitarás más contenidos para convencer (en la fase dos del proceso de compra, Consideration).
  • B2C: si tu negocio está dirigido al consumidor final, deberás entender bien qué FUD (fears, uncertainties, doubts) tiene el usuario y preparar el contenido acorde con él. Si se trata de una compra impulsiva, por ejemplo, puedes crear más contenido relacionado con la fase de decisión. En sectores vinculados a hobbies (por ejemplo, maquillaje, alimentación, motor…) trabajar la fase de awareness con contenidos no relacionados con la compra te puede ayudar a trabajar tu posición de experto en el mercado. 

¿Qué formatos de contenido se incluyen en el content mapping?

En función de tu buyer persona y sus preferencias en el consumo de información, puedes apostar por incluir unos formatos u otros en tu mapa de contenidos. 

Algunos de los formatos más habituales, ordenados de los más comunes en la fase Awareness a los propios de la fase Decision, son:

  • Posts: son los artículos para el blog. Son ideales para la fase Awareness porque, si están bien optimizados para SEO, posicionan muy bien y consiguen que más visitantes entren en tu web. Además, la mayoría de los usuarios los valoran y consumen. 
  • Ebooks o guías: son contenidos descargables que nos aportan un valor añadido, una versión extendida de un post, y normalmente se entregan a cambio de entrar cierta información en un formulario.
  • Quiz o encuestas: son test para que el usuario participe e interactúe más con tu página, y si permites que se puedan compartir los resultados, esto llegará a más público y tiene mucho potencial de viralización.
  • Vídeos: para aquellos que prefieren consumir información en formato visual, este tipo de contenido es perfecto para crear tutoriales y otro tipo de material formativo o explicativo. 
  • Infografías: es otra manera más visual de compartir datos e información, pues su formato compacto permite que sea posible compartirlo fácilmente y que se pueda llegar a viralizar. 
  • Checklists: son listas en las que uno puede ir marcando tareas, ideales para simplificar procesos. 
  • Webinars: son sesiones online, en directo o grabadas, en las que un experto imparte una especie de clase sobre un tema concreto. 
  • Casos de éxito y testimoniales: típicos de la fase Consideration, son formatos en los que un cliente comparte cuál fue su proceso de compra y su posterior decisión, y expresa cómo de contento está de haber tomado esta decisión.  
  • Comparativas: es una fórmula muy útil para comparar productos, servicios, herramientas, etc. y ahorrar un gran trabajo de investigación al usuario. Se suele ofrecer en una guía descargable o en una página en abierto, donde es fundamental ser objetivo y utilizar criterios fácilmente contrastables para que el usuario pueda valorar cuál es la mejor solución para él. 
  • Demos, trials y asesorías: propios de la fase Decision, estos formatos permiten al usuario conocer mejor el producto a través de demostraciones, pruebas gratuitas o consultorías específicas.
  • FAQ: finalmente, son también un elemento fundamental de la fase Decision las páginas de dudas frecuentes, pues se adelantan a las necesidades del usuario y resuelven dudas que pueden ser cruciales en su proceso de decisión. 

Ahora que ya sabes qué es el content mapping y en qué formatos suele encontrarse, ¡es el momento de aplicarlo a tu negocio! Es fundamental que en cualquier acción de marketing de contenidos construyas como base una buena estrategia, y para ello debes invertir tiempo en crear herramientas como esta.

Recuerda que, al fin y al cabo, un mapa de contenidos es más o menos como un mapa de carretera: si sabes dónde quieres llegar, ¿por qué no usarlo para ir sobre seguro? Si no, es posible que te pierdas, te pongas a dar vueltas y tardes mucho más en llegar a tu destino… El content mapping, en cambio, te asegura que todo esfuerzo tendrá su recompensa porque el contenido que has creado se adaptará a lo que necesita tu público.

Si has usado el content mapping en una estrategia de contenidos recientemente… ¡Anímate a contarme cómo te ha ido en la sección de comentarios!

New Call to action

También te pueden interesar...

Zapier: qué es, cómo funciona y precios
9 tips para fidelizar clientes con tu lead nurturing
Marketing automation de fidelización: qué es y en qué se diferencia del inbound customer service

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos