<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Lo que todo content manager debería saber del content shock si quiere sobrevivir [+Vídeo]

El mundo no se para, la tecnología avanza cada día más rápido y son más las cosas que demandan nuestra atención. Esto nos afecta a todos a partes iguales, creadores de contenido y consumidores.

En nuestro caso, todo creador de contenido ha sido y es consumidor en otras áreas de su vida, y sabe lo difícil que es encontrarle algo que capture realmente su atención más de 60 segundos.

Ellias Saint Elmo Lewis creó en 1899 la fórmula AIDA. ¿Qué nos dice esta fórmula básica del marketing?

  • Atención.
  • Interés.
  • Deseo.
  • Acción.

Todo empieza en la atención y continúa con el interés que propicia el deseo y que permite la acción. La problemática es que la infoxicación o content shock ha generado una atmósfera con tal cantidad de ruido que captar la atención de nuestra audiencia se hace cada vez más complicado. 

¿Esto qué provoca en el consumidor? Tiene tanta oferta que le cuesta decidir y, en muchos casos, sufre parálisis por análisis. Yo mismo tengo Movistar+ en casa principalmente para ver mis series favoritas, tipo Mr. Robot y Juego de Tronos, lo típico. También tiene una sección tremenda de películas y alguna vez, como cinéfilo que soy, me meto con ganas de ver una peli pero termino saturado de tanta oferta que al final no termino viendo ninguna. Esta tonta situación es trasladable a muchas otras situaciones de nuestra vida. 

¿Sabes qué sucede en internet cada 60 segundos? A principios de agosto, en Smart Insights publicaron esta infografía que habla por sí sola.

que-pasa-en-internet-en-60-segundos.jpgFuente: Smart Insights

Estos elementos de la vida moderna hace tiempo que pusieron nuestra capacidad de atención al límite. A día de hoy estamos sobresaturados, infoxicados.

Pero, ¿iremos aumentando nuestra capacidad de atención en las siguientes generaciones? Sí, solo que la evolución biológica tiene un ritmo de tortuga en comparación con el Ferrari de la tecnología.

Si te dedicas a la comunicación debes de saber esto que te voy a contar, porque lo mismo que te pasa a ti como ser humano del siglo XXI, también le sucede a tu público objetivo.

El ser humano tiene ciclos de atención de 90 minutos y luego subciclos de 15 minutos. Cada interrupción y distracción nos hace perder la concentración, y hasta que volvemos a entrar en un estado de flujo pueden pasar 5 minutos. Según las personalidades y los estados emocionales, hasta puede llevar más tiempo.

Quizás tú todavía no hiciste una toma de conciencia real del problema y pienses que esto no es para tanto, que tu capacidad de atención sigue siendo la misma que la de hace años.

Genial, te propongo que veas el siguiente vídeo y continuemos para sacar conclusiones y soluciones de esa situación.

Increíble, ¿verdad?

Como acabas de vivenciar, nuestra capacidad de atención es limitada.

Bueno, dejemos de lado las curiosidades de nuestro cerebro y volvamos al foco de la cuestión: sobrevivir al content shock.

El término content shock fue catapultado a la red en 2014 por Mark W. Schaefer: http://www.businessesgrow.com/2014/01/06/content-shock/. Esta es su definición del fenómeno:
La naciente época del marketing está creando exponencialmente contenido que se cruza con nuestra limitada capacidad humana para consumirlo”.

¿Cómo se soluciona? ¿Creando más contenido para ver si cuantas más veces hablo logro superar el content shock? No creo que sea la mejor opción, solo agrava el problema. Es como meterse en una guerra de precios, solo que en vez de reducir los márgenes estamos reduciendo las posibilidades de atención de nuestro público. Lo cual, al final, viene a ser lo mismo, ya que sin atención no se puede vender.

Para saber esto no hace falta ser un director de marketing. Cualquier comerciante de mercadillo lo sabe muy bien cuando ofrece a viva voz y de manera humorística sus productos, da igual que sean naranjas o ropa interior. Ellos saben que sin captar la atención del transeúnte no venden.

Cuanto más ruido inunde la vida moderna, será más difícil lograr tráfico, capturar la atención de nuestro público y retenerle.

Cómo sobrevivir al content shock

La solución tiene dos partes.

Por un lado de enfoque de trabajo, el sistema, en el que como mínimo debemos tener en cuenta estos tres puntos:

1) Sin buyer persona no hay paraíso

Como se explica perfectamente en este blog, el buyer persona es un arquetipo de nuestro cliente ideal. Contiene datos sociodemográficos concretos e información sobre aspectos como su conducta online, personal, profesional y de la relación con la empresa que ofrece este producto o servicio.

Cuanto más sabemos de nuestro interlocutor, más interesante, cercano y persuasivo podemos hacer nuestro mensaje, nuestro contenido, para poder capturar su atención. Suena lógico, ¿verdad?

2) Proceso de compra

El contenido, siempre que se pueda, debe estar optimizado para el SEO, y también para el proceso de compra de nuestro buyer persona teniendo en cuenta sus tres fases fundamentales:

fases_proceso_compra.png
Cada contenido solucionará y cubrirá una serie de inquietudes y necesidades que no serán las mismas en una base de toma de conciencia que cuando están buscando elementos para tomar una decisión de compra (acción).

3) La pirámide de creación de contenido

Si a nuestro cerebro le gusta la diversidad, vamos a dársela nosotros con diferentes tipos de contenidos: cómo se hace, casos de estudio y de éxito, reviews, entrevistas, etc. Así ellos asociarán nuestro marketing de contenidos a algo fresco y no siempre a lo mismo una y otra vez.

Hace tiempo vi por Twitter esta imagen, lástima que no venía la fuente ni ninguna marca de agua para conocer su creador:

Piramide_alimenticia_de_contenidos.jpg

La segunda parte de la solución es el formato del contenido

Existe más mundo a parte del contenido en texto con alguna que otra imagen de aderezo. Podemos y debemos apoyarnos en: infografías, audios y vídeos.

Es de estos dos últimos, especialmente el vídeo, del que te quiero hablar. Pero para ser coherente con el mensaje, voy a dejar de lado el teclado y voy a por la cámara de vídeo.

Content shock: al problema biológico, solución emocional y visual

Lo dicho. Dedicamos mucho tiempo, dinero y recursos a la generación de contenidos en internet.

Publicar contenido por publicarlo, sin un "para quién", "para qué", un "por qué" y un "cómo", provocará un aumento de la gravedad del content shock.

Existe mucha oferta de contenido, pero poco contenido excelente y dirigido de manera excelente a un público objetivo.

Serán los muy grandes y los muy listos y preparados los que prevalezcan en el futuro.

Quizás deberíamos crear un juramento hipocrático para los bloggers y content managers con mensajes del tipo: “No publicaré más recopilatorios de bancos de imágenes ni haré retweets a un post sin haberlo leído antes y verificado que aporta algo de valor”.

¿Cuál es tu opinión? ¿El marketing de contenidos está en coma fruto de la infoxicación? ¿El panorama es tan drástico como menciono en el videopost?

Y, para terminar… ¿crees que el audio y el vídeo terminará devorando a su hermano mayor (o más viejo) el texto?

New Call to action

También te pueden interesar...

¿Qué es el marketing de guerrilla? Ventajas, tipos y ejemplos reales
Core Web Vitals de Google: qué son y cómo mejorarlas para el SEO
Marketing digital en Instagram: 7 beneficios de incorporarlo a tu estrategia

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos