<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

La canibalización de palabras clave y cómo solucionarla

Una de las situaciones más comunes en las páginas web generadoras de contenido que escriben artículos a lo largo de un período prolongado de tiempo es la canibalización de palabras clave. ¡Quédate con este concepto!

palabras-clave.jpg

La denominación "canibalización de palabras clave" entra dentro de las acepciones que podemos encontrar en el mundo del SEO, y trae muchos quebraderos de cabeza a webs y sobre todo blogs que gestionan grandes equipos de redacción, como periódicos digitales o redes de blogs en mayor o menor medida.

No obstante, la canibalización no siempre tiene que ser necesariamente mala. A continuación vamos a explicar en qué consiste así como todo lo que deberías saber de ella y cómo solucionarla. ¡Te interesa!

¿Qué es la canibalización de palabras clave? 

La canibalización hace referencia a cuando, para una misma palabra clave, rankeamos con varios artículos o páginas de nuestra web o blog.

Generalmente es mala porque Google no te suele permitir rankear tú mismo "varias veces" para una misma keyword dentro de tus resultados, por lo tanto, si así ocurre, te suele asignar rankings peores.

Por ejemplo:

Estamos rankeando para la palabra "inbound marketing".

Imagina que tenemos 2 artículos con estos títulos:

1. ¿Qué es el inbound marketing?

2. Qué deberías saber del inbound marketing

En ambos casos la palabra clave a posicionar es "inbound marketing".

Con el artículo número 1 conseguimos llegar a primera página, Top 9.

Con el artículo número 2 conseguimos llegar a segunda página, Top 15.

Google no permitirá que subamos con los dos (en teoría, porque para algunas SERPS muy determinadas sí lo hace) a primera y segunda posición, por lo tanto nos asigna un ranking "peor" porque las keywords "se canibalizan".

De este modo, si nosotros eliminamos el artículo número 2 o lo redireccionamos hacia el artículo número 1 es muy probable que el 1 pase de la posición 9 a la posición 3 (por poner un ejemplo), puesto que ya no existiría canibalización y Google no tendría dudas de asignarnos el ranking definitivo que merecemos. 

¿Cómo detectar la canibalización de palabras clave? 

Es un proceso bastante pesado y mecánico a través del cual hay que picar bastante piedra.

Por un lado, tenemos la teoría de que si tú eres el webmaster de tu web deberías más o menos conocer sobre qué conceptos has ido escribiendo a lo largo del tiempo, y si no tienes una cantidad muy grande de entradas, detectar la canibalización es bastante sencillo (básicamente consistiría en detectar entradas o posts que hablen "de lo mismo").

 

Pero claro, esta circunstancia no siempre se da, y muchas veces en medios digitales o equipos compuestos por varios redactores es mucho más complicado llevar este tipo de control manual.

Si estás en este segundo caso, una buena práctica puede ser adoptar como una "obligación" buscar a través del típico buscador del blog si ya existe una entrada abordando el concepto sobre el que queremos escribir.

También podemos observar a través de Analytics cuáles son nuestros posts con más cantidad de tráfico e ir bajando por todos ellos en forma descendente para comprobar que ninguno versa sobre el mismo tema con exactitud.

También tenemos que aprender a diferenciar "qué es igual" y "qué no lo es".

Por ejemplo, estos dos posts:

  • ¿Qué es el marketing digital?

  • ¿Dónde estudiar marketing digital?

¿Se canibalizarían?

La respuesta es que no necesariamente.

Si en los dos hacemos dos artículos pilar muy extensos y abordamos el marketing digital "en general", sí se podrían llegar a canibalizar.

Pero si en el primero escribimos un pequeño post (pequeño porque debería ser preciso) completamente orientado a su palabra clave long tail, donde solo se da una definición de "marketing digital", y en el segundo post solo hacemos un listado de escuelas de negocio donde estudiar marketing, no tendrían por qué canibalizarse.

Si los contenidos abordan conceptos parecidos pero distintos y los abordan bien, es decir, de manera concreta, no se produce la canibalización, ya que Google entiende que la intención de búsqueda del usuario que busca "qué es marketing" y el que busca "dónde estudiar marketing" es distinta.

El primero idealmente (si ha realizado su búsqueda bien) querrá conocer la definición de esta disciplina profesional y el segundo querrá ver dónde puede estudiarla.

Si Google es capaz de diferenciar qué post es para cada cosa nunca tendrás problemas con la canibalización.

La canibalización solamente se produce cuando abordas un mismo concepto desde varias URL diferentes y Google no termina de saber cuál mostrar o cuál le otorgará la respuesta más precisa a sus usuarios. 

¿Cómo solucionarla?

Se puede hacer esencialmente de dos formas:

  • O bien borrando uno de los contenidos que canibaliza (el que menos visitas tiene).

  • O bien haciendo una redirección 301 del que menos posiciona hacia el que más posiciona.

La segunda suele ser la forma "más SEO correcta" de hacerlo, aunque siempre tienes que tener cuidado con el tema de las redirecciones 301.

Antes de llevarla a cabo tienes que coger los dos posts y ver cuál es el que rankea más y cuál es el que rankea menos.

Para esto son imprescindibles herramientas SEO de pago, como SISTRIX o SEMrush, que nos darán la posición exacta de la URL en cuestión a analizar (y no solo las posiciones generales del dominio, que es para lo que las utiliza casi todo el mundo).

Y tú, ¿tienes cuidado con la canibalización dentro de tu estrategia de contenidos? ¡Cuéntanos tus pormenores con este fenómeno!

New Call-to-Action

También te pueden interesar...

El mapa de contenidos en el inbound marketing [+Vídeo]
Posicionamiento ASO: qué es y guía para aplicarlo
¿Cómo posicionar en Google en 2021?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos