<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Pedir presupuestos para diseñar tu web: consideraciones previas

New Call-to-action

Cuando vamos a pedir presupuesto web a una agencia de diseño web o marketing digital es fundamental que tengas en cuenta una serie de consideraciones. Debido a que el mundo online es un tanto complejo para quienes no trabajan profesionalmente en él, es importante contar con algunos conocimientos sobre lo que implica diseñar y desarrollar una página web. Y sobre todo, qué tipo de proyecto online queremos iniciar. ¡Veámoslo!

La investigación previa antes de pedir presupuesto web

Es importante hacer un trabajo previo o, al menos, una breve investigación, antes de pedir presupuesto web para no encontrarnos sorpresas, engaños o malos entendidos.

Si sabemos lo que buscamos y entendemos ligeramente el procedimiento para ponerlo en marcha, nos aseguraremos de que lo que nos están presupuestando es lo que necesitamos para que el sitio web sea efectivo a nivel comercial.

Igual que cuando queremos iniciar la actividad de un nuevo negocio y montar una empresa nos piden datos, documentos y cuáles son las características del negocio, para hacer una página web desde cero o actualizarla es preciso transmitir alguna información. Aunque sea con tus propias palabras.

En este artículo verás que todas esas consideraciones previas antes de solicitar presupuesto web son mucho más simples que las que nos puedan pedir en la Agencia Tributaria (¡seguro!)...

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Qué necesitas antes de hacer una página web para tu empresa?

Necesitarás transmitir cuál es el propósito de tu página web y qué objetivos planteas con ella: vender productos como tienda online, consolidar la imagen de marca con un portfolio, generar más ingresos o mejorar el posicionamiento en el mercado con un catálogo online, etc.

Así que, para empezar, ten claro lo siguiente:

  • Si estás pensando en hacer una web para tu nuevo negocio o rediseñar la que ya tienes, antes de contratar el desarrollo web necesitas saber, a grandes rasgos, una serie de cuestiones (más adelante te decimos cuáles).
  • Tener estas especificaciones nos permitirá tener una visión más clara de qué debe tener la web.
  • Se trata de planificar correctamente la estrategia antes de lanzarse al desarrollo.

Qué hacer para pedir presupuesto web

Lo primero, como te hemos indicado, es informarte. En internet encontrarás numerosos artículos sobre qué considerar para pedir un presupuesto web, cómo crear una web con WordPress o HubSpot, qué hosting contratar, cómo elegir un buen dominio, etc.

Sí, lo sabemos, son muchas cosas. Pero, antes que nada, estos son los pasos que debes seguir para valorar un presupuesto web y que la otra parte tome en serio tu propuesta. ¡Anota!

1. Explica tus necesidades

A nivel de diseño y desarrollo web no cuesta el mismo trabajo hacer una web corporativa sencilla, con una pretensión meramente presencial, que una tienda online.

Aporta todo el detalle a nivel de negocio de lo que se necesita: una tienda online, una página de contacto, una web con diferentes idiomas con proyección internacional…

  • ¿Qué tipo de web quieres? Es importante todo el detalle posible de lo que quieres ofrecer. Por ejemplo, si tu negocio es una tienda de ropa: ¿Quieres vender online o, simplemente, tener un catálogo de productos? ¿Quieres tener un servicio de suscripción para enviar cada mes tu producto a cambio de un pago recurrente?
  • ¿A quiénes te diriges, es decir, cómo es tu público objetivo? Imagina una persona real que represente tu cliente ideal. Habla con la agencia del buyer persona, muy importante para que la experiencia de usuario se ajuste al perfil del potencial cliente.
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?: esa declaración de intenciones que explica el beneficio que proporcionas o la razón por la que tus visitas deben elegirte te servirá para enfocar tu web de una forma u otra.
  • ¿Cuál es tu principal objetivo? ¿Por qué quieres hacer la página web? Piensa en lo que quieras conseguir con ella. Por ejemplo: potenciar la marca mejorando su visibilidad online, vender X productos, conseguir leads (contactos) para que el equipo comercial les pueda contactar, ampliar la base de datos de potenciales clientes…
  • Echar un vistazo a lo que hace tu competencia: si tienes alguna referencia en mente, te será mucho más fácil entender este tipo de cuestiones. Porque si quieres vender X productos a los mismos clientes que X tienda online, verás, por ejemplo, qué tono emplea en sus textos o cómo clasifica sus productos.

¿Imaginas pedir una web como Amazon? En este caso, aparte de contar con una gran suma de dinero, la agencia que la desarrollaría necesitaría, como mínimo, un briefing y un plan de empresa. Pero puede ser aún más fácil.

2. Crea un documento funcional

Si quieres seguir preparando el terreno para facilitar el trabajo al diseñador y desarrollador web, deberás implicarte un poco más.

Tienes dos opciones:

  • Crear un documento sencillo explicando los puntos anteriores en una solicitud de propuesta web (un Request for proposal, dicho en inglés). Se trata de una solicitud personalizada con la que inicias la comunicación con quien vaya a hacerte la web.
  • Crear un documento funcional, un poco más técnico, que explique lo que llevará la página web.

Puedes hacer una de las dos o ambas.

Para el segundo paso, te recomendamos trabajar con un consultor UX y SEO para que preparen el árbol web, la estructura de navegación y la estructura de encabezados. De esta manera, tendrás una visión mucho más clara de la envergadura de tu web, y la agencia de desarrollo podrá plantear un presupuesto acorde a las necesidades reales.

  • El árbol web: se trata de una representación gráfica que indica las secciones que tendrá la web y cómo estará organizada en los menús.

arbolweb

  • Estructura de navegación: este es un documento técnico donde se especifican todos los procesos y comportamientos previstos en el back-end, es decir, en la parte de la web que permanece oculta al usuario y trabaja la parte de desarrollo y programación. En esta parte se dejará claro qué queremos que pase como resultado de la interacción del usuario (más info aquí).
  • Estructura de encabezados (H1, H2…) y metadescriptions: este apartado es también importante para saber qué términos o palabras clave del negocio destacar, lo que explica cómo queremos que los usuarios nos encuentren en el buscador de Google u otros.

Al ser aspectos técnicos, necesitaríamos la ayuda de un profesional, pues todos ellos explican la parte funcional de la web. Si se la entregamos al diseñador y desarrollador web, le ahorraremos mucho trabajo y podrá presupuestarnos la web a un coste considerablemente inferior.

3. Qué diseño quieres para tu web

Por otra parte, necesitas que el equipo que desarrolle la web también se encargue del diseño de la interfaz de usuario (UI). Esta parte es fundamental para conseguir los objetivos comerciales y de marketing planteados. Una mala experiencia de navegación, ya sea en dispositivos móviles o en ordenadores de escritorio, hará que el usuario abandone la web fácilmente.

En ese caso, es útil facilitarles el manual de marca, referencias de otras webs de la competencia, referencias de otras webs que te gusten (aunque no sean de tu mismo sector) y especifica el por qué te gustan.

¿Qué partes se trabajan en el diseño web? Estas son algunas de las cuestiones en las que un diseñador web deberá centrarse:

  • Wireframes: los wireframes son los diagramas o representaciones gráficas que explican la estructura y funcionalidad de la web antes de agregar el diseño visual. Es necesario, antes de diseñar la interfaz para ver de manera gráfica, qué secciones debe tener cada una de las páginas y cómo deben mostrarse.
  • Lo ideal es tener el diseño de cada una de las pantallas del árbol web, aunque si tienes varias páginas de una misma tipología, con un diseño basta, por ejemplo: si vendes ropa, con diseñar una ficha de producto es suficiente, no es necesario diseñar una página para cada producto.
  • Si el diseño lo va a hacer otra agencia, lo ideal sería que esta otra agencia siga las pautas dictadas por el documento funcional.

New Call-to-action

4. Introducción de contenido y copywriting

Es importante especificar si vas a necesitar soporte para la subida de contenido, como, por ejemplo, los productos de tu web o tus servicios y si los textos de la web deben ser revisados o redactados desde 0.

  • ¿Cuántos productos o servicios debe subir a tu web la agencia que se encargue del desarrollo?
  • ¿Cuántos textos deberá revisar o redactar?

Si vas a pedir la redacción de los textos web desde cero, la empresa necesitará entender tu proyecto con mayor profundidad: conocer la descripción de los productos y servicios ofertados, valores agregados, cuál es la historia de la empresa, cómo es el equipo y/o el proceso de trabajo, quién es tu público objetivo…

Debes tener en cuenta que la redacción de contenido web es tarea del copywriter, que puede ser una competencia que tenga el propio diseñador y desarrollador web. Además, este texto deberá ir orientado a perseguir tus objetivos comerciales, por lo que tendrá que:

  • Corresponder con los intereses y necesidades del buyer persona
  • Estar orientado a SEO: para que la página web logre un óptimo posicionamiento online
  • Ser fiel a la esencia del negocio y a lo que quiere transmitir con su página web

5. Timings y presupuesto disponible

Es importante conocer los plazos de los que se dispone, así como el presupuesto total para optimizar los recursos al máximo.

Si necesitas tener lista la página web lo antes posible, el diseñador o desarrollador web deberá confeccionar el presupuesto en función del tiempo del que dispone y sus prioridades.

  • ¿Tienes algún hito importante próximamente? Como una feria, una presentación a un grupo inversor, una campaña importante (por ejemplo, las compras de Navidad)… Dependiendo de la cercanía de este hito y de la envergadura de tu nueva web, te recomendamos que especifiques qué secciones y/o funcionalidades son imprescindibles tener para esa fecha por si es necesario fasear el desarrollo de la web.
  • ¿Qué presupuesto aproximado tienes? Este dato es interesante porque ayudará a la agencia de desarrollo a encontrar la solución que más se ajuste a tus necesidades actuales. Si, por ejemplo, no tienes un presupuesto que te permita tener una web con un desarrollo a medida, seguro que existen alternativas que supongan menos recursos pero que cumplan con lo que necesitas.

Así, la empresa encargada de crear tu web sabrá a qué atenerse a la hora de entregarte un presupuesto y tratar de alcanzar tus metas.

Es importante hacer una inversión previa en la documentación de todos estos detalles antes de pedir un presupuesto de desarrollo web.

Recuerda los puntos comentados:

  1. Tener documentadas las necesidades a nivel de negocio.
  2. Documentar el funcional con ayuda de un consultor experto en UX y SEO.
  3. Proporcionar el material necesario para el diseño de UI.
  4. Solicitar o proporcionar el contenido en caso de ser necesario.
  5. Ser transparente con los timings y presupuesto disponible.
  6. ¡Pedir un presupuesto!

Sé paciente y recuerda que este proceso hará que funcione el proyecto online con el que podrás trabajar mucho tiempo para lograr tus metas e incrementar tus ingresos. ¿Te ha quedado alguna duda al respecto? ¡Compártela con nosotros en la sección de comentarios!

New Call-to-action

También te pueden interesar...

Guía para hacer un análisis SEO de tu competencia: paso a paso + plantilla
Guía para diseño web y SEO: mejora el posicionamiento de tu página web
Core Web Vitals de Google: qué son y cómo mejorarlas para el SEO

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos