<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo mejorar tu comunicación corporativa con inbound marketing?

La comunicación corporativa de una empresa es, sin lugar a dudas, el mayor valor diferencial que un negocio puede tener. Trabajar de manera correcta la comunicación puede ayudar a que una marca consiga un buen posicionamiento dentro del mercado. Pero... ¿sabes ya cómo hacerlo? ¡Te lo cuento con detalle en este post!

¿Cómo se integran comunicación y marketing?

Cuando hablamos de comunicación, son muchas las personas que se preguntan si es lo mismo que el marketing, ya que estos dos términos suelen confundirse muy a menudo. Tal es así, que en muchas ocasiones se emplean como sinónimos cuando, en realidad, existen matices entre ellos que los diferencian entre sí. ¡Veámoslos!

Lo mejor para ver si estas dos palabras hacen referencia a los mismos departamentos de una empresa es ver su descripción:

  • Comunicación: es una actividad en la que se intercambia información entre dos o más participantes de forma consciente. Su objetivo es informar, generar acciones, crear un entendimiento o transmitir cierta idea a la otra parte.
  • Marketing: esta actividad tiene por objetivo crear y comunicar ofertas con valor para los clientes y la sociedad en general. Para poder hacerlo, previamente se deben identificar las necesidades y deseos del mercado objetivo y, en base a ello, adoptar acciones para ofrecer las soluciones deseadas por el mercado.

¿Es la comunicación una parte del marketing o el marketing una parte de la comunicación? Esta pregunta sería clave para poder ahondar más en el tema. Desde mi punto de vista, ambas están interrelacionadas y son necesarias para que el objetivo de llegar a contactar con tu público sea satisfactorio.Así, una se puede apoyar en la otra para trabajar de manera más exitosa.

Comunicación corporativa: el elemento clave

Se entiende por comunicación corporativa al conjunto de mensajes que la empresa emite con el objetivo de informar al público sobre su misión y su visión. El objetivo que persigue esta comunicación es el de entablar lazos comerciales entre la propia empresa y el público al que se dirige.

Y aquí es donde muchas personas caen en el mayor error relacionado con la comunicación corporativa: pensar que esta solo está enfocada para impactar al público objetivo externo. ¡A continuación te cuento por qué!

En definitiva, la comunicación corporativa se debe emplear para contactar con todos los públicos de la empresa, tanto interno como externo.

  • Comunicación corporativa interna. En este caso la comunicación va dirigida a empleados, colaboradores, proveedores y todos los usuarios que tengan una relación con la empresa y sea necesario transmitirle sus valores, las estrategias que se toman, los procesos, así como las decisiones empresariales a todos los niveles.
  • Comunicación corporativa externa. Es la comunicación más común y en la que más hincapié hacen las empresas, ya que es la que se realiza hacia los agentes externos a ella como, por ejemplo, clientes y posibles clientes. Este tipo de comunicación debe ser acorde con la imagen de la empresa y la imagen que esta quiere proyectar más allá de las cuatro paredes del negocio. Debe ser dinámica, planificada y concreta, y estar alineada también con la línea de productos que se vende.

Cómo enfocar la comunicación con los distintos públicos de tu empresa

Como te he comentado antes, existen diferentes públicos dentro de tu empresa, y la comunicación para cada uno de ellos tiene que ser totalmente diferente, pese a que siempre esté marcada por la imagen de marca que se quiera transmitir. Es comprensible, ¿no?

Además, la comunicación corporativa es una herramienta muy útil para mejorar la relación con estos tipos de grupos y, gracias a su complementación con el inbound marketing, podemos conseguir que esta comunicación sea más fluida. Es por ello que te voy a explicar cómo enfocar la comunicación en base a las dos tipologías de grupos mencionados anteriormente: internos y externos. ¿Los descubrimos juntos?

Quieres poner en marcha una estrategia de inbound marketing? Descárgate nuestro  ebook Cómo lanzar una campaña de inbound marketing.

A nivel interno: ¿qué pasa si no tienes una buena comunicación corporativa?

Empiezo hablando de la comunicación corporativa interna que, quizás, es la más olvidada y la que más necesita que se le preste atención. La gran mayoría de las empresas tienen un modelo de comunicación arcaico, que se distingue por ser unidireccional y, además, autoritario.

Actualmente, la comunicación ha de ser bidireccional, de tal manera que todos los grupos de interés de la empresa puedan aportar y sumar en pro de la organización. ¡Pero no solo eso!

Si la empresa sigue en el modelo antiguo, repercute en una gran cantidad de problemas y dificultades a los que tienen que enfrentarse todos los grupos que se relacionan con la empresa:

  1. El personal no conoce la estrategia corporativa. Si la empresa no comunica correctamente la estrategia corporativa, la información se pierde y las líneas y estrategias a seguir dejan de estar claras. Al no tener una línea comunicativa clara no existirá el consenso entre los trabajadores, y cada uno podrá interpretar la información de una manera diferente.
  2. Baja implicación del personal. Lo primordial dentro de una empresa es que los trabajadores estén implicados en ella, por lo que hay que hacer sentir al personal que es parte de la organización. Piensa que si has estado trabajando en crear estrategias y definir muy bien una serie de acciones a realizar pero luego no se comunican correctamente al personal, estos no serán partícipes de todo lo que has planeado, perdiendo así la eficacia y la eficiencia de todo tu planteamiento. Además, si el personal no está involucrado en la empresa podrás tener problemas de desmotivación, pérdida de la productividad y posible fuga de talentos.
  3. Dificultades para la circulación de la información. Si no existe un canal óptimo para la circulación de la información de manera interna, esta no llegará de la manera correcta. El problema: pérdida de la productividad y, otra vez más, un clima laboral de desconfianza.
  4. Menores oportunidades de colaboración. Con este tipo de información, las posibilidades de colaboración bajan, con lo que se dificulta el crecimiento de las personas y de los proyectos. Esto también es debido a que existe poca coordinación entre departamentos, un hecho propiciado por la desinformación existente. Es importante que la información entre jefes de departamento fluya libremente para saber en todo momento en qué punto está el proyecto, generando así más engagement.
  5. Toma de decisiones más compleja. La distancia informativa entre departamentos y entre jerarquías en la empresa puede hacer que la toma de decisiones sea más compleja. Ahora, con los cambios que existen en el mercado y en los hábitos de comportamiento de los usuarios, es necesario agilizar la toma de decisiones para que la empresa pueda adaptarse a los incipientes cambios del mercado. Es por ello que es necesaria una buena organización de la comunicación interna que permita, en todo momento, que la información fluya de manera transparente, certera y precisa.
  6. Falta de canales para la libre expresión de los trabajadores. Trabajadores y colaboradores tienen que expresarse para que realmente estemos frente a un modelo de comunicación bidireccional. Pero esto, en muchas ocasiones, es difícil de hacer, ya que no existen canales para que la información fluya hacia arriba, una necesidad que cada vez va a más.

Como ves, gran parte de los problemas dentro de las organizaciones provienen de una mala gestión de la información. Conflictos, desconfianza, falta de implicación y de motivación, lo que desemboca en el no cumplimiento de los objetivos empresariales fijados. ¿Imaginas las consecuencias?

Sin embargo, estos problemas podrían solventarse si se establece una correcta estructura para que la información fluya de manera óptima entre todos los estamentos y departamentos de la empresa. Con esto queda claro que es prioritario trabajar en reforzar la filosofía corporativa, creando una cultura organizacional óptima y poniendo los medios y canales necesarios para que la información sea bidireccional y llegue en tiempo y forma correcta a todos los stakeholders de la empresa. ¡Recuérdalo!

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

A nivel externo: ¿qué pasa si no tienes una buena comunicación corporativa?

El otro grupo al que debes comunicar es al externo. Como empresa, podrás realizar muchas y buenas acciones, pero si no sabes comunicarlas será como si no las hubieses realizado.

Piensa que la comunicación corporativa externa te ayudará a ganar visibilidad entre tu público potencial, algo que, si no se trabaja, implica una gran dificultad para captar clientes, para llegar a nuevo público e incluso dificultades para fidelizar a los clientes ya existentes. Solventar esto es posible trabajando los diferentes canales de comunicación que sean óptimos para tu empresa.

Canales de comunicación externa

Existen diferentes canales de comunicación externa que están a tu alcance y que van aumentando a medida que la tecnología y los hábitos de los consumidores van evolucionando. No obstante, hay ciertos canales que podríamos considerarlos como los “must-have” y que debes conocer:

  • Notas de prensa. Enviar información directamente a los medios escritos en forma de nota de prensa es una buena forma de informar a tu público objetivo de un hecho novedoso o de los beneficios de un nuevo producto/servicio. Para que estas sean efectivas tienen que ser de interés periodístico y general.
  • Publicidad. Es uno de los canales más clásicos de la comunicación externa. Es posible que relaciones este tipo de canal con los medios más clásicos como la televisión o la radio, pero lo cierto es que hoy hay muchas más formas de hacer publicidad como, por ejemplo, los patrocinios o las acciones de street marketing.
  • Web. Se trata de uno de los básicos en todas las empresas, ya que hoy en día parece que si no tienes tu página web no existes en el mundo online. La página web es una excelente plataforma para plasmar todo lo que necesitas difundir de la empresa: historia, valores, misión y, cómo no, productos, servicios y ofertas.
  • Blog. Siguiendo la estela de estar presente en internet, la estrategia de contenido que se trabaja en un blog es el siguiente canal de comunicación que se debe abordar. En él no solo se habla de temas propios de la empresa, sino de otros temas que aportan un valor añadido al lector.
  • Social media. Las redes sociales son una forma directa de lanzar mensajes informativos y que estos impacten en un público objetivo amplio. Existen diferentes tipos de redes sociales, cada una con un objetivo y lenguaje propio. Por ello hay que analizar estos canales, ver cuál se adecua más a tus necesidades y trabajar una estrategia comunicativa diferente para cada uno de ellos.
  • Newsletters. La creación de mailing con información relevante para tu público objetivo es uno de los canales más empleados hoy por hoy. Piensa que al realizar el envío de una newsletter, esta llegará directamente a la bandeja de entrada de emails de tu suscriptor y, al abrirla, podrá descubrir novedades, información y ofertas, entre otros muchos tipos más de contenido.

ebook campaña inbound marketing

Como has visto, marketing y comunicación suelen ir de la mano y se complementan el uno al otro.

En definitiva, apoyar la comunicación corporativa en el inbound marketing es una buena estrategia para poder difundir tus contenidos de una manera no intrusiva, ya que el principal objetivo del inbound marketing es conseguir llegar a tu target con contenidos que sean de interés para ellos. Cuanto más cuidemos y actualicemos nuestro contenido y fomentemos nuestros canales propios (web, blog, redes sociales, etc,), mayor alcance y visibilidad tendremos, lo que nos permitirá llegar a un mayor público.

Una buena estrategia de inbound marketing se centra en potenciar todos estos canales. Por eso es de vital importancia tener cuidados todos los puntos de comunicación con los diferentes stakeholders de la empresa. Tener información relevante y contenido específico para cada uno de nuestros públicos, tanto internos como externos, y en los diferentes canales propicios para la empresa, asegura una buena cobertura de información que, a largo plazo, se transforma en el alcance de los objetivos empresariales.

Y es que, además del cumplimiento de los objetivos, trabajar la comunicación con el inbound marketing puede ayudar a la empresa a mejorar su branding y su alcance, consiguiendo llegar a un público más amplio. ¿Y quién no lo desea?

¿Qué puede aportar una mejora en la comunicación de tu empresa?

Como has comprobado a lo largo de este post, es importante invertir en mejorar la comunicación de tu empresa. ¡Y es que son muchos los beneficios que puedes obtener si esta parte la trabajas correctamente! Toma nota de algunos de ellos:

  • Mejoras a nivel de inmediatez y personalización de la información gracias a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.
  • Mejora en la confianza interna, algo que se traduce en un equipo más motivado e implicado que consigue transmitir mejor las ideas a los clientes.
  • Mayor confianza externa. La reputación, el branding y la imagen de marca de tu negocio mejorarán, haciendo que clientes y posibles clientes valoren mejor a tu marca.

Mi consejo es que realices un buen estudio para ver qué canales comunicativos son los óptimos para tu empresa y que, en base a ello, realices un manual de comunicación corporativa y uno de crisis corporativas para que todos tus empleados estén enterados de todo lo que sucede en la empresa y sepan cómo actuar ante posibles problemas. De manera paralela, tendrás que crear estrategias de inbound marketing para difundir tu información a los niveles externos.

¿Qué te parece mi propuesta? ¿Crees que puedes empezar a aplicarla en tu proyecto? Si llevas a la práctica todas estas acciones estoy segura de que tu comunicación corporativa irá mejorando. ¡Cuéntamelo!

plantillas inbound marketing

También te pueden interesar...

Branding: el gran olvidado de tu estrategia de contenidos
Marketo: excelente solución de marketing integral
Inbound marketing ejemplos: ¿conoces qué necesita tu proyecto inbound?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos