<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

¿Qué es el Storytelling? Descubre una de las mejores técnicas de captación de tráfico web

Haz click aquí para descargarte la guía "Cómo lanzar una campaña de Inbound  Marketing"

El storytelling es, simple y llanamente, contar una historia. Cuando se aplica al marketing, el storytelling no difiere, en su objetivo principal, de cualquier otro método promocional o publicitario: potenciar una marca para vender más productos o servicios. Pero... ¿en qué consiste?

Los métodos del storytelling son más complejos y sofisticados que los de los anuncios publicitarios tradicionales puesto que se trata de conectar con el consumidor, apelando a sus sentimientos y emociones, utilizando para ello diversas técnicas narrativas y, muchas veces, a través de varios canales (un blog, redes sociales, plataformas de vídeo e incluso la televisión en las campañas con más recursos).

Escribir de manera persuasiva sin caer en la monotonía puede ser complicado si no sabemos cómo empezar y cuáles son las bases del storytelling. Frente a esto, ¿qué podemos hacer para contar historias eficientes para nuestros clientes? ¿Quieres saber cómo utilizar el storytelling para incrementar las ventas? ¡Este es tu post!

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

El auge del storytelling

El storytelling no es una técnica nueva. De hecho, la capacidad de contar historias viene de prácticas mucho más antiguas, en las cuales escritores, guionistas y redactores usaban historias para contar sus narraciones. Además de sus orígenes más antiguos, el storytelling ha sido una técnica muy usada en el marketing tradicional. ¿Por qué? Porque transmitir mensajes mediante historias siempre ha resultado una práctica muy efectiva, relacionada con la comunicación más emocional y empática. Cabe mencionar que el storytelling funciona en dos planos: en el racional, la parte más lógica, y en el instintivo, la parte que abarca las emociones de las personas. Por eso su uso ayuda a crear vínculos más fuertes y duraderos entre empresa y consumidores.

En el mundo digital actual, en el que prima la comunicación online con el cliente, la técnica del storytelling se adapta perfectamente tanto al público como al medio. Los usuarios ya no solo buscan información, buscan experiencias positivas y empresas que conecten con ellos a nivel emocional. Por eso se debe tener en cuenta que las historias pueden ser contadas de muchas maneras distintas, apelando a la vertiente más emocional, adaptadas al medio y, sobre todo, al público que las recibe. Si usamos este estilo de redacción y dejamos de lado los textos planos que no empatizan con los usuarios, podrás conseguir generar una relación de confianza y fidelidad con tus públicos.

¿Por qué es importante el storytelling?

Las narraciones, las historias o los cuentos tienen un poder brutal para atraer nuestra atención. ¿Quién se resiste a escuchar, disimuladamente, la conversación de dos desconocidos en el metro cuando uno le cuenta a otro una anécdota de su último viaje, o bien la última discusión con su jefe en la oficina? Es una cuestión probablemente antropológica: las historias nos fascinan y tienen un poder de atracción difícilmente superable por otras técnicas.

Este poder de captación que tienen las historias ha sido aprovechado por muchas marcas. El objetivo, como hemos comentado, es claro: conectar emocionalmente con el público a través de una historia. Esta es la forma idónea para que el público capte un mensaje. Las personas nos sentimos identificadas con una historia de vida similar a la nuestra o que nos represente.

Además, sentimos identificación con historias que explican retos o desafíos y que tengan perseverancia. Piensa que actualmente hay mucha información en Internet y que es imposible que el público se acuerde de todo lo que lee, pero ¿crees que olvidarán fácilmente una historia que les ha ayudado a experimentar sentimientos y a vivirla como si le pasara a él/ella?

Como puedes imaginar, el potencial del storytelling para las marcas es enorme y puede resultar muy útil en una estrategia de inbound marketing para atraer más tráfico a nuestra web, ya que el formato narrativo permite compartir contenidos con alto valor emocional que sirven para conectar, con gran intensidad, a las marcas con sus seguidores y clientes potenciales. ¡Veamos cómo!

Formatos y características del storytelling

El storytelling se suele asociar al vídeo, ya que este es el medio para contar historias por antonomasia. Y lo cierto es que existen casos de éxito de storytelling en forma de vídeos que rozan la perfección, como esta producción de Lego, que cuenta la historia de la compañía de un modo emotivo y emocionante.

Pero se puede hacer storytelling en múltiples formatos para ser difundidos en diferentes canales, de hecho, la omnicanalidad es una de las principales características del storytelling. Esto significa que los textos, las fotografías o los audios, por separado o (mejor aún) combinados, pueden ser igual de válidos para crear estrategias de storytelling exitosas y eficaces.

Entonces, ¿cuál es el secreto? Lo importante es que el storytelling que creemos, con independencia de su formato, cumpla todas, o al menos, la mayoría, de las siguientes características:

  • Hacer un buen ejercicio de autoconocimiento será ideal para descubrir cuáles son las historias que puedes comunicar como marca o empresa. Para ello tienes que hacer una buena investigación sobre ti y tu empresa, y ver qué historias puedes contar que encajen con el perfil de tu buyer persona que, evidentemente, tendrás que definir con anterioridad.
  • Lo fundamental es narrar una historia que sea convincente, efectiva y, sobre todo, que enganche y emocione a nuestro público, apelando para ello a sus sentimientos.
  • Hacer referencia a eventos pasados y vitales para ser congruentes. Para este punto es importante no mentir o desfigurar historias en storytelling. Muchas marcas suelen usar experiencias propias o su propia historia, así como la de sus creadores o consumidores, para evidenciar su lazo con ellas.
  • La historia tiene que causar impacto y sorpresa (efecto WOW).
  • Será importante personalizar cada storytelling. Normalmente, cuanto más detallada, concreta y veraz sea la historia contada, más efectiva será. Los expertos señalan que ser humilde y, al mismo tiempo, hablar de manera personal, es extremadamente eficaz para el público al que nos dirigimos, ya que les ayuda a empatizar mejor con la historia y la marca.
  • También es importante comunicar algo relevante y con cierto grado de originalidad.
  • El mensaje que lancemos debe basarse en la experiencia, no puede ser un eslogan tópico y automático.
  • La historia debe tener una moraleja, nos debe enseñar algo a todos.
  • Un esquema o guion que funciona muy bien es centrar la historia en un héroe o una heroína que tiene un problema y logra solucionarlo.
  • Simplicidad y brevedad. Que escribas un relato más largo no quiere decir que puedas conectar mejor con tu audiencia, así que olvídate de que el engagement pasa por la extensión de la historia. Lo ideal es no decorar los textos ni hacer referencias a puntos que son innecesarios con el fin de alargar el relato. La historia debe ser simple, con un sentido claro y que se pueda seguir en todas sus fases: inicio, desarrollo y cierre. Piensa que el éxito del storytelling radica en su simpleza y en contar historias que no pierden el foco pese a que el mensaje a transmitir sea muy complejo. Resumiendo: bueno y breve, dos veces bueno.

¿Cuáles son los beneficios del storytelling?

Ya te hemos ido contando que el storytelling es una buena técnica para conseguir afianzar lazos con tu público objetivo, pero ¿qué más beneficios se pueden conseguir si se aplica esta estrategia de manera integrada con la estrategia de marketing de la empresa?

Estos son algunos de los beneficios importantes del storytelling y que pueden tener un impacto muy positivo para nuestra estrategia de marketing:

  • El storytelling tiene la capacidad de hacer sentir al público lo que los personajes sienten (sufrimiento, alegría, angustia…). En ese sentido, podemos lograr que los usuarios empaticen con nuestros personajes, con las historias que contamos y, en consecuencia, con nuestra marca.
  • Estimulación, inspiración y enseñanza. Las historias pueden ser transformadoras y reveladoras para el público que las lea o las visualice. Piensa que no hay nada mejor que una historia que te entretiene y que, además, te aporta una moraleja o enseñanza que te pueda ayudar en algún momento de tu vida
  • Provocación, atracción y llamar la atención. Hablamos siempre de las emociones, por eso una historia tiene que atraer, provocarte y removerte, para que sigas queriendo saber de ella y quieras saber más. Si logras esto estarás fidelizando a un usuario que estará ávido por recibir nuevas historias.

Resumiendo: contando una historia podemos conseguir captar la atención y la esencia de un usuario y hacerles partícipe de los valores de la marca. La mejor manera de conquistar a un usuario en un mundo en el que la infoxicación es una realidad es llegar a su corazón y conseguir conectar con su parte más emocional. De esta manera estarás un paso más cerca de fidelizarle y conseguir la tan ansiada relación a largo plazo empresa-cliente.

Haz click aquí para descargarte la guía "Cómo lanzar una campaña de Inbound  Marketing"

Cómo atraer más tráfico con el storytelling

Si tu estrategia de storytelling cumple las características mencionadas en el punto anterior ya tienes mucho ganado para atraer más tráfico hacia tu web o blog y lograr beneficios como, por ejemplo, generar más confianza o hacer que tu marca tenga una mejor imagen y sea más fácil de recordar. ¡Pero hay más!

Para garantizar la mayor eficacia del storytelling en lo que se refiere a la atracción del tráfico es importante tener en cuenta las siguientes claves:

  • Crear una estrategia omnicanal. Es importante que el contenido de storytelling no esté sólo en el blog, sino también en las redes sociales para aumentar, así, su visibilidad y, si es posible, lograr que se convierta en viral. ¿Y si lo consigues?
  • Alinear el storytelling con el resto de la estrategia de marketing online o de inbound marketing. Aunque sea un contenido diferente por su enfoque narrativo, el storytelling debe tener puntos en común con el resto de contenidos que conforman la estrategia: tiene que ser un contenido de valor que ayude a los usuarios a resolver sus problemas y cree imagen de marca (branding).
  • Hacer partícipe al público. Tiene que ser, además, de una forma activa: a través de comentarios y un feedback intenso, los usuarios deben poder, no solamente decir si les gusta o no la historia que les contamos, sino también influir de alguna forma en ella y en sus posibles continuaciones.

Del Storytelling al Storydoing

En los últimos años estamos viendo una clara evolución del storytelling al storydoing. Pero ¿qué es el storydoing y qué implicaciones tiene?

Las marcas ya no pretenden únicamente contar historias, ahora apuestan por ir más allá y facilitar al público experiencias interactivas. De esto, precisamente, es de lo que trata el storydoing.

El storydoing es un salto más en el nivel de relación entre marca y cliente para hacer que este ya no solo se identifique con las historias, sino que sienta que forma parte de ellas. Esto implica que la marca tiene que pasar a la acción y ser consecuente; por lo tanto, tiene que ofrecer una experiencia en la cual el usuario pueda implicarse.

Para ser efectiva, una estrategia de storydoing tiene que definir al detalle estos tres puntos:

  • ¿Qué vamos a contar? El primer paso será plantear qué queremos comunicar con esta acción. El objetivo final del storydoing es transmitir algo sobre los productos de una marca y la marca en sí. Por lo que, entre todo el universo de valores de tu marca, será imprescindible escoger qué es importante comunicar.
  • ¿Qué emociones queremos provocar? Con el storydoing, de la misma forma que con el storytelling, la base reside en las emociones. Así que lo que buscamos es generar una reacción memorable que conecte a los usuarios con la marca y les anime a implicarse en nuestra acción o historia contada.
  • ¿Qué queremos conseguir? Toda acción de marketing busca generar una reacción en los consumidores y, por qué no decirlo, que estos acaben comprando el producto que ofrecemos. Para que la acción funcione tenemos que plantearnos qué queremos que la gente haga y transmitirlo de manera clara e inequívoca. Puede ser interesante involucrar una persona referente o influencer experta del sector de nuestra marca, para que nos ayude a obtener más alcance y conseguir una mayor implicación por parte de nuestro público. También tenemos que pensar en cómo vamos a medir los resultados de esta acción. Toda acción de marketing debe ser rentable y solvente, y más cuando implicamos a agentes externos como influencers en nuestra acción. Por lo que será interesante evaluar y medir los resultados de la campaña, con tal de poder planificar de forma más acertada la próxima.

Son muchas las empresas que han evolucionado sus estrategias hasta convertirlas al storydoing. Aquí te dejamos algunas de las campañas más célebres para que puedas ver cómo enfocar tus próximas acciones desde el punto de vista de la implicación del usuario.

  • Redbull. ¿Te acuerdas del salto desde la estratosfera? Este evento patrocinado por Redbull hizo que todos estuviéramos pendientes de la televisión, las redes o la retransmisión en YouTube por streaming para seguir el acto. ¿Puedes imaginar una acción más potente a nivel global que involucre a tantos millones de usuarios y que se identifiquen con el espíritu aventurero de una marca?
  • North Face. La campaña se llamaba Seek no shelter y era una colaboración entre North Face y Spotify. La idea era anunciar su nueva línea de ropa para lluvia y, para ello, crearon una canción que solo podía escucharse en Spotify los días de lluvia, por lo que tenías que estar al tanto si no querías ser el único que no había escuchado el tema en cuestión.
  • Coca-cola. En este listado de empresas no podía faltar Coca-Cola, mundialmente conocida por hacer campañas que apelan a las emociones. En este caso dieron un paso más y crearon la campaña Second Lives, en la que daban una segunda vida a sus botellas creando 16 nuevos productos. Economía circular y usuarios colaborando en ella; ¿se te ocurre algo mejor que hacer con una botella?

Como ves, tanto el storytelling como el storydoing son dos buenas estrategias si tu objetivo es mejorar tu relación con los clientes. Para ponerlas en marcha, analiza bien a tu buyer persona y ten claro qué es lo que quieres contar, de manera transparente, de tu empresa: inicios, el equipo humano, valores, anécdotas… todo aquello que te haga parecer más humano y te ayude a conectar con los usuarios.

Con esto en mente, tan solo debes desarrollar los guiones de tus historias y acciones, y poner en marcha tu creatividad y empatía para conseguir conectar con las emociones de los usuarios. Y tú, ¿has empleado alguna de estas estrategias?

New Call-to-action

También te pueden interesar...

Branded content: qué es, cómo incluirlo en tu estrategia y 5 ejemplos
SEO en YouTube: cómo posicionar tus vídeos
Qué son los millennials y la generación Z: características y diferencias

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos