<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Qué es el Dwell time y cómo afecta al SEO de una web

New Call-to-Action

En varias ocasiones hemos hablado de la tasa de rebote, una métrica de marketing muy popular que suele ser monitorizada y analizada por una gran cantidad de marketers, pero hoy te traemos otra métrica que a menudo se confunde con la tasa de rebote y que es menos popular, pero no así de menos importancia. Se trata del “dwell time”. Vamos a ver qué es, cómo afecta al posicionamiento y cómo mejorarlo. Y si ya tienes experiencia mejorando la tasa de rebote, ¡estás de suerte! Esto te ayudará a mejorar también el dwell time.

¿Qué es el dwell time?

El dwell time es el tiempo que un usuario pasa en una página web a la que ha accedido directamente desde los resultados de búsqueda antes de volver a ellos.

Es decir, un usuario hace una búsqueda orgánica (por ejemplo, en Google), luego hace clic en uno de los resultados, accede a una página web, está un tiempo allí, y luego vuelve para atrás, para regresar a la página de los resultados de la búsqueda. Ese tiempo que está en esa página web es el dwell time.

¿Y por qué se tiene en consideración esta métrica en el marketing digital? Pues, como siempre, es un indicativo de la calidad de una página, y, en este caso, también de la adecuación de esa página con lo que estaba buscando el usuario.

Cuando el usuario entra en la página y enseguida vuelve atrás, seguramente será porque no ha encontrado lo que estaba buscando. En cambio, si se queda más tiempo en la página, querrá decir que sí le interesa el contenido. 

Así pues, en general entenderemos que un valor alto en el dwell time será mejor que un valor bajo. Un buen tiempo suele estar entre 2 y 4 minutos. Podríamos decir que un valor más bajo que esto es negativo, pero, por supuesto, cojámoslo con pinzas, ya que también dependerá del tipo de página y contenido que ofrezcas y su objetivo. Puede que un usuario busque algo muy concreto y que se lo ofrezcas de forma fácil y que entonces salga enseguida de tu página porque ya tiene lo que buscaba. Con esto, el dwell time será bajo, pero tú sí has respondido a las necesidades del usuario, aunque quizá te interesaría que igualmente el usuario se quedara más tiempo en tu página para que te conozca más, pueda convertir, etc. 

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

¿Qué diferencia hay con la tasa de rebote?

Visto esto, quizá te quedan dudas de qué diferencia hay entre el dwell time y la tasa de rebote.

Por un lado, la tasa de rebote no es una medida de tiempo, es un porcentaje, e indica la cantidad de usuarios que entran en una página desde los resultados de búsqueda y no hacen ninguna interacción en ese sitio (es decir, se van sin clicar en ningún link, llenar ningún formulario, etc., no hacen ninguna acción ni siguen navegando por la web). Pero, al calcular la tasa de rebote, no afecta el tiempo que los usuarios hayan estado en esa página. Se considerará rebote tanto si han estado un segundo como diez minutos. 

Otra métrica con la que suele confundirse el dwell time es el promedio de tiempo en la página. El tiempo medio por página es el tiempo que un usuario pasa en una página concreta antes de ir a cualquier lado (no hace falta que provenga de los resultados de búsqueda ni que la acción posterior sea volver a ellos).

¿Cómo medirlo?

Ahora quizá te estás preguntando cómo puedes medir y saber el dwell time de tus páginas. Y es que no existe esta métrica dentro de Google Analytics como sí lo hacen la tasa de rebote o el tiempo medio por página, pero podemos coger otros datos de GA para tener una idea de cuánto es este tiempo.

En la versión Universal Analytics podemos coger la duración media de sesión (en inglés, “average session duration”). Esto nos indicará el tiempo medio que un usuario está en esa página antes de irse (ya que, al marcharse, se acaba la sesión). En este caso, puede que el usuario haya ido a otra página, no tiene por qué haber vuelto a los resultados de búsqueda, pero al final tendremos el tiempo que está en esa página que equivaldrá al tiempo del dwell time. 

Y luego tendremos que mirar solo las sesiones orgánicas, para así coger únicamente aquellos usuarios que provienen directamente de los resultados de búsqueda. Si no hiciésemos este filtro, también estaríamos contando el tiempo medio en página de los usuarios que provienen de otra página del site, de un enlace en una web externa, de las redes sociales, etc. Así, si conocemos las sesiones orgánicas podremos centrarnos en la adecuación del title y metadescripción con el contenido de la página.

Para ello, dentro de Google Analytics puedes ir a Adquisición > Canales > Seleccionar Organic Search > Y seleccionar “Página de destino” para ver las páginas y no las palabras clave. Allí podrás ver la columna con la métrica de “Duración media de la sesión”.

googla-analytics-dwell-time

En la versión de Google Analytics 4 ya no existe la métrica “duración media de la sesión”, pero podemos coger el tiempo medio de interacción, que es similar (aunque no te preocupes si ambas métricas no te dan el mismo valor, es normal ya que no están midiendo exactamente lo mismo). El tiempo medio de interacción mide el tiempo medio que un usuario está en una página pero siempre en primer plano.

Para ello debes ir a Informes > Interacción > Páginas y pantallas. Allí podrás ver las páginas de su site y su valor para “Tiempo de interacción medio”. 

De nuevo, tendremos que coger solo las interacciones orgánicas, así que tendremos que añadir una comparación y hacer que el “Medio de la sesión” sea “organic”. Luego podremos quitar a “Todos los usuarios”.

dwell-time-ga-4

De esta forma podremos ver cuál es el tiempo equivalente al dwell time en cada página, y detectar si alguna página destaca sobre el resto (para arriba o para abajo) y analizar a qué se puede deber esto y si necesitamos aplicar mejoras en esta página o en las demás.

¿Cómo afecta al SEO?

Ahora que sabemos cómo medir esta métrica, ¿debemos focalizarnos en ella? ¿Y por qué? ¿Afecta el dwell time al posicionamiento web en los motores de búsqueda? Podríamos decir que su efecto es similar al de la tasa de rebote. 

Google no ha confirmado que el dwell time sea un factor de posicionamiento, y es posible que no sea uno de los elementos que el algoritmo tenga en cuenta; pero, aunque puede que no afecte directamente al ranking, lo que te puede indicar el dwell time pueden ser síntomas de otros factores que sí afecten al posicionamiento.

Como siempre, en general la premisa es pensar en el usuario. Si el usuario está contento, Google también. Así pues, no debes obsesionarte con esta métrica, pero si das al usuario lo que busca, Google te beneficiará. Y más allá de eso, también te beneficiará el propio usuario.

New Call-to-Action

¿Cómo mejorarlo?

Antes de pensar cómo mejorar el dwell time, deberíamos pensar qué nos indica.

Por un lado, esta métrica nos puede servir para analizar si el title y la metadescripción son acertados para las keywords por las que nos posicionamos. Si tenemos un buen ratio de clic pero un dwell time muy bajo en alguna página, puede que sea porque el usuario crea, a partir del title y metadescripción que ve en la página de resultados, que esa página responderá a lo que busca, pero, si luego vuelve atrás enseguida, quizá es que se ha dado cuenta de que no es así.

Así pues, quizá estamos ofreciendo un contenido de calidad pero no responde a lo que buscan los usuarios, entonces tendremos que modificar el title y la metadescripción para ser más fieles al contenido y que no sea equívoco. 

Por otro lado, también nos servirá para saber si debemos mejorar la página en sí. Veamos cuáles son los factores más importantes que pueden afectar al dwell time y cómo optimizarlos. Básicamente tendrás que pensar en implementaciones para mejorar la experiencia del usuario y que así los usuarios se queden más tiempo en tu página y sigan navegando, que tengan engagement. 

  • Velocidad de carga de la página: si tu página carga lentamente, es muy posible que el usuario no tenga paciencia y vuelva atrás al buscador para clicar en otro resultado. Aunque lo que le fueses a ofrecer fuese bueno, puede que el usuario no llegase ni a verlo por la lentitud.
  • Organización de la información: es importante que el contenido sea amable de leer y esté bien estructurado para que así el usuario pueda encontrar fácilmente lo que busca y le atraiga lo que está viendo y decida quedarse. 
    • Divide la información en secciones y subsecciones.
    • Usa distintos formatos para diferenciar los distintos tipos de información con bulletpoints, negritas, subtítulos, etc.
    • Añade un índice con las secciones al inicio de la página.
  • Añade elementos de interacción y navegación
    • Añade links internos hacia otros contenidos relacionados que puedan ser del interés del usuario.
    • Añade vídeos complementarios y otros recursos gráficos, como infografías.
    • Añade formularios para descargarse otros contenidos, suscribirse a tu newsletter, contactar contigo, etc.
    • Añade sección de comentarios. Aparte de fomentar la interacción, también impulsas un sentimiento de comunidad, y es posible que haga volver al usuario si recibe una respuesta.
  • Evita elementos que imposibiliten la interacción del usuario o dificulten la lectura: pop-ups invasivos, contenido que carga más tarde y hace desplazar el resto de elementos de la página, muchos anuncios en medio del contenido, etc.

Ahora que sabes qué es el dwell time, podrás ver que, si pones esfuerzos en mejorarlo, mejorarás simultáneamente otras métricas consiguiendo un mayor engagement y conseguirás, así, una mejor reputación de cara a Google y los usuarios.

New Call-to-Action

Publicado originalmente el 20 de diciembre de 2022.

Revisado y validado por Susana Meijomil, Inbound Content Manager en InboundCycle

 

 

También te pueden interesar...

Tendencias en podcasting para el 2023
MarTech: Qué es, ventajas y herramientas
8 tendencias en marketing digital para 2023

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos