<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Cómo estructurar el plan editorial para tu marketing de contenidos

El plan editorial es un documento que sirve para programar contenidos dentro de un período de tiempo determinado, que por lo general es semestral o anual, y que se va actualizando periódicamente por parte de cada uno de los agentes involucrados en el proyecto de marketing de contenidos a medida que avanzan.

Hoy me gustaría contarte un poco más sobre la planificación editorial porque considero que es esencial para optimizar los resultados de cualquier estrategia de marketing de contenidos. ¿Te apuntas?

En primer lugar, este tipo de plan se constituye en un punto de encuentro entre redactores, representantes de la empresa, agencias de marketing, expertos, optimizadores de contenidos en la red o editores, entre otros.

Su función principal es organizar los elementos necesarios para la generación de contenidos, además de monitorizar su entrega, corrección, revisión y, por supuesto, publicación en las respectivas plataformas. 

marketing de contenidos

¿Por qué es necesario elaborar un plan editorial?

Si eres responsable de un proyecto de marketing de contenidos y aún no has elaborado tu plan editorial, a continuación te damos algunas razones para que te decidas a hacerlo:

 Haz clic aquí para descargarte la guía "Contenidos: el pilar del inbound  marketing"

  • Es una pieza indispensable en la organización del proyecto. Gracias al plan editorial, las distintas acciones que componen la generación de contenidos pueden ser monitorizadas de forma eficaz. Puedes saber con precisión en qué etapa está el proyecto y cuáles son sus avances.
  • Coordina los distintos agentes involucrados. Los proyectos de marketing de contenidos se llevan a cabo con los aportes de varios profesionales, que a veces se ejecutan de forma simultánea o encadenados unos a otros. Con un plan editorial es sencillo ver si cada persona ha realizado las tareas correspondientes y si el contenido puede avanzar hasta la fase de publicación.
  • Sirve de referencia para plazos y entregas. El documento también nos ayuda a tener presentes las fechas de entrega de cada uno de los involucrados y los plazos estipulados para la revisión de los contenidos. Es decir, se gestionan mejor las expectativas del proyecto.
  • Permite tener un historial de contenidos del proyecto. Especialmente si los proyectos son semestrales o anuales, un plan editorial es una herramienta de gran valor a la hora de llevar un historial de los contenidos publicados, así como de los títulos empleados, las keywords, los enfoques, entre otros. Esto puede ser bastante útil para trabajar temas de SEO o internal linking.

Pasos básicos para crear un plan editorial

Lo primero que debes tener en cuenta es que el plan editorial de un proyecto de marketing de contenidos debe ser de carácter online, es decir, estar subido en la red para que los agentes que tengan tareas designadas puedan consultarlo cuando sea necesario.

En base a esto, lo más recomendado es seguir los siguientes pasos para que tu plan editorial cumpla con las expectativas:

1) Planifica el plazo de duración del proyecto

Esto significa que debes tener claro el tiempo de duración del proyecto. Como hemos dicho antes, generalmente los proyectos de contenidos tienen una duración de entre 6 y 12 meses, aunque eso no descarta otros plazos.

2) Incluye espacio para cada elemento

Al funcionar como una tabla de cálculo, los planes editoriales permiten incluir toda la información relacionada con keywords, temáticas, títulos y espacio para la URL de los contenidos, así como las fechas de revisión, entrega y publicación. Incluso, si es posible, conviene llevar un control de los contenidos que se publican cada día o clasificarlos en función de períodos estacionales como vacaciones, Semana Santa, Navidad, entre otros.

3) Señala los responsables de cada tarea

El plan editorial es el referente temporal de la generación de contenidos. Por tanto, es fundamental definir las personas que se encargarán de cada tarea y asignarles un espacio dentro del plan. Recuerda que la generación de contenido es una cadena.

4) Elabora un plan para cada tipo de contenido

La utilidad de un plan editorial será mayor si elaboras uno para cada tipo de contenido. Por ejemplo, uno para artículos, otro para infoproductos (ebooks, guías, infografías o vídeos), etc. Ponerlos todos en el mismo calendario podría generar confusiones a la hora de monitorizar y ejecutar las labores.

 

¿Y tú? ¿Sigues algún método o plan especial para estructurar y planificar tus contenidos online? Tal vez tengas alguno que te funcione y que no haya mencionado, o quizás haya quedado algo en el tintero que te gustaría comentar. ¿Lo hablamos?

New Call to action

También te pueden interesar...

Contenidos digitales: cómo sacarles el máximo partido
Creación de contenido y atracción de tráfico en el sector educativo
Búsquedas sin click: la nueva tendencia en Google

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos