<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

¿Qué es el bounce rate y cómo reducirlo?

El bounce rate es la tasa de rebote. Nos indicaa qué porcentaje de las visitas que entran en nuestro sitio web acaba saliendo de ella sin haber visitado otras páginas de nuestro mismo site.

Esta es una situación común de los usuarios de internet y puede darse de muchas maneras: al usuario no le gusta la información o el diseño de la web y se marcha, tal vez ha llegado a través de un enlace que prometía una cosa equivocada o directamente la web tarda mucho en cargar y el usuario ha decidido volver a la página anterior.

En este post me propongo desentrañar esta cuestión y darte algunos consejos para minimizarlo. ¡Empecemos: cada minuto cuenta!

¿Por qué es tan importante el bounce rate?

Cualquier empresa o negocio online que quiera tener cierto éxito debe hacer una revisión constante de las métricas de sus visitantes. El bounce rate es un buen indicativo para saber si a nuestro público le gusta nuestra web.

Si tenemos un alto porcentaje de rebote podremos intuir que el usuario no está disfrutando al navegar por nuestras páginas y, en consecuencia, no acabará comprando ninguno de nuestros productos. Puede darse el caso de que nuestro negocio tenga únicamente una página o landing, pero no es lo habitual. ¡Pero hay más: sigue leyendo!

¿Qué tasa de rebote es la recomendable?

Es imposible responder con un número a esta pregunta, ya que cada nicho de mercado es un mundo. En algunos sectores los usuarios son más propensos a navegar por diferentes páginas, pero en otros, buscan una información muy concreta y no suelen visitar más de un par de páginas.

En general, una tasa de rebote del 50% sería una muy buena cifra. Pero repito, todo depende del nicho.

¿Cómo reducir el bounce rate?

Hay decenas de técnicas para conseguirlo. A continuación te doy algunas pinceladas que debes tener en cuenta desde el principio.

  • Primero, hay que examinar el área técnica de nuestra web con detenimiento y modificar lo que sea necesario, pero es esencial que el sitio funcione a la perfección para no causar una mala impresión en los visitantes y para que la navegabilidad sea perfecta.

  • Eliminar aspectos innecesarios también es una tarea vital. Procura que las páginas, los menús y demás elementos sean sencillos. Un portal muy recargado es un portal anticuado y del que solemos huir rápidamente, hoy en día nadie quiere navegar por sitios repletos de publicidad o llenos de botones y menús. Cuanto más simple, mejor. ¡Grábate esta idea!

  • El menú principal también es un punto importante, ya que suele ser el elemento que incita a visitar otras páginas. Procura que esté bien visible, que sea llamativo y que incluya las secciones más importantes.

  • No olvidemos tampoco el contenido, ya que a través de él llevaremos a los usuarios a las landings que queramos. Incluye enlaces internos a otras páginas de tu site, incitando, así, a navegar por otros sitios interesantes de tu web.

 

Existen muchísimas más técnicas, pero yo me quedo con estas. ¡Contártelas todas en un único artículo sería una tarea sin fin! Lo importante es que hayas entendido qué significa el bounce rate y la relevancia que tiene para tu negocio online.

Seguro que si estás un poco metido en el mundillo has utilizado otras técnicas que yo no menciono aquí. O incluso puede que después de leer este post te hayan surgido algunas dudas. Sea cual sea tu caso, ¿te animas a contarlas?

New Call to action

También te pueden interesar...

Noticias SEO y tendencias de futuro para tu posicionamiento web
Contenidos digitales: cómo sacarles el máximo partido
Creación de contenido y atracción de tráfico en el sector educativo

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos