<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Cómo gestionar los cambios de la entrada de los millennials en tu empresa

Cada pocas décadas, el mundo laboral se pone en alerta ante la integración de una nueva generación de jóvenes trabajadores. En los 70 y los 80 fueron los baby boomers, más tarde llegó la Generación Y, y ya avanzamos sin remedio a la irrupción de los millennials.

Un dato se repite en todos los análisis casi a modo de amenaza: en menos de diez años, los nacidos entre 1985 y el 2000 serán el 75% de los trabajadores del mundo, lo que significa que a día de hoy muchos de ellos han abandonado las facultades para integrarse al mercado laboral.

como gestionar los millennials

✏️   ÍNDICE DE CONTENIDOS:
Efectos de la entrada de los millennials a las empresas

Ante la invasión de los millennials, los medios de comunicación multiplican los artículos dedicados a esta generación repitiendo conceptos que acaban generando un prototipo que causa escalofríos entre las compañías: egoístas, sin sentido del compromiso, enganchados a las redes… Asustados ante el perfil, los departamentos de Recursos Humanos se lanzan en busca de cursos sobre gestión de millennials y consultores que calmen su ansiedad.

Sí, los millennials tienen particularidades, pero nada que no pueda revertirse en positivo hacia la empresa. En esta entrada repasamos cuatro efectos que tendrá su integración en las formas de trabajar, que también tendrán impacto en los departamentos de marketing.

 

Efectos de la entrada de los millennials a las empresas

Habrá más tecnología, más volatilidad y mayor adaptabilidad

Si algo define a los millennials es el uso de la tecnología como una extensión de sí mismos. Forman la primera generación de nativos digitales y, para ellos, las fronteras entre el mundo real y digital se han diluido. Se sienten más cómodos con entornos laborales que se adapten a sus características.

El 63% de los millennials se informa y se relaciona esencialmente a través de plataformas virtuales y redes sociales. Ese es su medio natural, también en el trabajo. Una empresa que opere con herramientas desfasadas les puede resultar menos atractiva, hasta el punto de perder la motivación rápidamente.

Y la tecnología no solo es un recurso para mejorar la productividad, sino también el medio preferido para comunicarse. Al margen de las populares herramientas colaborativas, cada vez más compañías y departamentos de marketing impulsan el uso de aplicaciones como Slack o Yammer como redes sociales corporativas, fomentando así la comunicación horizontal entre los empleados, la creación de grupos de trabajo y la construcción de una inteligencia colectiva.

Existe una doble lectura ante este fenómeno: por una parte, las empresas tienen ante sí el reto de mantenerse siempre actualizadas –una exigencia no solo de los millennials, sino también del propio mercado, pero también cuentan con una generación de trabajadores con una enorme capacidad para adaptarse y controlar los cambios.

Las empresas deberán hacerse más flexibles

Los estudios indican que el 47% de los millennials apuesta por el emprendimiento como opción laboral preferida. Sin duda, muchos de ellos tendrán el gen emprendedor, pero las encuestas también muestran que la mayor motivación para muchos es no depender de ningún superior y la flexibilidad que da el autoempleo.

Los millennials no entienden de jornadas laborales cerradas. Lo suyo no es llegar a la oficina a las nueve y salir a las seis. Los límites entre ocio y trabajo no están del todo definidos para ellos y buscan empresas que entiendan esta particularidad. El millennial de manual prefiere estar en compañías y equipos de marketing que se adapten a sus necesidades y no al contrario. A la hora de la verdad, esta flexibilidad no repercute en la calidad del trabajo, sino que establece una relación de confianza y compromiso.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

Las empresas deberán dedicar más esfuerzo en formación

Los millennials presentan una tasa de movilidad laboral muy superior a las generaciones anteriores, pero la realidad es que el fenómeno no tiene tanto que ver con una supuesta falta de compromiso, sino con la ambición por crecer laboralmente.

Según un estudio de Gallup, el 70% estaría dispuesto a cambiar de empleo si ve que su carrera queda estancada, y el 87% considera la formación y el aprendizaje una prioridad a la hora de escoger y permanecer en un trabajo.

Ante esta realidad, los departamentos de Recursos Humanos deben definir claramente sus planes formativos y de carrera para ofrecer un camino de crecimiento a los millennials y retener su talento.

Las empresas deberán tener un propósito

Los millennials no trabajan solo por el sueldo. Según un informe de Intelligence Group, el 64% de los millennials aspira a hacer del mundo un lugar mejor a través de su trabajo.

Estamos ante una de las generaciones más involucradas en el activismo no político. Y no todas las empresas pueden tener una actividad con propósito, pero sí que todas pueden unirse o promover acciones que movilicen a sus trabajadores. Así que toca desechar los mitos sobre millennials que circulan por internet y verlos no solo como una generación difícil, sino como un nuevo perfil de trabajador adaptado a las nuevas necesidades de la sociedad actual. 

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¡Espero tus comentarios!

[PDF] Cómo poner en marcha un departamento de Inbound Marketing

También te pueden interesar...

Nuevo Estudio del Inbound Marketing: edición 2020 ya disponible
Define los objetivos del plan de marketing de tu empresa en 6 pasos
Net Promoter Score (NPS): ¿qué es y cómo se calcula?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos