<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo hacer un briefing para una buena valoración económica

En esta ocasión, nos pondremos en la piel del cliente, ya que es él quien debe trasladar a la agencia o al departamento de marketing toda la información sobre sus objetivos comerciales. Sólo así se conseguirá impulsar un sitio web eficaz y, al mismo tiempo, obtener un presupuesto ajustado a nuestro encargo por parte de nuestros proveedores.

Partiendo de aquí, si queremos preparar un buen briefing y que éste nos sirva para obtener una valoración económica óptima y ajustada, es esencial comprender todos los puntos que conlleva el desarrollo de un proyecto web: desde la arquitectura de la información hasta la programación, pasando la fase de diseño.

Si tenemos claros estos conceptos y cuáles son nuestras necesidades, podremos valorar si el presupuesto recibido es razonable y entra dentro del rango normal de precios de mercado. Sólo de esta manera estaremos en condiciones de poder obtener todos los datos que necesitamos y de negociar las condiciones económicas correctamente.

En primer lugar, antes de empezar a elaborar el briefing, nos puede ser muy útil el hecho de enumerar los requerimientos, especificaciones y elementos que debe incluir el proyecto web, así como los objetivos que éste debe cubrir. A su vez, tener claras algunas cifras, como el presupuesto máximo y el límite económico asumible, nos ayudarán a no desviarnos del sendero marcado. Sin embargo, estos datos no los comunicaremos a nuestros posibles proveedores —o al menos, no en un principio—, para no influir en su propuesta económica. Si después vemos que la valoración del proveedor es superior a nuestras previsiones, se lo indicaremos para poder comenzar una negociación.

Con los conceptos anteriores claros, ya podemos comenzar a redactar el briefing. Para un proyecto web, generalmente se presentan dos valoraciones económicas:

  • una primera que engloba la arquitectura de la información y el diseño, y 
  • una segunda, que abarca la programación.

También se dan situaciones en que, en lugar de dos partidas, son tres, y éstas coinciden con las tres fases del proyecto web: arquitectura de la información, diseño y programación. En algunos casos, es una sola empresa proveedora la que ofrece los tres servicios. No obstante, en otras ocasiones se trata de diferentes empresas. Generalmente, para grandes proyectos, una sola agencia se encarga de todo y coordina el proyecto al completo, aunque algunos servicios los haya subcontratado.

En resumidas cuentas, como clientes, necesitamos conocer en qué consiste cada etapa del proyecto web, qué elementos y fases la componen, qué objetivos y necesidades cubre y qué significa cada paso que se da. Sólo de esta forma podremos elaborar un briefing correcto y completo. Teniendo estos conceptos claros, estaremos en condiciones de valorar si el presupuesto que nos pase nuestro proveedor es correcto o no, y si va en consonancia con los precios de mercado. Por lo tanto, únicamente con toda esta información, podremos negociar los precios de las diferentes partidas y llegar a un acuerdo win-win con nuestro proveedor de servicios o agencia web.

Por Xavier Valdés

plantilla personalizable briefing

También te pueden interesar...

Los mejores eventos de marketing en 2019
¿Cómo aumentar las ventas de tu ecommerce y potenciar tu marca?
Mautic: review de la herramienta

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos