<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Cómo desarrollar la programación de un sitio web

El tercer y último paso en la puesta en marcha de cualquier proyecto web —después de definir la arquitectura (que incluye el árbol web, el funcional y los wireframes) y el diseño— consiste en ocuparse de la programación. Se trata de la fase más técnica y, la que permitirá que el sitio web quede listo para publicar. Una vez más, los documentos generados y consensuados con el cliente hasta este momento nos servirán de guía para llevar a cabo esta importantísima fase.

Durante la programación, se maquetan las páginas diseñadas (es decir, lo que se conoce como front-end) y se desarrollan las funcionalidades internas del sitio (back-end), gracias al trabajo conjunto de diseñadores y desarrolladores. Aunque la tecnología empleada —definida en las primeras reuniones de captación de necesidades—, puede ser muy diversa, los sitios web suelen construirse con un gestor de contenidos (en inglés, content management system, CMS). Estos sistemas son versátiles, asequibles y fácilmente adaptables a empresas de cualquier tamaño y características.

La generalización de los sistemas CMS ha representado una revolución en los últimos tiempos en Internet. Su mayor ventaja reside en que, una vez finalizado el proyecto, el cliente no precisa de la participación de ninguna empresa externa para modificar o mantener actualizada la información de su sitio. Gracias al CMS, lo puede hacer él mismo en cualquier momento, a su conveniencia, lo que le supone un gran ahorro en costes de mantenimiento y una gran flexibilidad para incorporar cambios o anunciar novedades. De este modo, la web puede estar en todo momento ofreciendo contenidos frescos y de valor a sus diferentes targets.

Al finalizar esta fase de desarrollo y programación, se elabora un documento explicativo que se entrega al cliente. En él se recoge cómo funciona el gestor o CMS, especificando cómo debe utilizarse y cuál es el procedimiento que hay que seguir para las actualizaciones. Del mismo modo, se puede dar la opción al cliente de contratar unas sesiones de formación presencial, si lo cree conveniente. En cualquier caso, es recomendable asegurarse de que la persona que se va a encargar del mantenimiento de los contenidos aprende bien su funcionamiento. Adoptando esta precaución, se reduce al mínimo la posibilidad de cometer errores o realizar cambios involuntarios en otras partes del web.

Con la fase de programación, concluye el proceso de creación y desarrollo de un proyecto web. Ahora, el sitio web ya posee todos los componentes necesarios para ver la luz en Internet. A partir del momento en que se publique, sólo quedará poner en marcha la estrategia de inbound marketing para darle relevancia y difusión. En este sentido, recuerda que de poco servirá poner en marcha un magnífico sitio web si nadie lo conoce.

Por Xavier Valdés

 

como crear campaña de inbound marketing integral

También te pueden interesar...

CRM en marketing: ¿por qué es tan importante elegirlo bien?
Marketing emocional: qué es y cómo usarlo en tu estrategia de marca
Argumentario de ventas: qué es, cómo crearlo y por qué necesitas uno

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos