<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Los 10 mandamientos del community manager ideal

En los últimos años hemos visto como "la era del community manager" llegaba a nuestros días. Ya no se concibe que una marca, por muy pequeña que sea, no tenga a una persona detrás gestionando sus redes sociales y difundiéndola a los 4 vientos.

¿Cuál es el problema de esta moda? Que demasiadas personas se han subido a ella. Hay un "virus" de community managers, ya que en LinkedIn, en Twitter y en otras redes sociales podemos encontrarnos de un día para otro con miles de ellos.

Parece como si hoy en día ser community manager fuera algo que viene de serie al nacer, ¿verdad? Sin embargo, está claro que no es así.

En este post os voy a mostrar los 10 mandamientos que un community manager ideal debe cumplir. ¿Y por qué lo hago? Porque, en caso de que queráis contratar a uno, podréis comprobar si de verdad lo es o es otra de esas personas que solo se ha sumado a la moda.

mandamientos_community_manager

1. Conocerás la empresa

Huye de los community managers que te venden servicios y te dicen que pueden comenzar a trabajar contigo en un día. Si no conocen la empresa, no saben cómo funciona ni tampoco cuál es su línea de comunicación, ¿cómo van a saber gestionar tus redes sociales?

Si el community manager no te pide información y no desea conocer la empresa tanto o más como sus creadores, no sirve.

2. Trabajarás con herramientas de automatización

Muchos dicen ser community managers y solo saben publicar en Twitter y en Facebook. ¿Conocen Hootsuite? ¿Saben qué es SocialBro, Twiangulate, ManageFlitter, ...? ¿Tienen técnicas de automatización o saben cómo conectar redes sociales con IFTT o Zapier?

Si no tiene ni idea de nada de esto, salvo que pretenda estar 24 horas al día sentado del ordenador o sea un robot, también deberías huir de él.

3. Planificarás y después ejecutarás

Los que se lanzan a lo loco a publicar a todas horas y en todas partes hacen un flaco favor a la empresa. ¿De verdad es necesario publicar 7 veces en Facebook? ¿Sabe qué horas son las mejores para escribir tweets en Twitter? ¿Conoce los objetivos de la empresa y sabe cómo llevarlos a cabo?

El community manager debe saber si tiene que generar tráfico, conocimiento de marca, ventas o cualquier otro objetivo. Después debe planificar y actuar en consecuencia, sino sirve de más bien poco.

4. Sabrás escribir de manera estratégica

Un community manager no tiene que ser Cervantes, pero debe tener nociones básicas de copywriting. No es fácil generar tráfico a través de un tweet o una publicación de Facebook ni llamar la atención con una actualización de LinkedIn sin esos conocimientos.

Haz pruebas de escritura, pide que tu futuro community manager te dé muestras de que escribir es lo suyo. Si no sabe escribir, ¿cómo va a dar una buena imagen de tu empresa?

5. Medirás, medirás y medirás

Llega el final del mes y ese community manager que habías contratado no envía nada. No hay informe, no hay reunión y no hay nada. No sabes cómo han ido las redes sociales y, más allá de ver que los seguidores aumentan, no sabes nada.

Eso, de nuevo, sirve para más bien poco. Un community, por ejemplo debe pedirte acceso a Google Analytics para comprobar el número de visitas, cómo se comportan o si convierten a través de los canales que él gestiona.

Debe de decirte "abandonemos Twitter y centrémonos en Facebook" si sabe que ahí está el dinero y te lo muestra con un informe. En definitiva, debe ser una máquina de medir.

6. Propondrás y mejorarás

En relación con el punto anterior, el community manager debe proponer. No puede ser un comunicador vacío que se limita a mandar mensajes uno tras otro día tras día. Él es el eslabón de comunicación entre la marca y el público, ¿cómo va a ser posible que no sugiera nada?

Con el simple contacto con posibles clientes o prescriptores debería de encontrar sugerencias, nuevas ideas y posibilidades que a ti no se te ocurren. Si no propone nada, mala señal.

7. No entrarás en discusiones

Las discusiones en redes sociales comienzan muy rápido, pero se olvidan muy lento. Un simple fallo y, aunque seas una marca medianamente pequeña, te verás envuelto en un órdago de críticas y problemas por una simple actualización.

Tienes que tener un community manager que sepa gestionar estos fallos y problemas y que sepa gestionar estas discusiones. Si entra a discutir como si estuviera con su perfil personal, es una malísima señal y debes cambiarlo automáticamente.

8. Tendrás nociones de diseño

Con la implosión de Instagram o Pinterest, además de la cada vez mayor importancia de las imágenes en Facebook, no queda otra que buscar un community manager que sepa hacer algo con diferentes programas de diseño.

No es necesario que sea titulado oficial en Photoshop o Illustrator, ni mucho menos. Con que sepa manejar Canva, tenga imaginación y consiga transmitir mucho trabajando la línea de diseño de la marca es suficiente.

9. Estarás informado y actualizado

Si el community manager no sabe lo que pasa en tu sector... mala señal. Las redes sociales funcionan al día y no dan tregua, por lo que un día en el que no te enteras de lo que ha pasado puede suponer estar fuera de la conversación y no aportar nada.

Pide a tu community que monitorice palabras clave, que tenga los blogs más punteros del sector y periódicos en Feedly y que sepa cuáles son los temas clave de cada momento. De esta manera podrá estar en la conversación y generar valor de verdad.

10. Serás organizado 

Un tweet programado, otro que lo pone cuando quiere, una actualización de Facebook a deshora, los informes 10 días después, etc, etc. La desorganización es uno de los peores problemas que puede tener un community manager, sobre todo si gestiona una gran cantidad de redes sociales.

Cuando se gestiona la comunicación de una marca hay que estar atento a los detalles y saber dónde está cada cosa. Algo tan simple como tener apuntadas las contraseñas de las redes sociales, saber las medidas de las imágenes o los colores corporativos a utilizar dan muestras de la seriedad de un community manager.

Todo esto tiene un precio

Hay muchas personas que piden que un community manager haga esto por precios extremadamente reducidos. Y es ahí donde llegan los community managers de cartón, cobrando muy poco y destruyendo el sector con malas prácticas.

Si quieres que una persona especializada te gestione la comunicación tendrás que asumir un coste. En caso contrario, jamás encontrarás un community manager ideal que cumpla estos 10 mandamientos.

¿Añadirías algún mandamiento más? Comenta y estaré encantado de discutir contigo sobre nuevas propuestas.

redes sociales para conseguir clientes

 

También te pueden interesar...

Marketing de contenidos: qué es y cómo ponerlo en marcha
Google Discover: qué es y por qué es la clave para incrementar tu tráfico
SEO internacional: 10 pasos para posicionar tu web en otros países

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos