<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

LinkedIn para empresas: Cómo sacarle el máximo partido

A la hora de diseñar una estrategia de comunicación digital, son pocas las empresas que se paran a analizar si realmente les conviene tener presencia en las redes sociales, o al menos, en las más populares (Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram...).

En cualquier caso, si echamos mano de las estadísticas, lo más lógico es pensar que desentenderse de ellas no es una opción.

Ahí están las cifras para demostrarlo: según un informe de We Are Social —publicado en 2016—, estas plataformas contaban con 2,3 mil millones de usuarios activos, lo que equivale al 31% de la población mundial. Un fenómeno que también se refleja en España, donde el 81% de personas de 16 a 55 años utilizan las redes sociales, según el Estudio anual del uso de redes sociales 2016 del IAB

En este contexto, es evidente por qué son tantas las organizaciones que no se atreven a quedarse fuera de juego, y menos cuando hablamos de uno de los pesos pesados en el ámbito de la comunicación 2.0. Además, LinkedIn para empresas puede contribuir a conseguir tus resultados de negocio.

Creada en Estados Unidos en diciembre del 2002, Linkedin es la red para profesionales más utilizada a nivel mundial, al atraer a 400 millones de usuarios, según información de la propia red social.

linkedin empresas

LinkedIn para empresas: ventajas

Para orientar a aquellas empresas que se estén planteando si vale la pena tener presencia en LinkedIn, aquí se indican algunos de los beneficios que puede proporcionar esta red social a las empresas:

  • Comparada con Facebook o Twitter, es una herramienta un 277% más efectiva a la hora de generar leads para la base de datos de la empresa, según un estudio realizado por HubSpot.

  • El 53% de las empresas business-to-business (B2B) ha obtenido uno o más clientes a través de LinkedIn, y un 22% en el caso de las empresas business-to-customer (B2C), de acuerdo con este mismo informe.

  • 8 de cada 10 usuarios de LinkedIn tienen 35 años o más, lo que los sitúa en la franja de edad interesante desde el punto de vista comercial.

  • El 55% de quienes buscan trabajo lo hace a través de LinkedIn, Facebook o Twitter, lo que puede ayudar a reducir costes en los procesos de selección de personal de la empresa. 

  • Del mismo modo, es importante resaltar que el 83% de los marketers de B2B es usuario habitual de LinkedIn, porcentaje que se sitúa en el 51% cuando se trata de compañías B2C.

  • Finalmente, LinkedIn también puede dar buenos resultados a la hora de conseguir presencia en los medios de comunicación, ya que el 65% de los periodistas lo ha utilizado alguna vez como fuente de información.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

Darse de alta en LinkedIn no es suficiente

Teniendo en cuenta las anteriores circunstancias,  ¿quién se atreve a ignorar LinkedIn en su estrategia de marketing digital? Aquí es, precisamente, donde radica el principal error: en pensar que basta con abrir un perfil en las más importantes para cubrir el expediente

De poco sirve tener presencia en LinkedIn (y en otras redes sociales) si no se presta atención a tres aspectos fundamentales

  1. Establecer unos objetivos cuantificables. Hay que definir qué se quiere conseguir en LinkedIn, por ejemplo, alcanzar un determinado número de seguidores, poner en marcha un canal de atención al usuario efectivo, difundir los contenidos de la página web, captar registros para la base de datos, poner en marcha procesos de selección, etc.

  2. Actualizar periódicamente los contenidos. No tener una presencia activa en LinkedIn puede proyectar una cierta imagen de dejadez. Lo mismo ocurre si no se da una respuesta rápida a las dudas y quejas planteadas por los usuarios a través de esta vía. Es muy importante cuidar y mantener activo y actualizado el perfil de LinkedIn de tu empresa.

  3. Monitorizar los resultados. Se deben adoptar herramientas de analítica web para medir los resultados obtenidos en LinkedIn, si es necesario, para que el departamento de comunicación y marketing disponga de la información necesaria para cambiar de estrategia.

Es evidente que llevar a cabo estas acciones supone destinar un buen número de recursos, tanto en términos económicos como de horas de dedicación por parte del personal. Por eso, conviene plantearse qué va a obtener la empresa a cambio de crear (y, por descontado, actualizar con frecuencia) un perfil en LinkedIn.

Si te ha interesado este artículo y quieres poner en marcha una estrategia en LinkedIn y otras redes sociales, aquí tienes tres plantillas que te ayudarán en el proceso:

linkedin empresas

También te pueden interesar...

10 consejos que mejorarán la experiencia de usuario de tu página web
Email marketing: ejemplos de cómo la psicología puede ayudarnos a mejorar resultados
Twitter para empresas: consejos para utilizarlo correctamente [+Guía]

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos