<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Qué es sandbox y por qué deberías tenerlo en cuenta en la captación de tráfico

Además de un género dentro de los videojuegos, sandbox es un término que se utiliza dentro del ámbito de Google y el posicionamiento para referirse a una especie de cuarentena que afecta a las páginas web de nueva creación.

Durante ese tiempo, Google aplica un filtro, un período de prueba durante el cual el buscador comprueba que esa página recién ingresada en el ciberespacio publica contenido de calidad y, sobre todo, no utiliza técnicas de spam o abusivas para posicionarse rápidamente.

Si quieres saber qué implicación tiene el sandbox para tu página, ¡a continuación te lo contamos todo sobre este fenómeno!

que_es_el_sandbox.jpg

El sandbox es como un limbo, un sitio en tierra de nadie donde se encuentran las páginas que ya están indexadas por Google pero, al ser muy nuevas, aún no han sido rankeadas, es decir, Google no ha tenido tiempo ni tiene argumentos suficientes para puntuarlas con un rank.

¡Esta es la idea!

¿Quieres aprender más sobre SEO?
Descárgarte la guía Cómo aplicar SEO en tu estrategia de marketing online

¿Qué duración tiene el efecto sandbox?

Como todo lo relacionado con el algoritmo de Google, no se sabe a ciencia cierta. No obstante, se cree que sandbox comenzó a utilizarse en el 2004 y que la mayoría de páginas nuevas pasan en este filtro de 4 a 6 meses, aunque se cree que se han dado casos de webs que han permanecido allí más tiempo: entre 8 y 10 meses.

De todos modos, estos períodos son orientativos y, tomando las medidas adecuadas, está demostrado que es posible acortar este período a aproximadamente 1 mes. ¡Veamos de qué manera!

Cómo afecta a la captación de tráfico

Obviamente, durante el período en que nuestra página está en el sandbox, esta se encuentra en clara inferioridad de condiciones frente al resto, por lo que le va a ser más difícil aumentar el número de visitantes (tráficos). De ahí que en toda estrategia de atracción de tráfico debamos tener en cuenta este filtro de Google y tratar de mitigar sus consecuencias para poder conseguir los mejores resultados desde el principio.

Cómo podemos gestionar el sandbox

No existe un método mágico para salir de esta especie de cárcel en la que el sandbox coloca a las páginas nuevas antes de darles vía libre para poder jugar, en igualdad de condiciones que el resto, a la hora de posicionarse orgánicamente lo mejor posible en las búsquedas.

Pero siguiendo los siguientes consejos podemos minimizar las consecuencias del sandbox y salir de allí cuanto antes:

  • Crear contenido de calidad. Este es el factor que más valoran los robots de Google. Pero no vale cualquier contenido: debe ser original, actualizado frecuentemente y capaz de aportar información de valor a los usuarios.
  • Conseguir buenos enlaces hacia nuestra web. La clave está en lograr que tu página sea enlazada por webs de calidad, evitando las prácticas que puedan ser consideradas spam o blackhat por Google, ya que puede penalizarnos.
  • Otra opción que hay que valorar es comprar un dominio ya existente y empezar a trabajar sobre este. Tiene la ventaja de que la URL no es nueva, por lo que no tendría por qué caer en el sandbox. No obstante, antes de ponerla en marcha se deben analizar muy bien los pros y los contras, ya que es una estrategia que suele salir cara y puede acarrear problemas de posicionamiento en el caso de que existan contenidos no relacionados con la nueva web.
  • Si, por el motivo que sea, hemos decidido cambiar de dominio, es muy recomendable usar la redirección 301 para indicar, tanto a los usuarios como a los robots de Google, la nueva dirección.

En cualquier caso, nuestro consejo más importante acerca del sandbox es no obsesionarse con el tema puesto que, como hemos visto, nadie sabe exactamente cómo funciona ni cuánto tiempo va a permanecer allí nuestra nueva dirección URL. Es cuestión de tener un poco de paciencia y seguir las recomendaciones citadas para que sus potenciales efectos se noten lo menos posible.

Y tú, ¿conocías el sandbox? ¿Tu página ha sufrido sus efectos o crees que estuvo allí durante mucho tiempo? Si es así y utilizaste algún método para salir cuanto antes, ¿por qué no nos lo cuentas? Sumando las experiencias de todos en la sección de comentarios, seguro que llegaremos a conclusiones más objetivas y concluyentes sobre esta cuestión. ¡Lánzate!

seo cta post

También te pueden interesar...

Optimización web para captar clientes: el blog como aliado
Viralidad en tus artículos: 7 tips para conseguirlo
10 consejos que mejorarán la experiencia de usuario de tu página web

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos