<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Proteger tu web con copyright: cómo hacerlo y beneficios

 Haz clic aquí para descargarte la guía "Contenidos: el pilar del inbound  marketing"

En muchos países, el creador de una obra original que se graba en un medio tangible adquiere automáticamente los derechos de autor de esa obra. Tienen el derecho exclusivo de utilizar el trabajo porque son los propietarios del copyright (los derechos de autor) . A menudo, solo el titular de los derechos de autor tiene la autoridad para determinar si otra parte tiene permiso para usar una parte del contenido. A continuación te muestro todo lo que debes saber sobre el copyright.

¿Qué son los derechos de autor o copyright?

Los derechos de autor (o copyright, en inglés) son los derechos que protegen la propiedad intelectual (artística o literaria) de un autor sobre la obra que ha creado. El símbolo de copyright es “©”, y seguro que lo has visto muchas veces.

El copyright o los derechos de autor recogen un conjunto de normas legales que amparan a los autores tanto en términos patrimoniales respecto a sus obras (reconocimiento de derechos de explotación emanados) como en términos morales (reconocimiento de la autoría).

En otras palabras, es una protección para los derechos de propiedad intelectual de un autor y, de esa manera, da exclusividad de explotación comercial, de divulgación, reproducción o edición de la obra a su autor.

Cada vez que alguien crea un trabajo original, automáticamente posee los derechos de autor en el momento en que lo escribe o graba. Incluso si simplemente dibuja un personaje original en una servilleta, no está obligado a hacer nada más para poseer legalmente los derechos de autor. Sin embargo, registrar su trabajo en la oficina de derechos de autor de tu país te ayudará si alguna vez necesitas defender tu creación ante los tribunales.

Entre el tipo de obras que están sujetas a copyright se encuentran:

  • Obras literarias.
  • Obras de arte.
  • Obras musicales y coreografías (composiciones, arreglos, grabaciones, ediciones y versiones).
  • Trabajos gráficos.
  • Audiovisuales (filmes, programas de TV, videoclips, micros, etc.).
  • Fotografías.
  • Sitios web.

Sin embargo, hay ciertos tipos de contenido no pueden tener derechos de autor, como hechos, procedimientos, nombres, títulos y recetas que solo enumeran ingredientes. Tampoco pueden estar sujetos a copyright coreografías o discursos, a menos que se guarden de forma permanente, como en un vídeo o una grabación de audio.

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!

Cómo proteger el contenido con copyright en tu sitio web

Para proteger las páginas web debemos realizar las siguientes acciones:

1. Proteger los derechos de propiedad intelectual

Para proteger tus derechos de propiedad intelectual debes:

  • Registrar tus marcas y contenido en la oficina de derechos de autor de tu país.
  • Registrar el nombre de dominio de tu sitio web.
  • Patentar los métodos comerciales en los países que sea posible.
  • Registrar tu sitio web en las oficinas de derechos de autor y, si es posible, en todos los países que lo permitan, ya que los sitios web se pueden visitar globalmente.
  • Firmar el acuerdo de confidencialidad con los empleados y proveedores. Esto te permitirá garantizar el secreto profesional y evitar la divulgación de información confidencial de tu negocio.

El símbolo que indica una propiedad industrial esa registrada es este: ®

derechos de propiedad intelectualLos elementos que podemos proteger son los siguientes:

  1. Herramientas técnicas.
  2. La base de datos de la web.
  3. Programas informáticos.
  4. Diseño de la web.
  5. Contenido como texto, gráficos, fotografías, música y vídeos.
  6. Logotipos, nombres comerciales, nombres de producto y dominio de la web.
  7. Símbolos gráficos, imágenes de pantalla, interfaces gráficas de usuario y página web.
  8. Elementos confidenciales como el código fuente u objeto, estructuras de datos, programas o descripciones técnicas.

2. Informar a los usuarios de que el contenido está protegido

Definiendo qué tipo de licencia y derechos de autor se utilizan.

indicar-derechos-de-autor

3. Indicar claramente qué uso pueden hacer los usuarios del contenido

Por ejemplo, crear enlaces o utilizar el material de tu página web:

copyright-1

4. Restringir el acceso y el uso del contenido

Utilizando medidas de protección, como formularios de registro.

Mitos comunes de los derechos de autor

A continuación te muestro algunos mitos sobre los derechos de autor:

Primer mito: dar crédito al propietario de los derechos de autor significa que puedes usar su contenido

Dar crédito al propietario de los derechos de autor no te otorga automáticamente los derechos para usar el trabajo protegido por copyright, también se necesita obtener los derechos de todos los elementos sin licencia.

Segundo mito: reclamar "sin fines de lucro" significa que puedes usar cualquier contenido

Aunque no quieras ganar dinero con el trabajo protegido por derechos de autor, esto no detiene las reclamaciones de copyright. Los usos "sin fines de lucro" se favorecen en el análisis de uso justo, pero no es una defensa automática en sí misma y tampoco es suficiente por sí solo.

Tercer mito: si otros creadores hacen, tú también puedes

Aunque haya contenido similar al que tu quieres publicar, eso no significa necesariamente que también tengas los derechos para publicar el contenido.

Cuarto mito: puedes usar el contenido que compraste en iTunes, un CD o DVD

El hecho de que hayas comprado contenido no significa que tengas los derechos para publicarlo por tu cuenta. Incluso si le das crédito al propietario de la obra original, puede ser que estés violando las copyright laws.

Quinto mito: puedes publicar contenido que grabaste tú mismo de la televisión, el cine o la radio

El hecho de que hayas grabado algo tú mismo no significa que tengas los derechos de propiedad para publicarlo. Si lo que grabaste incluye contenido protegido por derechos de autor de otra persona, como música protegida por derechos de autor que se reproduce en segundo plano, aún necesitarás obtener el permiso de los propietarios de los derechos correspondientes.

Sexto mito: decir "no se pretendía infringir los derechos de autor" te permite usar el contenido protegido sin problemas

Frases y descargos de responsabilidad como "todos los derechos pertenecen al autor", "no se pretende infringir la ley" o "no me pertenece" no significa que tengas el permiso del propietario de los derechos de autor para publicar el contenido, ni tampoco que estás haciendo un uso justo de ese material.

Séptimo mito: está bien utilizar solo unos segundos de contenido protegido por derechos de autor

Cualquier cantidad de contenido protegido por derechos de autor sin licencia para ser utilizado, incluso si es solo durante unos segundos, puede provocar que Content ID reclame tu vídeo o que el propietario de los derechos de autor lo elimine.

Los beneficios de los derechos de autor del contenido de tu sitio web

Tener un elemento registrado con sus derechos de autor es una prueba de propiedad y hace que sea más fácil emprender acciones legales contra alguien si copia y redistribuye el contenido sin tu consentimiento.

Si tu contenido genera ingresos, a través de anuncios en las publicaciones de tu blog, por ejemplo, este tipo de robo podría afectar negativamente a tus finanzas. El contenido duplicado no se clasifica bien en los motores de búsqueda, lo que significa que incluso tu contenido original tendrá menos probabilidades de atraer tráfico orgánico. Además, existe el riesgo de que los visitantes potenciales interesados ​​acaben visitando la página del ladrón en lugar de la tuya.

Para estar seguro, es posible que desees considerar la posibilidad de comprobar periódicamente si tu contenido ha sido robado. Hay varias herramientas que puedes usar para buscar contenido duplicado en otros sitios, como Copyscape, por ejemplo. Si encuentras algún problema, puedes ponerte en contacto con el otro propietario del sitio web y pedirle que lo elimine.

Sin embargo, el curso de acción más seguro es asegurarte de que tu contenido está protegido legalmente.

Claramente, mostrar el símbolo de derechos de autor (©) en tu sitio web es un buen comienzo y puede disuadir a muchos posibles ladrones de contenido. Sin embargo, registrar un copyright oficial es una estrategia aún mejor y proporciona la mejor defensa para tu contenido.

¿Y tu, ya tienes protegida tu página web con copyright? Si te ha quedado alguna duda, puedes escribirnos en la sección de comentarios, ¡te leemos!

New Call to action

Publicado y actualizado el 23 de agosto de 2022.

Revisado y validado por Susana Meijomil, Inbound Content Manager en InboundCycle.

FAQs sobre copyright

  • ¿Puedes usar contenido con derechos de autor?

    Para utilizar contenido protegido por derechos de autor deberás tener el consentimiento del autor para el uso de sus obras.

  • ¿Cómo se escribe contenido con derechos de autor?

    No se puede escribir contenido con derechos de autor, sino que puedes crear contenido y posteriormente registrarlo.

  • ¿Cómo se utiliza legalmente el contenido protegido por derechos de autor?

    Para utilizar legalmente el contenido protegido por derechos de autor debes tener el consentimiento del autor para su uso o debes cumplir con las condiciones definidas por la ley según el tipo de contenido que sea.

  • ¿Cómo sé si el contenido tiene derechos de autor?

    Para saber si el contenido tiene derechos de autor debe estar indicado con el símbolo de copyright es “©”. Eso sí, dependerá del tipo de contenido, pues, por ejemplo, si es música, los derechos de autor de una canción van de la mano de ella desde el momento de su creación hasta que caducan.

  • ¿Cómo evito la reclamación de derechos de autor en YouTube?

    En caso de que estés incumpliendo los requisitos de uso de contenido de derechos de autor, no puedes evitar la reclamación de derechos de autor en YouTube.

  • ¿Qué sucede si recibes 3 advertencias por derechos de autor en YouTube?

    En el caso de que recibas 3 avisos por incumplimiento de derechos de autor, desde Youtube podrán:

    • Cancelar tu cuenta y todos los canales asociados a ella.
    • Retirar todos los vídeos que hayas subido a tu cuenta.
    • Prohibirte crear otros canales.
  • ¿Puedo registrar mis derechos de autor?

    Sí, puedes registrar los derechos de autor de una obra que hayas realizado siempre que no haya sido registrada previamente.

  • ¿Cómo registrar los derechos de autor de mi contenido en línea?

    Para registrar los derechos de autor de tu contenido en línea puedes utilizar diferentes servicios:

    • Certificado de la OMPI
    • Blockchain
    • Licencias online como Safe Creative
  • ¿Puedo usar material protegido por derechos de autor para uso personal?

    Se puede utilizar material protegido por derechos de autor para uso personal siempre que su uso sea no profesional ni empresarial, y sin fines directa ni indirectamente comerciales.

  • ¿Los vídeos de YouTube están libres de derechos de autor?

    Los vídeos de YouTube no están libres de derechos de autor, al contrario, están protegidos. 

  • ¿Qué es un blog de autor?

    Un blog de autor es un sitio web donde se publica y se recopilan cronológicamente textos y artículos de uno o varios autores.

  • ¿Cómo proteger lo que escribo?

    Para proteger los que escribes debes registrarlo y/o publicarlo dejando constancia de que ha sido creado por ti.

  • ¿Puedes usar contenido con derechos de autor?

    Para utilizar contenido protegido por derechos de autor deberás tener el consentimiento del autor para el uso de sus obras.

También te pueden interesar...

¿Qué es la tasa de rebote en email marketing y cómo reducirla?
Qué es un plan de inbound marketing y cómo hacer uno [+Pack de plantillas]
Inbound marketing: ejemplos y casos de éxito

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos

43839428209 = 81325222234