<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Optimización SEO: cómo hacerla eficazmente 

¿Qué es el SEO y por qué es tan importante su optimización?

La optimización SEO es un conjunto de técnicas con el objeto de mejorar los resultados naturales u orgánicos (no de pago) de una determinada web o blog en los resultados de Google y otros buscadores.

La importancia del SEO radica en que cuanto más arriba se encuentre nuestra web en la SERP (muestra de resultados tras la introducción por parte de los usuarios de una serie de palabras clave en la barra del buscador), más tráfico conseguiremos y, por lo tanto, más rentable y/o más cerca de lograr los objetivos propuestos se encontrará nuestra página.

SEO


¿Por dónde empiezo a optimizar mi página web?

Google y el resto de motores de búsqueda toman en consideración cientos de parámetros a la hora de analizar una web y, posteriormente, asignarle una posición tras la búsqueda de cada usuario. Al ser muy numerosos y variados los elementos que entran en juego, a priori podemos pensar que es muy complicado tenerlos en cuenta todos para poder colocar nuestra página lo más arriba posible, y más todavía considerando el gran (y creciente) nivel de competencia existente en la red.

La verdad es que optimizar el SEO de nuestra página web no es tarea fácil. Pero si destacamos tres conceptos, en torno a los cuales se agrupan los factores con más peso en la fórmula o algoritmo de cuyo resultado depende la posición de nuestro sitio, ya tendremos una guía fiable sobre la que trabajar:

  1. Experiencia del usuario. Actualmente es uno de los factores más valorados por Google a la hora de colocar una web en los primeros lugares y conservar esa posición de privilegio. Una buena experiencia de navegación del usuario se consigue optimizando factores como: una estructura adecuada de la página, un menú claro e informativo, un diseño limpio y elegante, una buena disposición de imágenes y texto, alcance de la velocidad de carga adecuada, etc. Y una de las cuestiones más importantes es que la navegación sea perfecta desde cualquier dispositivo, sobre todo en los smartphones.
  2. Calidad del contenido. Este debe ser original (los contenidos duplicados están especialmente penalizados por Google), de calidad, interesante y que ayude de verdad al usuario en sus necesidades de información. En definitiva, que aporte valor añadido a los visitantes de nuestra página.
  3. Autoridad del sitio. Es la puntuación que nos otorga Google según la notoriedad de la web, los enlaces que apuntan a nuestra página y otras cuestiones. Y esto tiene mucho que ver con la calidad de la información que esta contiene.

Factores internos y factores externos

Para conseguir optimizar una página en base a los conceptos clave anteriormente señalados hay que tener en cuenta una serie de factores internos (on page) y también externos (off page).

Los factores internos están relacionados con todas aquellas acciones de mejora que podemos implantar nosotros mismos desde dentro de la página, entre ellas:

  • Optimizar todos los encabezados de la web.
  • Cuidar la metadescripción y otras etiquetas.
  • Trabajar la estructura de las URL.
  • Incorporar links internos.
  • Publicar contenidos de calidad y actualizarlos con la frecuencia adecuada.
  • Etc.

Por otro lado, los factores externos tienen que ver con aquellas acciones que se realizan de manera externa a nuestra página, y que suelen precisar de la intervención de terceros:

  • Enlaces de páginas web de calidad que apuntan a nuestra web.
  • Estrategias en redes sociales y otros servicios externos para dar más visibilidad a nuestra página.
  • Mantener relaciones con otras webs y blogs y organizar colaboraciones mutuas (guest post).
  • Mandar comunicados y notas de prensa.

Si te ha gustado este articulo sobre SEO, seguro que también te interesarán estos otros 3 de nuestro Diccionario de Marketing Online:

New Call-to-Action