<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El link building en 2016

A través de este artículo me gustaría reflexionar sobre la evolución que está tomando el link building en el momento presente y también poner sobre la mesa hacia dónde evoluciona el buscador, bajo mi punto de vista, a la hora de considerar los enlaces como uno de los "factores más relevantes" de ranking en la actualidad.

¿Reflexionamos juntos?

link building 2016

De entrada, quisiera comentar cuáles son los elementos que tienen que existir para que un determinado enlace "cobre fuerza" y transmita autoridad a ojos de Google. Y, del mismo modo, también voy a hablar, rápidamente, acerca de la relevancia de los enlaces Spam y la ineficacia de Google para detectarlos o quitarles poder a día de hoy.

Pero, antes de nada, ¡empecemos por el principio!

Si ya estás al día de la evolución que está teniendo el link building pero quieres aprender más sobre SEO, te recomendamos la descarga de la guía gratuita Cómo aplicar SEO en tu estrategia de marketing.

Evolución histórica y efectividad del link building a lo largo del tiempo

Todos las personas que se dedican al SEO y una gran parte de los bloggers de marketing online conocen que en el pasado, antes del nacimiento de Google Penguin, el link building era el factor número 1 de posicionamiento y a su vez era realmente fácil de manipular.

Eran momentos donde Google todavía no había comenzado a pulir su algoritmo y no incorporaba señales de usuario (Google Panda) ni tenía una amplia base de datos de otros sites indexados con los que "comparar" muchas veces para testear un resultado frente a otro dentro de sus propios rankings. ¿Lo recuerdas?

La consecuencia obvia de todo esto es que en 2010 "cualquiera podía ser SEO" si por SEO entendemos solo alguien que "rankea páginas en las primeras posiciones de Google" (porque a día de hoy un SEO hace muchas más cosas).

Google, perfectamente consciente de esto, lanzó Google Penguin y cada vez fue añadiendo más filtros para tratar de averiguar la veracidad, la "legalidad" y el peso de los enlaces o links.

No obstante, durante todos estos, una cantidad enorme de SEO ha sabido seguir engañando al buscador con enlaces "no naturales" creados por ellos mismos y escalando a las primeras posiciones del buscador para un abanico inmenso de palabras clave.

Esto en gran medida ha sido impulsado en los últimos años por la comunidad SEO a través de algo que se conoce con el nombre de "PBN" (Private Blog Network). ¡Te cuento de qué trata!

Una PBN no es más que una red de blogs, generalmente conformada por dominios caducados, que simulan ser "blogs legales" de usuarios aleatorios de internet que hablan todos sobre una determinada temática común, pero en realidad no son más que blogs creados por un mismo usuario y controlados todos por él con el único fin de sacar enlaces.

Personalmente, conozco proyectos que rankean para keywords muy competidas y que están posicionados arriba del todo casi por completo con PBN.

Google se tragó las PBN en su momento y aún lo continúa haciendo a día de hoy, pero hay una línea de evolución, que bajo mi punto de vista es la que va a seguir el buscador (y esto es solo mi opinión profesional), y que creo que marcará la diferencia en un futuro: harán que las PBN y en general los enlaces artificiales dejen de tener casi por completo la fuerza que históricamente siempre han tenido.

El comportamiento del usuario frente al enlace: algo mucho más complicado de manipular

Google cada vez da más peso a la experiencia del usuario cuando entra e interactúa con nuestra página.

Es algo que progresivamente comienza a sonar más dentro de la comunidad SEO (aunque también existen webmasters muy en contra de esta "teoría").

No hace demasiado, Google anunció la incorporación de un nuevo servicio denominado "Google My Activity" a través del cual el buscador nos muestra de forma detallada y cronológica todos los pasos que hemos dado por la red usando sus productos.

Esto ha generado algunas conversaciones en el mundo SEO respecto al control que Google es capaz de ejercer sobre la búsqueda del usuario y, en base a eso, incorporar los patrones de comportamiento manifestados en las búsquedas como una señal central del algoritmo.

Personalmente creo que sí existe una estrecha relación. Quizás no necesariamente de forma directa con "My Activity" pero sí con las señales que el usuario es capaz de manifestar dentro de tu página.

Los enlaces están comenzando a evolucionar en este mismo sentido.

Pensemos en un ejemplo black hat y otro white hat.

Ejemplo de enlaces no naturales (sin derecho a transmitir fuerza)

Tenemos una web sobre "remedios caseros" y creamos una PBN con 20 blogs sobre esta misma temática, de la cual sacaremos enlaces que apunten hacia nuestro proyecto principal.

Creamos 10 blogs 2.0 (blogs que jamás leerá nadie, los típicos que puedes abrir desde una universidad, una web que permite a sus usuarios crearse un blog, etc).

Y, por otro lado, nos hacemos con otros 10 dominios caducados, similares, con ningún tipo de visita, interacción, ni lector de ningún tipo detrás pero que en el pasado recibieron enlaces entrantes.

Usamos los 20 dominios de la PBN para sacar 20 enlaces hacia nuestra web de remedios caseros.

¿Tendrán estos enlaces relevancia en un futuro próximo? Aquí es donde entra el debate de "cómo está valorando Google los enlaces en 2016 y siguientes".

Personalmente creo que, en el futuro, esos 20 links o bien no transmitirán nada de fuerza o realmente transmitirán muy poca. ¿El motivo? Son enlaces de webs sin tráfico y que, por tanto, no reciben clics de usuarios. Los clics son uno de los factores empoderantes de los enlaces en 2016. La capacidad de derivar tráfico.

Ejemplo de enlaces naturales (con derecho a transmitir fuerza)

Ahora pongámonos en el caso completamente contrario.

Supongamos que tenemos una web realmente de calidad sobre "remedios caseros" y que ésta recibe a lo largo del tiempo 20 enlaces de webs relacionadas del sector.

No tienen por qué ser necesariamente webs "de muchísima autoridad": pueden ser webs pequeñas, pero son webs reales, la mayoría con un poquito de tráfico, incluso hay alguna que tiene bastantes visitas.

Uno de esos enlaces deriva tráfico. Está hablando de cómo curar la tos con remedios caseros y enlaza a uno de nuestros artículos, ya que hablamos de un método que complementa la información para el usuario.

Ese enlace que deriva tráfico y recibe clics reales de los usuarios nunca dejará de tener valor a ojos de Google.

Un artículo que ilustra bastante bien esta línea de evolución del link building es este publicado en el blog de SISTRIX a raíz del cual comencé a investigar más sobre el tema.

En definitiva, el link building del 2016 tiende a la naturalidad y a la satisfacción del usuario. Como cada uno de los pasos que da Google con su buscador. Pon al usuario en el foco de tus acciones y todo lo bueno vendrá después solo.

¿Estás de acuerdo con estas afirmaciones? ¿Te apetece añadir algo? ¡Sigamos hablando en la sección de comentarios!

guia estrategia seo

También te pueden interesar...

Análisis de palabras clave: ¿qué hacer ante una caída de posiciones?
Voice search: los buscadores del futuro ya están aquí
¿Cómo generar contenido optimizado para tu estrategia de posicionamiento SEO?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos