<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los workflows en el marketing online y el inbound marketing

¿Qué es un workflow?

Un workflow es, sencillamente, un flujo de trabajo.

Enfocado al marketing online, el workflow consistiría, básicamente, en una serie de acciones de marketing automatizadas, que se ponen en marcha en función de las características de un usuario y sus interacciones con la página web de una empresa.

Si cerramos más el zoom y nos centramos en el inbound marketing, el workflow serviría para gestionar, de forma automática, la estrategia de lead nurturing.

La estructura de los workflows

Para poder crear un workflow es necesario contar con una plataforma o software específico, como por ejemplo, HubSpot o Marketo. Sin embargo, en el mercado existen muchas más, con niveles de complejidad, funcionalidades y posibilidades diferentes en cada caso. Si quieres conocerlas, te recomendamos la descarga de la guía gratuita Las principales herramientas de inbound marketing.

La estructura de un flujo de trabajo o workflow puede variar en función de los objetivos a conseguir y de las posibilidades de la herramienta informática que estemos utilizando. No obstante, siempre debe tener, como mínimo, estos 2 requisitos comunes:

  1. Partir de una condición previa básica a partir de la cual se desarrolla todo el proceso de interacción con el usuario: haber visitado una página en concreto de la web, rellenar un formulario, tener una propiedad específica en un campo determinado, etc.
  2. Crear diversas acciones de esta condición: envío de sms, envío de emails, incremento progresivo de los envíos, etc.


El workflow dentro de una estrategia de inbound marketing

El inbound marketing es una estrategia de marketing online ambiciosa y compleja, que no se limita únicamente a la atracción de tráfico y posterior conversión a leads con intención de crear una base de datos de potenciales clientes.

Una vez conseguido este propósito, la siguiente fase del inbound marketing consiste en acompañar al posible cliente durante todo el proceso de compra, informándole, educándole y madurándole para, en el momento oportuno, enviarle una oferta comercial concreta de nuestro producto o servicio.

Dicha fase, conocida como 'lead nurturing', suele consistir en el envío progresivo de emails con un cierto grado de personalización y diversa información y contenidos descargables: ebooks, infografías, whitepapers, etc. También se pueden incluir webinars, videotutoriales y, en última instancia, promociones y ofertas comerciales concretas.

gestionar workflows

Las campañas de lead nurturing o de lead scoring (cuando se realiza una clasificación de los clientes) son complejas porque, normalmente, se utilizan bases de datos con un gran número de contactos y por la necesidad de personalización de los envíos, teniendo que calcular muy bien los contenidos y la frecuencia de los mismos.

Para trabajar con rentabilidad y eficacia es necesario automatizar los procesos y es, en ese punto, donde se hace indispensable contar con una herramienta de diseño de workflows.

Cómo debe ser un workflow en el inbound marketing

La estructura básica de una estrategia de workflows para inbound marketing no difiere demasiado de lo que hemos comentado para el marketing online: es indispensable partir de una condición previa para, a partir de ahí, realizar una serie de acciones en función de la interacción y el engagement con el usuario.

Sin embargo, en el inbound marketing es necesario definir previamente muy bien el tipo de cliente sobre el que queremos enfocar nuestra estrategia: lo que se conoce como buyer persona

Dado que cada proyecto de inbound marketing puede ir dirigido a un buyer persona diferente, e incluso dentro de un mismo proyecto puede haber varios buyer persona, es muy recomendable utilizar un workflow distinto para cada uno de ellos.

A partir de aquí, se pueden establecer condiciones diferentes para cada buyer persona en función de sus tipologías y necesidades, que les hagan entrar o no en listas distintas que, a su vez, activan worflows diferentes.

Los workflows permiten automatizar y ganar eficacia en una fase tan importante del inbound marketing como es la de maduración de los leads, para conseguir que un porcentaje considerable de clientes potenciales acaben realizando una transacción comercial, convirtiéndose de esta forma en clientes reales de nuestra marca o empresa.

Si te ha parecido interesante el tema del workflow y su integración dentro de una estrategia de inbound marketing, te será de gran utilidad la lectura de estos 3 artículos:

automatizacion del marketing