<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Cuatro reglas para crear contenido de calidad en tu página de aterrizaje

Seguro que has escuchado eso de “el contenido es el rey”, una de las máximas del marketing online. Una afirmación que cobra aún más sentido en el caso de la página de aterrizaje, puesto que se trata de uno de los recursos más decisivos dentro de tu estrategia digital. Dedicar todos los recursos necesarios para cuidar al máximo este aspecto es clave.

Captura_de_pantalla_2014-09-12_17.21.00

Para el contenido de página de aterrizaje resulte útil y eficaz, tiene que tener en cuenta los siguientes estos aspectos:

  1. Tienes que captar la atención del visitante con el título. Hazlo breve, concreto y directo. Si el título no está claro o es demasiado extenso, las posibilidades de que quien ha llegado hasta la página de aterrizaje continúe leyendo caen en picado. En cambio, si está bien hecho, lo leerá y atrapará su atención en tan sólo tres segundos.
  2. Ofrece un mensaje coherente y consistente, desde que arranca el proceso de captación hasta llegar a la página de gracias. Evita que el visitante se sienta engañado. Si ha llegado hasta la página de aterrizaje a través de un banner que prometía algo determinado, una información o poder hacer una descarga (de un libro en PDF, por ejemplo), esto es exactamente lo que debes ofrecerle. Lo contrario es la manera más rápida de perder a un usuario o a un cliente.
  3. Adapta el texto al medio o dispositivo con el que se hace la lectura. El texto o copy no puede ser el mismo para el usuario que consulta la página desde un ordenador de sobremesa y con una conexión a Internet rápida que para otro que navega a través de un teléfono móvil con conexión más lenta.
  4. Hazlo concreto y de lectura rápida. No es aconsejable que los parágrafos sean demasiado extensos o ambiguos. Evita también que el usuario tenga que leer toda la página para entender cuál es el offering o el beneficio de una campaña determinada.

 

A pesar de que no existe un estándar que determine la longitud ideal de los textos, es recomendable que las frases sigan la estructura tradicional de la redacción periodística: sujeto + verbo + predicado. A su vez, el texto tiene que leerse de un vistazo, por lo que se aconseja que su extensión oscile entre los 140 y los 200 caracteres, por la similitud que tiene con los tuits o los mensajes de texto breve o con las interacciones propias de las redes sociales.


Otras orientaciones para un buen contenido

Además de los aspectos señalados, existen otros algo menos relevantes, pero que también pueden contribuir a mejorar los resultados de cualquier campaña de captación:

  • Muestra el producto o servicio en que consiste tu oferta. Intenta mostrarlo mientras está siendo utilizado. Puedes incluir algún vídeo para dar a conocer sus prestaciones o el modo de empleo.
  • Incluye testimonios que proporcionen datos cualitativos y cuantitativos sobre el producto o servicio.
  • Aclara al máximo la propuesta de valor o beneficio que ofreces y cuál es el beneficio para tu cliente.
  • Resalta las virtudes del producto o servicio.
  • Recurre al formato de lista con numeración o viñetas para estructurar los contenidos.
  • Evita el discurso corporativo o comercial: lo importante es conseguir el objetivo marcado con los recursos adecuados.
  • Incluye palabras clave o keywords relacionadas con la oferta. Evita el vocabulario técnico o excesivamente especializado. Respeta el lenguaje natural. Escribe para las personas, no para los buscadores. En definitiva, el discurso tiene que ser directo, teniendo en cuenta que el lenguaje de la web, tanto a nivel técnico como a nivel de marketing, no es conocido por todo el mundo.
  • Facilita vías de contacto tradicionales (por ejemplo, el teléfono), no sólo como alternativa para un trato más personalizado, sino también para recordar al usuario que hay una empresa y un equipo humano detrás de la campaña de marketing.
  • Introduce una llamada a  la acción (o call to action, CTA), tan clara que no deje ningún lugar a dudas. Evita elementos que distraigan o dificulten la comprensión del mensaje y enlaces que saquen al usuario de la página de aterrizaje (lo que se conoce como puntos de fuga).
  • Solo un formulario de contacto. A su vez, éste tiene que ser breve y no incluir más campos de los necesarios.
  • Una vez finalizada una determinada campaña estacional, elimina y redirecciona las páginas de aterrizaje correspondientes. Informa siempre al visitante acerca de cuándo acaba la oferta.

 Esperamos que con estos consejos consigas crear un contenido inolvidable.

Fuente imagen: Flickr/10ch

 

linkedin empresas

También te pueden interesar...

Publicidad online vs canal orgánico: ¿cómo se complementan?
Lead management: qué es y cómo reactivar leads fríos
Facebook Ads vs Linkedin Ads: ¿qué estrategia es mejor para tu negocio?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos