<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Receta de éxito para tu página de aterrizaje: testear, testear, testear

 

testear

Aunque son muchas las empresas y agencias que tienden a olvidar este detalle, los tests no sólo son necesarios cuando se está concibiendo una determinada landing page. Muy al contrario, también tienen que llevarse a cabo durante la campaña, para que la siguiente página sea aún más eficiente. Recuerda que tus páginas de aterrizaje no son acciones únicas y puntuales, sino que debes alinearlas con tu estrategia global de marketing que vas repitiendo estacionalmente o con cada nuevo producto que lanzas al mercado.

Tu objetivo es claro. Cada nueva campaña de marketing online tiene que ser mejor y darte mejores resultados. De hecho, jamás deberías llevar a cabo varias campañas de manera paralela sin haber analizado la anterior y haber aprendido de los errores cometidos.

Por todo ello, los tests deben dejar de ser una acción puntual y convertirse en parte de tu actividad rutinaria. Aunque dependerá de la frecuencia de cada campaña, se aconseja que dediques de dos a tres horas a testear y detectar posibles errores en tus páginas de aterrizaje, estableciendo también una duración limitada para cada prueba. El beneficio es evidente, ya que los análisis y tests sistemáticos permiten incrementar la efectividad de las landing pages y el índice de conversiones.

Las claves para un test eficaz

Para resultar eficaces, los tests tienen que responder a una serie de criterios y requerimientos:

  • Haz que tus tests sean útiles

    En lugar de testear muchos elementos simultáneamente, conviene analizar sólo aquellos aspectos sobre los cuales tengas datos disponibles o que no estén funcionando correctamente. De hecho, si analizas muchos elementos, mezclarás demasiadas variables y los resultados pueden ser confusos o interpretarse incorrectamente.

  • No debes introducir variables ajenas al test, tales como los cambios en la infraestructura o en las herramientas empleadas.

  • Aplica el test más adecuado para cada elemento que quieras evaluar. Si no sabes si utilizar una fotografía u otra, lo mejor es utilizar un test A-B, que consiste en lanzar dos versiones de la página de aterrizaje con esa diferencia entre ambas. Por ejemplo, se puede crear una landing page con una ilustración y otra sin ella, utilizar botones de llamada a la acción (o call to action) con colores diferenciados, incluir formularios con una orientación distinta (apaisada o vertical), etc. De este modo, puedes detectar cuál de las dos opciones es la preferida por los usuarios.

  • Recurre a los tests A-B multivariable

    . Obedecen a la misma filosofía que los tests A-B tradicionales. Sin embargo, a diferencia de éstos, los cambios que realizarás entre ambas versiones de la página de aterrizaje no son puntales. De hecho, el test A-B multivariable puede incluir los mismos elementos en ambas versiones de la landing page, pero con una distribución totalmente diferente. Incluso, si decides mantener en ambas la misma disposición, es factible cambiar el tono empleado en el texto o copy o la paleta de colores utilizada.

  • Realiza los tests presenciales tanto internamente como con usuarios reales o externos. Sólo así puedes obtener la información cualitativa que necesitas. Puedes preguntar a los usuarios por qué han decidido realizar una acción u otra, un detalle que es imposible conocer de manera remota. Mediante los programas de monitorización, siempre puedes saber dónde ha hecho clic un usuario, pero desconoces sus motivaciones. En cambio, al tener al usuario delante, le puedes preguntar dicho motivo.

  • Haz pedagogía interna del testing, lo que contribuirá a dar valor y respetar los resultados como argumento en la toma de decisiones.

Herramientas y técnicas que funcionan

Además de las prácticas señaladas, también puedes utilizar algunos de los siguientes instrumentos: 

  • Herramientas que recogen el recorrido del cursor en pantalla.

  • Mapas de clics o de calor (clic maps o heat maps).

  • Estos instrumentos aportan información sobre si se han colocado correctamente los elementos gráficos y el copy, o si se en alguna zona hay textos demasiado densos, que obligan al usuario a entretenerse demasiado.

Gracias a las herramientas disponibles en la actualidad, no sólo se puede conocer dónde fija la mirada la atención el usuario (evaluando si realmente es en estos focos donde a la te interesa que se detenga), sino también el tiempo que dedica a cada parte de la página de aterrizaje

Fuente Imagen:Flickr/ J M

 

como crear campaña de inbound marketing integral

También te pueden interesar...

5 acciones para generar leads calificados para empresas B2B
Cómo conseguir leads y clientes nuevos: 7 ideas de contenido que convierte
Botón de llamada a la acción: qué es y cómo diseñarlo en 5 herramientas

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Equipo InboundCycle

Equipo InboundCycle

inboundcycle
InboundCycle es la primera agencia especializada en Inbound Marketing de España y Latinoamérica y es Diamond Partner de HubSpot.
Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos