<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

¿Por qué diversificar riesgos de tus canales de captación?

Como todos sabéis, uno de los objetivos primordiales de las acciones que se realizan en marketing online es el de atraer tráfico a nuestro sitio web, ya que sin trafico a la web no podemos poner en marcha otro tipo de acciones para generar conversiones y conseguir que los usuarios se conviertan en clientes.

Pues bien, son muchos los que se preguntan cómo atraer tráfico a la web de manera correcta. Para atraer visitas de manera correcta no podemos dejar pasar por alto un refrán popular: “no poner todos los huevos en la misma cesta” dicho que se puede aplicar prácticamente a todos los ámbitos de la vida, y cómo no, también se puede aplicar al marketing.

Con este dicho a lo que nos referimos es que si se queremos empezar a captar tráfico hacia nuestro sitio web no podemos dedicar todos nuestros esfuerzos a un solo canal, si no que tenemos que diversificar al máximo para que la procedencia de visitas venga de cuantos más canales mejor. Esto puede parecer a simple vista muy costoso, tanto por tiempo como por dinero, pero si lo analizamos fríamente no es así.

Lo primero que hay que tener cuenta si se quiere seguir una estrategia multicanal de captación de visitas es ver qué canales nos interesan, cosa que debemos estudiar y analizar, ya que es posible que no en todos los canales existentes se encuentre la población objetivo de nuestra empresa. Además de esto, también hay que analizar los beneficios y los riesgos que conlleva invertir en ciertos canales, de manera que encontremos aquellos que sean rentables para la empresa.

Para comprender los riesgos de invertir en un solo canal vamos a tomar como ejemplo AdWords y Facebook Ads.

AdWords es lo que se conoce como SEM. Su funcionamiento es muy similar al de una subasta. Lo primero que tenemos que hacer es buscar unas palabras clave por las que nuestro público objetivo vaya a encontrarnos al realizar las búsquedas. Una vez claras, y dependiendo del volumen de búsquedas que existan y del nivel de competidores que quieran aparecer por esas palabras clave, Google marca lo que sería un precio de salida, es decir, el precio que nosotros como empresa tendremos que pagar cada vez que algún internauta haga click en nuestro anuncio patrocinado.

Esta es una muy buena forma de captar visitas para la web, siempre que seamos los que más pujen por esas palabras clave. El problema es que podemos empezar una “guerra” de precios con un competidor e ir subiendo el precio por click de manera que llegue un punto que éste no sea rentable y tengamos que abandonar la puja. En estos momentos, si no tenemos más canales de captación, toda nuestra estructura comercial se vendrá abajo, ya que nuestro equipo no tendrá leads para poder trabajar con ellos, siendo esto algo perjudicial que puede acabar con el despido del personal de la empresa por falta de trabajo.

Facebook Ads es el otro ejemplo que queremos poner. Hacer anuncios en Facebook es otro de los canales que podemos utilizar para captar tráfico hacia nuestra web, canal que actualmente está siendo un poco más rentable que AdWords. La gran diferencia entre ambos es que AdWords se enfoca en una Keyword concreta, mientras que los anuncios en las redes sociales, concretamente en el caso de Facebook, se enfocan hacia una audiencia concreta que está muy bien segmentada y que encaja con el perfil de nuestro público objetivo.

Aquí el problema reside en que no competimos por una palabra, sino que lo hacemos por una audiencia, con lo que la competencia que nos podemos encontrar es mayor. Esto, trasladado al coste por click, hace que éste se eleve en exceso dado el gran número de empresas que pujan por captar la atención de una misma audiencia. El desenlace de este alto coste por click es similar al de AdWords, ya que puede resultar ruinoso para las empresas que compiten en este canal. 

Razones por las que diversificar

Después de estos dos claros ejemplos de los riesgos de invertir en un solo canal, vamos a pasar a exponer más razones para ser conscientes de la importancia de diversificar los canales de captación de visitas.

La primera razón está estrictamente relacionada con lo que acabamos de comentar, en el alto coste del precio por click. Para una empresa, depender de las fluctuaciones de precio en los anuncios pagados no es bueno, ya que como se ha demostrado, puede llegar un punto en que no sea rentable pagar ese precio, momento en el cual la competencia se llevaría todas las visitas pagadas.

Las sinergias entre canales también son una buena razón para diversificar. Para tenerlo más claro lo explicaremos con un ejemplo. A la hora de que Google compruebe el SEO de una empresa tiene en cuenta cuanta gente te enlaza para ver que autoridad tienes a nivel online. Esto sucede mucho en Twitter, que al ser partner de Google, ayuda a mejorar nuestra estrategia de posicionamiento SEO si lo estamos utilizando como un canal de captación de visitas.

Encontrar a nuestra audiencia es muy complejo, y si nos centramos en un solo canal más aún. Lo lógico es que si nos dirigimos a un público joven, por ejemplo, estos se encuentren en Facebook, Twitter o cualquiera de las otras redes sociales. Por eso, si se quiere llegar a toda esa audiencia que se encuentra tan repartida hay que apostar por una estrategia multicanal de captación, ya que así aumentaremos el potencial alcance.

Por último, escoger diversos canales da una imagen de coherencia a los usuarios, ya que a priori parece que tengamos un plan de marketing relacional y seamos una empresa seria.

Pese a esto, diversificar no debe ser tomado como un sinónimo de usar todos y cada uno de los canales. Hacer esto puede no ser lo óptimo, ya que de primeras es posible que nuestra audiencia objetivo no se encuentre en ellos, y segundo, empezar con todos los canales a la vez puede ser desastroso ya que no podemos dedicarles el tiempo e inversión necesario para que resulten rentables. El consejo ante esto es no pasar al siguiente canal hasta que del primero no se obtenga un óptimo retorno.

Resumiendo, la mejor estrategia de captación de visitas para una web es la de diversificar, así diversificamos riesgos y minimizamos los riesgos propios de cada canal; riesgos que a la larga, pueden perjudicar enormemente a la empresa.

New Call to action

También te pueden interesar...

Argumentario de ventas: qué es, cómo crearlo y por qué necesitas uno
Marketing digital para PYMES: 8 acciones para captar clientes
InMails en LinkedIn: qué son y 6 trucos para tu estrategia de ABM (Account Based Marketing)

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos