<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Pasa de ser un producto interesado a ser un producto interesante con el Inbound Marketing

El Inbound Marketing es algo más que una estrategia de marketing, es una filosofía de empresa. ¿Y qué quiero decir con esto? Pues algo tan sencillo como que el Inbound entiende los procesos de venta como un imán para atraer a los clientes y no como una estrategia para captar clientes.

inboundmarketing

En este proceso es muy importante utilizar la táctica de “ser encontrado", en vez de ir tú a la búsqueda de clientes, y aportar contenido de calidad en tu página web, blog, red social y demás canales de tu empresa de manera que cualquiera que las visite quiera convertirse en cliente de tu producto.

Es decir, no queremos que los clientes vengan a nosotros porque los hayamos “empujado” a través de nuestra insistente publicidad o acciones de marketing tradicional, sino que queremos atraerlos y hacerlos llegar a nosotros de manera natural.

9 consejos para conseguir ser una empresa más interesante

1. Crea call to action adecuados

Está bien que crees contenido interesante y que hagas que cualquiera que llegue a leerlo se quede minutos y minutos en tu web, pero no debes olvidar que tu objetivo principal es hacer que ese lector se convierta en un futuro comprador. Y para eso no hay nada mejor que un call to action.

Posiciona estratégicamente tus call to action en las diferentes páginas de tu web para generar más leads y hacer que todas esas personas que se han quedado “enamoradas” de tu contenido dejen sus datos y te permitan contactar con ellos e intentar convertirlos en clientes.

2. No te obsesiones con crear contenido extenso

Aunque parezca que para posicionarte como un experto tienes que escribir artículos de miles de palabras, no siempre es así. El valor de un artículo depende de lo que pueda aportar al lector, sin importar que sea de 300 palabras o de 3.500.

Piensa que si pides demasiada atención a tus lectores, teniendo en cuenta el bombardeo informativo al que estamos sometidos hoy en día, y luego no cumples o tu contenido no es lo suficientemente interesante estarás jugando en tu contra.

Es mucho más eficaz crear un texto corto y directo que explica algo a la perfección que estar adornando un artículo, llenándolo de obviedades y de contenido insípido que tan solo sirve para hacerlo parecer que es más largo de lo que realmente es.

3. No escribas por escribir

Utiliza todas las posibilidades que te ofrece cada una de las entradas de tu blog o cualquier otro canal y da el máximo en cada una de ellas. Nadie quiere leer contenidos porque sí ni encontrarse artículos de relleno todos los días, al igual que he comentado en el punto anterior.

Es mejor publicar menos contenido, pero más interesante, que estar bombardeando a diario y exprimiendo al lector hasta que se harte. No creas que por escribir más veces conseguirás mejores resultados.

4. Invita a otros a participar en tu blog

Utiliza los posts de invitado en tu blog. El hecho de que un experto escriba en tu blog sobre temáticas relacionadas con la tuya hará que tu lector valore que lo hayas invitado y agradezca esa aportación.

Esto, que para el seguidor del blog es un extra, te ayudará a su vez a promocionar tu blog posicionándolo como blog de referencia y arrastrando a los seguidores de tu invitado a que lo visiten, lo que te podría generar unos nuevos clientes y seguidores.

Este recurso es muy práctico pero es un arma de doble filo, porque tus seguidores no quieren que el blog vaya de unas manos a otras sin que haya una línea editorial que controle el proceso. Están ahí porque algo de lo que les has contado les ha interesado y quieren seguir escuchándote a ti, así es que no abuses de este recurso porque a largo plazo puede resultar perjudicial para tu imagen y puede hacer parecer que no quieres dedicar tiempo a crear tus propios artículos. 

5. Cuida tu página de inicio

La página de inicio de tu página web es el primer lugar que van a ver los potenciales clientes si han decidido dar el paso por ellos mismos y visitarla, por lo que es la puerta de tu “casa” online y debe estar cuidada al máximo.

En ella deberían encontrar un resumen de todo lo que puedes ofrecerles, pero además debes hacerlo de una forma dinámica y sin pedir que lean demasiado porque eso les cansará.

Recuerda que no se tiene una segunda oportunidad de causar una primera buena impresión y que esa persona que está al otro lado solo dedica unos 10 segundos a valorar si una página le interesa o no. Aprovéchalos.

6. Exprime el email marketing

Saca el máximo rendimiento posible a las listas de correo con una buena estrategia de email marketing. Cuando alguien te deja su correo espera que le mantengas informado de las novedades que ofrecerás en un futuro y, en algunos casos, esta será toda la atención que le preste a tu empresa porque para eso ha dejado el correo.

Es muy importante que mantengas a estos clientes informados de todas las novedades y que ellos se sientan mimados e importantes, ya que en caso contrario borraran su suscripción y considerarán que no son valorados.

7. Cuida a tus empleados

La imagen de la empresa es la imagen que sus trabajadores proyectan de ella, ya que al fin y al cabo son la parte humana del negocio. Cada vez que ellos compartan un comentario en sus redes sociales o en una simple cena con sus amigos la publicidad que se está llevando a cabo es más eficaz, incluso, que cualquiera que pueda hacerse. Y todo porque es directa y veraz, ya que nadie los obliga a hacerla.

Es muy importante que tus empleados compartan tu mentalidad de negocio y se sientan totalmente identificados con tu empresa para que puedan comunicar sus virtudes de la misma manera que lo harías tú.

8. Utiliza el vídeo marketing

Los vídeos son una manera fácil y cómoda de recibir información y, por ello, hoy en día el vídeo marketing se ha convertido en una de las estrategias más populares para hacer cualquier tipo de promoción. No desprecies su potencial, aprovéchalo y empieza a generar leads a partir de ellos. 

9. Convierte a tus clientes en comerciales de tu marca

Uno de tus objetivos principales debe de ser el de convertir a tus clientes en comerciales voluntarios de tu firma. Ningún tipo de publicidad va a tener tanta credibilidad como la realizada de manera voluntaria y sin ningún tipo de remuneración por un cliente satisfecho. Y sino piensa si comprarías algo antes porque te lo recomienda un amigo o porque lo has visto en un anuncio.

checklist ejecutar una campaña de inbound marketing

También te pueden interesar...

Selección de 10 ebooks gratis de marketing y ventas que no puedes perderte
Las variables del marketing mix que debes conocer
Cómo sacar el máximo partido a tu agencia digital

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos