<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Los 4 errores más comunes del Inbound Marketing

A la hora de hacer una estrategia de Inbound Marketing se pueden cometer numerosos errores de todo tipo. Es normal, ya que es una metodología que implica muchas técnicas de marketing y a veces es difícil coordinarlas y prestar atención a todas y cada una de ellas.

errores

Para conseguir que esos errores se minimicen, hoy te voy a contar 4 de los errores más comunes que yo he visto a la hora de implantar una estrategia de Inbound Marketing.

1. No establecer objetivos realistas

Cuando comenzamos una estrategia, sea de Inbound Marketing o de cualquier otra metodología, tendemos a poner objetivos muy poco realistas o equivocados. Teniendo en cuenta que los objetivos son la base de la estrategia y lo que vamos a medir posteriormente para saber si vamos por el buen camino, una mala elección de estos puede arruinar todo el proceso.

Tus objetivos deben ser planteados bajo el denominado principio S.M.A.R.T.:

  • Específicos: un objetivo que diga “aumentar las visitas de la web” no sirve de nada, mientras que otro que diga “aumentar un 5% las visitas durante el mes de marzo” es mucho más específico.

  • Medibles: si en el caso anterior eligiéramos el primer objetivo, no podríamos medirlo de manera adecuada porque no habría una meta u objetivo al que llegar, mientras que si establecemos una cifra exacta y medible posteriormente podremos analizar si lo hemos hecho mejor o peor.

  • Alcanzables: plantearte objetivos inalcanzables o imposibles es una manera perfecta de desmotivarte y hacer parecer que el Inbound Marketing no sirve para nada. Hay que ir poco a poco, por lo que siempre es mejor plantearse pequeños objetivos que podamos alcanzar de manera más sencilla para comenzar e ir subiendo el nivel de estos progresivamente.

  • Relevantes: ¿te has puesto algún objetivo que realmente no sirve para nada? Por ejemplo, imaginemos que te has planteado aumentar tu tráfico web ese 5%, pero sin embargo todavía no has creado una buena estrategia de captación de leads y por lo tanto cumplir el objetivo no te servirá de nada. Plantea objetivos que sirvan para cumplir el objetivo final de la empresa, no solo por plantearlos.

  • Temporales: un objetivo debe ir ligado a una fecha o tiempo establecido para conseguirlo. Eso hace que nos “obliguemos” a trabajar en ellos y que podamos ir progresando, ya que si no ponemos fechas ni plazos los iremos retrasando poco a poco y cada vez seremos menos productivos.

2. Tener un Buyer Persona poco trabajado

Si los objetivos eran importantes, que te voy a contar de los Buyer Persona. Si no eres capaz de definir a tu cliente ideal a través de un proceso adecuado en el que consigas conocer a esa persona como si fuera tu amigo de toda la vida, no podrás crear acciones posteriores enfocadas hacia ellos.

Debemos crear un perfil lo más completo posible de nuestros clientes, ya que eso nos dará la posibilidad de definir nuevas líneas de negocio, mejorar la comunicación hacia el cliente y conseguir una mayor efectividad en todas nuestras acciones de marketing.

Para que te hagas una idea de la importancia que tiene el Buyer Persona, plantéate la siguiente pregunta: ¿sería más fácil convencer a una persona que conoces en profundidad o a alguien que solo conoces superficialmente? No creo que haga falta que conteste.

3. Demasiado contenido, poca calidad

Durante los últimos años se viene diciendo que, de cara mejorar nuestro posicionamiento SEO y acelerar el crecimiento de nuestros blogs, se debe escribir una vez al día. El problema está en que es muy, muy difícil escribir contenido de calidad día tras día, salvo contadas ocasiones.

Yo he comprobado como diferentes blogs mejoran sus estadísticas pasando de publicar 4-5 veces semanales a solo 2, ya que el tener más tiempo para redactar el contenido hace que esos 2 posts sean de mucho más valor que 4 o 5 más cortos y que, a veces, pueden llegar a ser redactados a la ligera.

Realiza una buena planificación de los contenidos que vas a compartir, no solo en tu blog, sino en cualquiera de los canales que utilice tu empresa. Y recuerda que siempre es más importante la calidad, que la cantidad.

4. Una mala analítica del proceso de Inbound Marketing

El Inbound Marketing tiene diferentes fases, desde la atracción de tráfico, pasando por la conversión de leads hasta la sincronización final entre todos los procesos. ¿Cómo vas a saber en cuál estás acertando y en cuál estás fallando si no has realizado un correcto proceso de analítica?

Antes de comenzar a utilizar cualquier nuevo elemento en tu estrategia, como una nueva vía de tráfico web o de conversión de leads, piensa detenidamente cómo vas a medir el éxito o fracaso de dicho elemento.

¿Eres “culpable” de cometer alguno de estos errores? ¿Has visto otros errores que no he mencionado en esta entrada? Me encantaría saber tu opinión y conocerlos.

checklist ejecutar una campaña de inbound marketing

 

 

 

 

 

También te pueden interesar...

Evitar spam: cómo hacerlo con los reCAPTCHAS
CRM en marketing: ¿por qué es tan importante elegirlo bien?
Marketing emocional: qué es y cómo usarlo en tu estrategia de marca

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos