<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Llamadas a la acción, ¿por qué son importantes?

 

15166203826_4b6ee460c7_o

Muchas de las técnicas de marketing tradicionales continúan siendo plenamente vigentes en los nuevos canales digitales. Es más, algunas de ellas están experimentando un renacimiento, un impulso en su adaptación al nuevo medio. Uno de los ejemplos es la llamada a la acción (en inglés call to action o CTA).

Mensajes potentes para mover al consumidor

La publicidad tradicional en medios impresos, radio y televisión utiliza habitualmente eslóganes. Son mensajes potentes, claros y directos para mover al consumidor en una dirección o conseguir que la audiencia realice una determinada acción. De la misma forma, los regalos promocionales tipo vales descuento, demostraciones de producto gratuitas o sorteos y concursos asociados a la compra de un producto son métodos clásicos ampliamente utilizados por el marketing tradicional.

En este sentido, la llamada a la acción no es un recurso nuevo. Se utiliza de forma similar al eslogan tradicional y emplea incentivos parecidos

Retener la atención del navegante

Retener la atención del navegante que hemos detectado como posible cliente, convencerle para que realice una determinada acción y que se convierta en un lead que haga crecer nuestra base de datos es todo un reto. Ésta es precisamente la misión de la llamada a la acción. Para ello contiene un mensaje claro, conciso y directo, que no lleva a confusión. Además, habitualmente se le ofrece un incentivo que capte su interés: un obsequio, la participación en un concurso, el acceso a información valiosa u otros ítems similares. Sin embargo, no siempre una llamada a la acción implica un regalo. A veces, sólo se trata de una sencilla invitación o un breve reclamo que lleven a la acción, por ejemplo “llama ahora”, “visita nuestro sitio web”, “ven a nuestras instalaciones”.

Una vez que la persona ha mostrado su interés en nuestros productos o servicios, otra serie de acciones nos irán acercando por el embudo de conversión hasta realizar la venta, que es el objetivo final.

La efectividad de la llamada a la acción dependerá de muchos factores y elementos que no podemos pasar por alto. La vistosidad del diseño, la combinación cromática, el tamaño y ubicación en el sitio web, la redacción del mensaje, el uso de las imágenes, el valor percibido del incentivo… todos ellos son detalles que aportan su contribución al éxito de la campaña. 

Así aunque la llamada a la acción pueda parecer un elemento trivial, su relevancia en la estrategia de Inbound Marketing es destacada, ya que repercute directamente en las conversiones y el ROI (Return of Investment).

¿Dónde se colocan las llamadas a la acción?

 Se encuentran por todas partes, tanto en el ámbito online y en el offline. En este último entorno, vemos ejemplos en los medios tradicionales como la publicidad impresa, la televisión o la radio.  Algunos ejemplos ilustrativos son: “llama ahora para conseguir esta oferta limitada”, “envía este cupón para recibir una muestra gratuita”, “visita este enlace para conocer más” o “escanea el código QR y participa en el concurso”.

Su uso está tan extendido que incluso lo empleamos en nuestro lenguaje cotidiano, a veces sin darnos cuenta, por ejemplo cuando pedimos a alguien que lleve a cabo una acción determinada: “llámame luego”, “dime algo en cuanto puedas”.

Desde su origen hasta el día de hoy, ha ido evolucionando en paralelo y a la vez que lo han hecho los medios en los cuales se sustenta. Con la tecnología digital se ha abierto un amplio abanico en la manera cómo se aplica y en formas nuevas de sacarle provecho como herramienta de promoción y publicidad. Gracias al mundo online, ha terminado por convertirse en un estándar: un banner que posee unas determinadas características como un título, un texto, una imagen y un botón. En realidad, su configuración, su uso y los canales que emplea son flexibles y permiten una gran personalización en cada caso, con un camino abierto a la creatividad.

 

 Fuente imagen: Flickr/Maria Elena

 

linkedin empresas  

También te pueden interesar...

Facebook Ads vs Linkedin Ads: ¿qué estrategia es mejor para tu negocio?
Diseño de interfaces web: trucos para mejorar la conversión
Captación de leads: cómo mejorar su calidad para convertir a cliente

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos