<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Inbound Marketing y Social Media Marketing, ¿cómo se relacionan?

7110984325_22d1d9dd84_z

En el contexto actual, la era de internet y las redes sociales, el contenido es el rey. No sirve un contenido cualquiera, sino que el valor se encuentra en el contenido que de verdad interesa, que es útil, con el que se llega a los clientes. Es necesario convencerlos, enamorarlos y entretenerlos… y esto solo se puede hacer con un contenido de calidad.

La relación entre el Inbound Marketing y el Social Media Marketing se basa así pues en utilizar las redes sociales como plataformas de difusión del contenido de calidad generado en la estrategia de Inbound Marketing. En resumen, el Inbound Marketing proporciona el mensaje, mientras que las redes sociales facilitan el canal para distribuirlo. Combinados de forma adecuada, se pueden conseguir múltiples beneficios:

  • Credibilidad: a través del contenido se transmite la visión de la empresa sobre sus productos o servicios. Es más creíble que un anuncio tradicional porque al buscar la calidad y estar bien estructurado cumple con el objetivo de informar, mientras que el objetivo de un anuncio es vender.
  • Reducción de costes: en relación con cualquier otro tipo de marketing el acceso a las redes sociales es gratuito. La única inversión que se soporta es el tiempo que se invierte en planificar y ejecutar la estrategia de Social Media Marketing.
  • Visibilidad: a través de la generación de gran cantidad de contenido, su optimización con palabras clave y su difusión en redes sociales, el contenido se transforma en “SEO friendly”. Esto significa que facilita enormemente el posicionamiento de la página web o del blog de tu empresa en las primeras páginas de resultados de los buscadores para los conceptos relacionados con el producto o servicio que promocionas. Sucede solo cuando todos los contenidos creados están dotados de un buen título, una descripción acorde con él, un buen etiquetado y las palabras clave relacionadas con el servicio o producto.
  • Aumento del tráfico: cuando los contenidos son de calidad y están optimizados para los buscadores, al aparecer en los primeros resultados de búsqueda originan que más personas lleguen a ellos y a la página web de la empresa de donde proceden.
  • Mejora de la reputación: tu empresa puede no entender la necesidad de participar en las redes sociales porque experimenta miedo a recibir críticas públicas y no poder controlar los mensajes negativos. Lo que no tiene en cuenta es que aunque no participe, los consumidores igualmente hablan de tu marca. Sólo es necesario realizar una simple búsqueda de cualquier marca para obtener multitud de opiniones de todos los tipos sobre ella. Así, la mejor forma de contrarrestar una mala reputación es creando una buena reputación propia, generando contenidos positivos sobre la marca y sus productos. 
  • Diferenciación de la competencia: los contenidos son el mejor medio para transmitir mensajes clave y difundir valores propios que diferencian a una empresa de su competencia.
  • Expertise e influencia: generar un contenido de calidad implica convertirse automáticamente en experto en el tema sobre el que trata dicho contenido. Esto, a su vez, provoca la capacidad de ejercer influencia sobre las decisiones de compra del consumidor.

 

¿Sirve la receta para todos? Diferencias entre B2B y B2C

Estos beneficios aplican al Social Media Marketing que se dirige tanto a empresas (B2B) como al consumidor final (B2C). Sin embargo, esta diferenciación implica estrategias distintas. En el caso del B2C una estrategia de redes sociales e Inbound Marketing se enfocará principalmente a la venta, pues en las redes sociales se concentra el público masivo y es más sencillo captar clientes directos. En el caso del B2B, el propósito de la estrategia irá más encaminado a conseguir posicionamiento de marca.

Imagina una empresa que vende lámparas azules. Decide poner en marcha una estrategia de Social Media Marketing bien diseñada. Por un lado reducirá costes, ya que para llegar a sus futuros clientes no necesitará dedicar tantos recursos a la publicidad tradicional. Sabiendo de antemano qué objetivos persigue (por ejemplo, aumentar un 10% la venta de lámparas), podrá dimensionar mejor los esfuerzos económicos que realiza en este sentido.

Además, ganará credibilidad y visibilidad frente a la competencia porque cuando una persona interesada en comprar una lámpara azul realice una búsqueda, obtendrá muchos más resultados que hablan de nuestra empresa en comparación con su competencia.

Cuando lea estos contenidos se irá formando en su mente la idea de que estas lámparas azules son mejores que las de sus competidores, porque las conocerá mejor, desde una mayor cantidad de puntos de vista. Habrá recibido mensajes con los valores diferenciales de esta empresa respecto de las demás y los tendrá interiorizados. Además percibirá que la empresa habla desde una posición de experta en lámparas azules, pues conoce su propio producto, el de la competencia y el sector en general.

Por último, como los contenidos estarán mejor posicionados, más personas accederán a leerlos y llegarán, en consecuencia, a la página web o blog de donde proceden, generando más tráfico.

 

como crear campaña de inbound marketing integral  

Fuente imagen:Flickr/ Gavin Llewellyn

También te pueden interesar...

Cómo y por qué hacer campañas de Display para branding y performance
Posicionamiento web: estar en posición 1 en 9 pasos
Genera contenido de calidad para tu estrategia de marketing industrial

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos