<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Quiero crear una marca personal: ¿por dónde empiezo?

He repetido infinidad de veces que el mercado está saturado. Hay decenas de opciones para cualquier servicio y, si eres un profesional en busca de su hueco en el mundo laboral, tienes que luchar para conseguirlo.

Para conseguir ese hueco, y hacer que sea grande, no hay mejor arma que la marca personal. Pero... ¿por dónde puedes empezar para crear una marca personal? ¿Cuáles son esos primeros pasos que te llevan a dar el resto?

Deja que te ayude a iniciar ese camino. Vamos a crear tu marca personal aquí y ahora. ¡Empecemos!crear_una_marca_personal.jpg

1. ¿Quién eres?

El peor error que cometen la mayoría de profesionales es lanzarse al mercado sin planificación. Sin orden. Sin valores. Sin saber quiénes son. ¿Cómo vas a posicionarte si ni tú mismo sabes dónde estás posicionado?

Para saber quién eres "solo" tienes que seguir estos pasos:

  1. Definición de valores: siéntate y escribe los 5 valores que definen tu vida, tu forma de actuar y tu metodología de trabajo. Serán los pilares de tu actitud y del camino que tomes más adelante.
  2. Priorización de valores: para ti qué vale más, ¿tus amigos o tu ambición? Déjalo bien claro antes de empezar. Ponte en situaciones tipo "si me llaman para trabajar en el otro lado del país, ¿aceptaría?" y valora qué es lo más importante para ti.
  3. Descubre tus cualidades: ¿en qué eres realmente bueno? ¿Y de todo eso qué es lo que realmente te gusta? Es mejor comenzar a trabajar en un área que te guste más y que tengas menos conocimientos que hacer lo contrario.
  4. Conoce tus debilidades: ¿en qué eres muy malo? No tiene sentido que abras un blog si eres pésimo escribiendo. Quizás lo tuyo es YouTube. O quizás eres un hacha haciendo contactos, pero muy malo escribiendo emails. Entonces tendrías que usar más el teléfono. Las debilidades te limitaran y te harán saber cómo avanzar.
  5. Pregunta al resto: acércate a tu padre, a tu madre, a tu hermano, a tu amigo de toda la vida, a ese conocido de Facebook... y crea una pequeña muestra de personas. Pregúntales a todos con qué conceptos o habilidades te relacionan. Aclararán mucho tu mente.

Este proceso, que a priori parece sencillo, definirá quién eres en realidad. De aquí deberías salir conociendo exactamente qué es lo que vas a hacer, qué tipo de habilidades vas a utilizar y en qué sector te vas a posicionar. ¡Pero sigamos!

2. ¿A dónde te gustaría llegar?

Cuando se escribe un libro o un guión de una película lo normal es escribir el inicio y el final y después desarrollar la historia. Tu marca personal debe seguir ese mismo proceso.

Tienes el punto de partida. Busca ahora el punto final a tu carrera o, al menos, el punto y aparte al que quieres llegar. Debes crear una meta exacta y medible.

Por ejemplo, imaginemos que has decidido ser experto en usabilidad web. Sí, eres muy bueno detectando errores y le sacas punta a todo lo que ves, por lo que unido a tu conocimiento de analítica te parece la mejor opción.

Y bien, ¿qué te gustaría conseguir en este sector? ¿Cuál sería el final ideal de tu carrera? ¿Crear una empresa de usabilidad? ¿Una aplicación? ¿Ser ponente en un evento determinado? ¿Vender infoproductos? 

Determínalo de la forma más exacta posible. Debe ser algo como "quiero conseguir ser CEO de una consultoría de usabilidad en 3 años".

3. Busca modelos a seguir

Salvo que seas extremadamente innovador o que el mercado que quieras cubrir ni tan siquiera exista, siempre habrá alguien antes que tú. Y eso no es una mala noticia. De hecho, es buena por dos motivos:

  1. Eso significa que hay mercado para la disciplina y el servicio/producto que has elegido.
  2. Tienes una carrera profesional completada o semicompletada delante de ti para valorar acciones, errores y aciertos.

Investiga todo el mercado del sector elegido y descubre cómo esas empresas o personas han llegado donde están ahora. No solo veas quiénes son, el dinero que tienen o los productos que venden. Ve más allá.

Tienes que saber el estilo de vida que tienen. Las acciones concretas que los posicionaron. Los peores errores que cometieron. Tienes que conocerlos como si fueran tus amigos de toda la vida.

Es más, si puedes, hazte amigo de ellos. El networking, sobre todo con personas de niveles de autoridad superiores al tuyo, es un multiplicador de visibilidad excelente para una marca personal.

1, 2, 3... sigue caminando

Ahora puedes dejar de decir "quiero crear una marca personal, pero no sé cómo hacerlo". Te toca remangarte, tener claros esos pasos y seguirlos al pie de la letra.

Solo con esta parte del proceso, siempre y cuando lo hagas bien, habrás definido todos los pasos iniciales de una marca personal. Todo se hará más complejo cuando te pongas a hacerlo, pero... ¿sabes qué? Siempre puedes dejar un comentario con tus dudas o problemas y yo te puedo echar un cable. ¿Charlamos?

redes sociales para conseguir clientes

También te pueden interesar...

Potencia tu estrategia de marketing de contenidos a través del diseño
Por qué la elección de un hosting puede afectar a tu SEO
Las nuevas tecnologías aplicadas a campañas de marketing

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos