<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Cómo saber si una campaña de email marketing ha sido exitosa [+Vídeo]

El marketing digital incluye muchas técnicas diferentes, la gran mayoría medibles, que te pueden ayudar a conseguir tus objetivos. Una de las principales es el email marketing, una disciplina que se basa en la comunicación efectiva con tus clientes presentes o futuros con distintos objetivos. Las métricas tienen una especial importancia en el email marketing, por eso hoy me quiero centrar en este aspecto. ¿Me acompañas?

¿Por qué son tan importantes las métricas en email marketing?

A la hora de poner en marcha una campaña de email marketing, las métricas juegan un papel crucial. Esta disciplina se orienta a objetivos muy claros y medibles, por lo tanto, usando estos datos podemos saber si hemos alcanzado o no nuestras metas.

Toda esta información no solo nos dirá qué ha funcionado o qué no, sino que nos aportará datos valiosos para optimizar futuras campañas y maximizar los resultados.

Imagina, por ejemplo, que tu objetivo es conseguir suscriptores para una campaña. Es muy importante que conozcas cuántos de los destinatarios han abierto el mensaje, cuántos han realizado la acción propuesta y, finalmente, cuántos se han suscrito para conocer la tasa de éxito de la campaña. Si envías, por ejemplo, dos emails diferentes, también te puede interesar saber cuál ha recibido una mayor tasa de apertura y así poder ir optimizando las campañas de email de forma valiosa.

email_marketing.jpg

¿Cuáles son los principales KPI de email marketing?

Cada empresa debe identificar los KPI necesarios para medir la efectividad de cada campaña, por lo tanto, esto depende de muchos factores, pero es cierto que hay varios indicadores que nos permiten valorar el resultado de casi cualquier campaña de email marketing, y que son de los que vamos a hablar hoy.

Si te interesa saber cómo optimizar tus campañas de email, toma nota de estos indicadores clave en tu análisis:

  • Open rate: son los emails abiertos con respecto al número de emails que se han enviado. Es un KPI que depende únicamente del remitente y del asunto, porque es la única información que el receptor puede ver para decidir si lo abre o no. Una variante muy interesante de este indicador es el Unic Open Rate, que nos indica cuántos receptores han abierto el email al menos una vez.
  • Click Through Rate: se refiere al número de clics que el destinatario ha hecho sobre el total de emails enviados y sus links a una landing o a una acción concreta. Imagina, por ejemplo, que dentro del cuerpo del mensaje has introducido un enlace directo a tu web o a una página donde el usuario podrá encontrar más información. El Click Through Rate mide el total de clics hechos en un enlace determinado.
  • Número de clics sobre el total de emails abiertos: al contrario que en el caso anterior, este indicador se refiere a los clics hechos en relación a los emails abiertos, es decir, mide el porcentaje de acciones realizadas sobre aquellos asuntos que mejor han funcionado. Este KPI nos ayuda a establecer la relación que hay entre el asunto y el contenido. En este sentido, influye mucho la coherencia entre el asunto y el contenido en sí (texto, imágenes, diseño o el CTA, que define la acción que queremos que realice el usuario).
  • Conversión por cada email enviado: este indicador nos va a ayudar a medir la efectividad global de la campaña, y está también muy determinado por el diseño y el contenido de la landing. La tasa de conversión tiene mucho que ver con el objetivo, por eso este dato nos puede servir también para comparar campañas.
  • Tasa de rebote: hasta ahora nos hemos centrado en los emails que fueron exitosos, pero este KPI trata de dar información sobre aquellos emails que no se han podido entregar. Aquí podemos hacer una distinción entre un fallo “duro”, es decir, que el servidor de correo considera el problema como algo definitivo (ejemplo: no existe la dirección o está mal escrita), o “blando”, cuando el email no puede ser entregado por un error temporal, como un fallo en el proveedor de correo electrónico del destinatario o que el servidor esté saturado.
  • Tasa de baja: normalmente, obtenemos una dirección de correo electrónico a través de una suscripción que el usuario hace a una lista que hemos creado previamente. Esta suscripción puede venir dada como resultado de diferentes campañas, y es muy interesante mantenerla. La tasa de baja nos indica cuántos usuarios se han dado de baja de estas listas, y podría corresponder a motivos como una falta de interés en la campaña concreta. Esto nos va a permitir conocer la evolución de las listas y poder tomar medidas.

Todos estos datos y otros que necesitarás para analizar el impacto de tus campañas estarán a tu disposición en tu gestor de email marketing, que te permitirá hacer informes y sacar conclusiones sobre el avance de tus objetivos. Te recordamos que es muy importante que hagas test periódicos y que monitorices todos estos KPI para optimizar tus campañas en función de las acciones que estén dando mayores resultados.

¿Te ha resultado útil la información de este post? ¿Tienes alguna duda sobre el proceso? Podemos seguir hablando acerca de ello en la sección de comentarios. ¡Estoy deseando conocer tus experiencias!

introduccion al email marketing

También te pueden interesar...

Breadcrumbs o migas de pan: cómo activarlas y cómo influyen en el SEO
PageSpeed Insights: mejora tu test de velocidad web
RD Station: qué es, cómo funciona y para quién es

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos