<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">

Cómo resolver un problema de alineación entre redactor y cliente [+Vídeo]

En este artículo te voy a hablar de una de las dificultades que encuentro en mi trabajo diario. Se trata de un problema de alineación entre los redactores –que son los colaboradores encargados de preparar los contenidos para los proyectos de inbound marketing– y el cliente.

¿Te ha pasado alguna vez que aun teniendo colaboradores muy buenos, estos no se acaban de adaptar a lo que los clientes piden? ¿Se trata únicamente de un tema de alineación de partes, de ajuste de los diferentes temas del proyecto, o se debería cortar de raíz y abandonar la relación contractual?

A continuación, te explicaré mi historia y qué acciones emprendí para resolver este conflicto. ¡Espero que te pueda ayudar si alguna vez te encuentras en una situación similar!

alineacion_cliente_redactor.jpg

En uno de los proyectos de inbound marketing que gestiono, me encontré en una situación en la que los clientes no estaban contentos con los contenidos que nos habían encargado. Sin embargo, los redactores que los habían preparado habían pasado un proceso de selección muy elaborado, con pruebas minuciosas en varias fases y se había seleccionado a cada redactor en función de su especialización. Eran verdaderos profesionales, de ahí que me sorprendiera que el cliente no estuviera satisfecho con los resultados.

¿Quieres saber, paso a paso, qué es lo que hice para solucionarlo? ¡Te lo cuento!

4 acciones para aumentar la satisfacción de los clientes con los contenidos del blog

Para resolver esta situación de la manera más rápida y eficaz posible, puse en marcha diversas acciones para asegurarme de que la calidad de los contenidos era excelente y que los clientes quedaban contentos con los artículos redactados. Son las siguientes:

  1. Validación de los títulos: a partir de ese momento, añadí la validación de los títulos por parte del cliente en el proceso de elaboración de los artículos. Como ejecutiva de cuentas, le facilitaba una keyword al redactor, y a partir de ella se redactaba el titular. Este titular se lo empecé a pasar al cliente para su aprobación. Una vez aceptado, se empezaba con la redacción del artículo. Así se hizo, pero no fue suficiente. El contenido no mejoraba.

  2. La segunda acción que emprendí fue pedir a los redactores que me facilitaran el enfoque del artículo y las fuentes de donde habían sacado la información, para que el cliente lo validase previamente. Una vez aprobados el enfoque y las fuentes se procedió a la redacción, pero aún así, se hicieron muchas correcciones posteriores.

  3. Como tercera medida, pedí al cliente que elaborase una serie de directrices acerca de la redacción del artículo para ser enviadas vía email a los redactores y que estos pudieran aplicarlas. Se elaboró el documento con los diferentes consejos acerca del estilo y se envió a los colaboradores. Aún así, el contenido no mejoró y el cliente seguía sin estar satisfecho con el trabajo.

  4. Finalmente, se concretó una reunión a tres bandas, es decir, entre los clientes, los colaboradores y yo misma, para mediar en la gestión del problemaEn la reunión se trataron los enfoques de los artículos a redactar, consejos sobre el estilo y se analizó el público al que van dirigidos. El cliente vino acompañado por sus colaboradores especialistas en las diferentes materias para poder hablar más a fondo de los temas a tratar, y así los redactores pudieron resolver sus dudas acerca del contenido. A estos últimos les resultó muy útil la conversación, ya que todos extrajimos valiosas conclusiones del encuentro.

¡Por fin, después de varios intentos, conseguí aúnar objetivos y empezamos a trabajar juntos en la misma línea!

Los resultados

Tras la puesta en marcha de estas 4 acciones, los redactores trabajaron más cómodamente y con menos tensión, los clientes quedaron satisfechos con los contenidos y nos felicitaron por el trabajo bien hecho. La calidad había aumentado claramente. Y en InboundCycle estábamos contentísimos con este final feliz.

 

¿Qué te parece el caso que te he contado hoy? ¿Te ha pasado alguna vez algo similar? ¿Qué medidas tomaste para solucionar un problema como este? ¡Te animo a compartirlas en la sección de comentarios! ¡Con vuestras aportaciones, aprendemos todos!

New Call to action  

También te pueden interesar...

Noticias SEO y tendencias de futuro para tu posicionamiento web
Contenidos digitales: cómo sacarles el máximo partido
Creación de contenido y atracción de tráfico en el sector educativo

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos