<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

Cómo optimizar tus posts publicados siguiendo las métricas SEO

Que nuestra web o blog aparezca en las primeras entradas de Google es el gran deseo (y, a veces, la gran obsesión) de cualquier administrador de sitios en la red. Y ahora viene la pregunta del millón: ¿cómo lograrlo? 

En este post te voy a dar algunas pistas... ¡Toma nota!

estrategia-seo.jpg

Para empezar, diremos que la clave está en el SEO, que podría definirse como los procesos o técnicas para mejorar el posicionamiento de una web en los diferentes buscadores. Son muchos y diversos los factores y las variables que configuran la fórmula (algoritmo) usada por Google para determinar la posición de cada página tras las búsquedas de los usuarios. Y esto hace que hoy en día el SEO se haya convertido en una disciplina muy amplia y compleja.

Así que vayamos al grano y centrémonos en las técnicas de SEO que no podemos olvidar a la hora de optimizar nuestros posts una vez ya los tenemos publicados en nuestro blog. Si ya las conoces pero quieres aprender más sobre SEO, te recomiendo la lectura de la guía Cómo aplicar SEO en tu estrategia de marketing online (ed. actualizada).

¿Qué nos interesa conseguir con el SEO?

Si queremos optimizar nuestra página es fundamental que nos planteemos unos objetivos muy claros en relación con su posicionamiento

  • Lograr que el mayor número posible de usuarios nos encuentren cuando realicen sus búsquedas.
  • Facilitar a los motores de búsqueda de Google la identificación de los principales temas de nuestra web.
  • Lograr autoridad y relevancia, puesto que de los múltiples factores existentes en el posicionamiento de una página, estos son los dos más influyentes. La autoridad es la popularidad que tiene una página web, la cual viene dada, a su vez, por la experiencia del usuario. Por su parte, la relevancia es la relación que puede tener tu web con respecto a una determinada búsqueda, es decir, si tu página resulta verdaderamente útil para el usuario porque responde a su pregunta.  

Principales técnicas SEO a verificar en los posts

Una vez tenemos el artículo publicado, existen una serie de técnicas de SEO que pueden ayudar a mejorar su posicionamiento. ¡Veámoslas!

A partir de mi experiencia, considero que la mejor manera de hacerlo es que verifiques (utilizando para ello un checklist) si tus posts cumplen todos los requisitos SEO en las diversas cuestiones (keyword, título, metadescripción…), que en conjunto van a determinar el éxito o no de su posicionamiento.

Estos son los puntos esenciales que debes tener en cuenta: 

  • Keyword (palabra clave). Verifica si el artículo cuenta con una keyword de calidad (de alto volumen y poca dificultad) que esté relacionada con la temática que se está buscando. También tienes que revisar que dicha keyword está presente en: título, URL, metadescripción, alt de la imagen y contenido. A lo largo del texto, la keyword debe aparecer varias veces (sobre todo en el primer párrafo), pero siempre de manera natural, es decir, que no se vea forzado. Por último, deberías comprobar que no haya más artículos de tu propia web o blog que estén muy enfocados en esta keyword, con el fin de no provocar una canibalización entre tu propio contenido.
  • Título. Además de incluir la keyword, el artículo debe ser interesante, llamar la atención del usuario y estar relacionado con la temática del artículo. Una buena práctica es que no supere los 70 caracteres.
  • Title Tag. Es uno de los factores más importantes para definir de qué trata tu artículo, por lo que debe ser único y atractivo. Otras recomendaciones es que contenga la keyword, a ser posible al principio del mismo, y que no supere los 65 caracteres.
  • URL. El aspecto más importante a nivel de SEO de la URL es que esté totalmente optimizada con la keyword seleccionada. Si consideras que es muy larga (más de 100 caracteres) puedes mejorarla eliminando las palabras que no aportan valor, como por ejemplo conjunciones o preposiciones. Y no te olvides de separar tus palabras con guiones.
  • Metadescripción. Por supuesto, debe contar con la keyword y llamar la atención del usuario. Nunca pierdas de vista que es el texto que muestra Google cuando realizamos las búsquedas, y es un elemento casi siempre decisivo para que el usuario haga clic o no en nuestro contenido. Es importante que el texto de la metadescripción esté totalmente relacionado con la temática y que no supere los 156 caracteres, de modo que se pueda mostrar toda la información que es de valor para nosotros.
  • Estructura coherente. Es importante que el contenido de nuestro post tenga una estructura clara y bien planteada, con un header o encabezado principal (H1) colocado antes de los diversos H2, y estos deben estar subdivididos en partes más pequeñas (H3). El H1 es el más importante para Google, por lo que debe resumir muy bien el contenido de la página y estar colocado los más arriba posible. También es recomendable que el título principal no concuerde exactamente con ninguno de los headers. Asimismo, el contenido al completo debería respetar la estructura introducción-cuerpo-cierre. Otra cosa que hay que hacer es remarcar con negrita el texto de mayor relevancia, con el fin de facilitar su lectura.
  • Imágenes. Para que las imágenes estén optimizadas, debes incluir tu keyword en el alt de la imagen, por lo que deberías tener la costumbre de modificar su nombre antes de subirla. Además, debes procurar no subir imágenes de tamaño excesivo para no ralentizar la velocidad de carga de la página, lo cual es negativo para la experiencia de navegación del usuario (sobre todo si lo hace con un smartphone). 

Cuestiones adicionales que también debes considerar

Las técnicas de SEO citadas en el apartado anterior son las más importantes para posicionarte correctamente, pero si quieres mejorar aún más tu posición en las entradas de Google debes tener en cuenta también todas estas características relacionadas con tus posts

  • Utiliza el tono más adecuado. Asegúrate de que el tono empleado va asociado a tu buyer persona o público ideal. De esta manera, este desarrollará mayor empatía con nuestro contenido, aumentando así la probabilidad de que comparta la información en redes sociales o que visite frecuentemente tu blog.
  • El contenido siempre debe ser único y original. Si tu artículo está duplicado o plagiado, ya sea en parte o en su totalidad, corres el riesgo de ser penalizado por Google. Con herramientas como Copyscape es muy sencillo verificar que tu contenido es totalmente original o saber si te lo están plagiando sin tu consentimiento. 
  • Ten mucho cuidado con los errores ortográficos. Además de dar mala imagen y restar calidad (y hasta credibilidad) a tus textos, los errores ortotipográficos o de redacción son detectados por los robots de Google, con su consiguiente afectación negativa al SEO. La solución a este problema no es otro que revisarlos concienzudamente.
  • Utiliza enlaces (pero sin pasarte). Tan cierto es que tu artículo debe tener enlaces, tanto internos (a otros artículos de nuestro blog) como de fuentes externas, como que estos deben apuntar a páginas y textos de calidad, procurando no caer en el abuso ni la redundancia. En esta cuestión, es importante usar keywords a modo de anchor text, pero siempre con mesura para evitar que Google nos penalice.  
  • No sobredimensionar las keywords. El hecho de que hayamos seleccionado una palabra clave en torno a la cual desarrollaremos el contenido, no tiene por qué traducirse en que la keyword tenga que estar presente en todo el texto. No se debe forzar la implementación de la palabra clave cuando no venga al caso, debe ser un proceso natural y manteniéndose, en todo momento, la coherencia del texto. Una densidad excesiva de la keyword nos puede hacer restar puntos en el algortimo de Google. Una buena práctica es emplear sinónimos de la keyword, de esta forma evitarás repetirla y te podrás posicionar a través de las palabras clave secundarias o keywords relacionadas.
  • Utilizar CTA (llamadas a la acción) atractivas y de acuerdo con la temática. Otra recomendación para optimizar tu contenido es verificar si el CTA de tu artículo está siendo realmente efectivo. Para ello debe llamar su atención a nivel formal y contar con un texto que invite al buyer pesona a hacer clic sobre la misma.
  • No te olvides de la indexación. Para que tu página aparezca en los resultados, los robots de Google deben poder encontrarla y posicionarla. Y con una buena indexación les facilitas la tarea. Si tienes dificultades para que tu artículo sea indexado, puedes forzarlos mediante la herramienta de Webmaster Tools, dirigiéndote a "Rastreo>Explorar como Google".
  • Actualiza los artículos. Otra forma de mejorar el posicionamiento de un post antiguo es actualizándolo con información nueva que complete el contenido que ya tenía. De esta forma, Google lo percibirá como más nuevo y relevante. Para que esta acción sea más eficaz, también es recomendable actualizar la fecha del post.

Como has comprobado, en este artículo he intentado elaborar una lista lo más completa posible de técnicas y acciones a considerar para mejorar el SEO de tus artículos, pero estoy segura de que se me ha quedado alguna en el tintero (o, mejor dicho, en el teclado). ¿Me ayudas completar el post con tus sugerencias? ¡Puedes hacerlo en la sección de comentarios!

New Call-to-Action

También te pueden interesar...

¿Qué es el marketing de guerrilla? Ventajas, tipos y ejemplos reales
Core Web Vitals de Google: qué son y cómo mejorarlas para el SEO
Marketing digital en Instagram: 7 beneficios de incorporarlo a tu estrategia

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos