<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 claves para mejorar la eficacia de tu plantilla de newsletter

Nos pasamos la vida repitiendo eso de “la belleza está en el interior”, pero, aunque pueda parecer un tanto superficial, en el mundo del email marketing no solo es el interior lo que cuenta…

Además del contenido, la eficacia de un newsletter depende también en gran parte de su diseño, y usar la plantilla adecuada puede marcar la diferencia entre acabar en la papelera o lograr una conversión. ¿Sabes cómo decantar la balanza por un lado o el otro? ¡Te daré algunas pautas!

El diseño de tus newsletters es tu principal carta de presentación en el mundo del emailing, pero la elección de la plantilla correcta puede ayudarnos más de lo que creemos.

Una buena plantilla puede ser la diferencia entre que un email parezca "Correo no deseado" o uno lícito y profesional. Pero, sobre todo, puede ayudarte a pasar de unas tasas de clics y conversión reducidas a otras mucho más altas.

En este artículo, voy a explicarte los principios y los elementos más importantes que debes tener en cuenta para aumentar la eficacia de tu plantilla de newsletter. ¡Empecemos!

Elementos básicos de una plantilla para newsletters

En toda buena plantilla de newsletters, el contenido condiciona el diseño, por mucho que a los diseñadores de tu equipo no les haga demasiada gracia pelearse constantemente con el resto del equipo de marketing. ¿Es así?

En definitiva, tanto la estructura de la plantilla como su diseño deben supeditarse a tu estrategia de email marketing y a los objetivos que pretendas alcanzar con esa newsletter.

Estructura de una plantilla de newsletter

La estructura propiamente dicha consta de tres apartados: el encabezado, el cuerpo y el pie.

estructura email IKEAEjemplo de email de IKEA con las partes que lo componen: encabezado, cuerpo y pie de email.

Encabezado

El título (banner) posibilita el reconocimiento de la marca y debe ser lo más homogéneo posible. Evita modificar el banner en cada email, a menos que se trate de distintos tipos de mensajes o campañas, por ejemplo, emails transaccionales como la confirmación de un pedido y emails de marketing como los propios boletines. Idealmente, los destinatarios deben poder asociar esos emails a tu empresa con tan solo ver la imagen del título.

ejemplo encabezado email skyscannerEncabezado de la newsletter semanal de Skyscanner.

Cuerpo

En el cuerpo se presenta el contenido real del email, que estará compuesto principalmente por texto. Este apartado estará dividido en párrafos y columnas, con el objetivo de mantener la claridad.

Es importante usar una jerarquía adecuada en el cuerpo, puesto que los primeros elementos serán aquellos que se muestren nada más abrir el email, sin que tu contacto tenga que bajar hacia abajo. Por ello, siempre ordena los elementos en función de la importancia que tengan para la consecución de tus objetivos.

Pie

En el pie se coloca la información corporativa que la legislación exige (el aviso legal). Todos los emails de marketing (como los boletines) deben contener, además, un enlace inequívoco que permita al destinatario eliminar fácilmente su suscripción a la lista de correo.

Procura diferenciar todos los apartados visualmente de forma clara. Para ello, ¡utiliza imágenes o distintos colores!

ejemplo pie email freepik

Pie de email de la newsletter de Freepik con información corporativa y los elementos legales necesarios.

Claves de diseño para tu plantilla de newsletter

1. Estructura sencilla y adaptable

¿Sabías que hoy en día uno de cada dos emails se abre en un dispositivo móvil? Por eso, un diseño adaptable que ajuste tu plantilla a los dispositivos y tamaños de pantalla más habituales es imprescindible para que tu newsletter llegue a buen puerto. Está comprobado que, para conseguirlo, lo ideal es dotar a la plantilla de una anchura de entre 500 y 680 píxeles.

Con un diseño sencillo dispuesto en una única columna evitarás problemas como el desplazamiento de columnas o la desproporción del tamaño de las celdas. Ten en cuenta también que cada dispositivo, cliente y programa de email muestra las fuentes de forma distinta.

ejemplo email responsive

Ejemplo de un email responsive y cómo se ve en diferentes tipos de dispositivos.

Lo mejor es que hagas una prueba integral del comportamiento de tu diseño de email para asegurarte de que la mayor parte de tus destinatarios podrán leer tus mensajes sin problemas.

Una buena idea es estudiar detenidamente cómo acceden los destinatarios a tus emails, evaluando las campañas de email marketing que ya hayas realizado. De este modo, sabrás en qué dispositivos, programas y clientes debes centrarte.

Al mismo tiempo, si quieres saber qué dispositivos usa tu público objetivo con mayor frecuencia, solo tienes que echar un vistazo a los resultados de tu herramienta de análisis web. ¡Nunca fallan!

2. Buena legibilidad

La estructura de tu boletín tiene que ser clara. Los destinatarios deben ser capaces de discernir de un vistazo el tema de tu email y su mensaje central.

Para conseguirlo, coloca la información más importante lo más cerca posible del principio del email. De este modo, te asegurarás de que los destinatarios no tengan que desplazarse mucho para encontrar ese mensaje importante o esa promoción que pretendes destacar.

ejemplo legibilidad emailsEjemplo de un email de Fly KLM Mafgazine que incluye la información importante en la parte superior del email.

Aceptémoslo, la mayoría de los destinatarios ojean simplemente los emails sin llegar a leérselos completamente, así que evita los párrafos largos y divide el contenido en secciones lógicas con títulos. Las enumeraciones, las listas, los epígrafes y las marcas de formato también pueden ayudarte a facilitar la percepción del contenido. ¿Ya lo haces?

Todos los elementos de tu plantilla deben disponer del espacio suficiente y contar con un tamaño razonable. Dejar espacios blancos alrededor de las imágenes, los párrafos y los botones contribuye a mejorar la legibilidad y a dirigir la atención del destinatario a cada elemento por separado.

Utiliza botones o enlaces, y asegúrate de que tanto la fuente como los botones cuentan con el tamaño adecuado para que los destinatarios con dispositivos móviles puedan hacer clic fácilmente. No coloques varios enlaces juntos sin una separación adecuada para evitar los clics erróneos involuntarios y el deterioro del diseño del boletín.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

3. Cantidad adecuada de imágenes y elementos interactivos

Los elementos gráficos aportan valor a la plantilla de cualquier boletín, pero no debemos abusar de ellos. De lo contrario, los ISP podrían considerar que tus emails son spam y bloquearlos, lo que afectaría a la tasa de recepción de tus mensajes. El equilibrio ideal entre texto e imagen oscila entre una proporción de 60:40 y de 70:30.

¡Pero hay algo más! Ten en cuenta que los usuarios de dispositivos móviles dependen de su volumen de datos móviles disponible para poder leer el boletín. Mantén, por tanto, un tamaño de email general lo más reducido posible y limita el uso de elementos interactivos a uno por mensaje.

ejemplo newsletter mailjet

La newsletter semanal de Mailjet muestra equilibrio entre texto e imagen de un email.

4. Importancia del diseño de marca

Independientemente del canal y del medio, todo contacto con la empresa debe estar ligado a una experiencia de marca positiva tanto para tus clientes actuales como para tus posibles clientes futuros. Por ello, resulta imprescindible que tanto la apariencia de la empresa como las sensaciones que deja sean homogéneas. Ya sea en las redes sociales, en tu sitio web, en la publicidad impresa, en los folletos corporativos o en el newsletter, los usuarios deben ser capaces de reconocer tu marca.

Eso implica tener presentes en todo momento las directrices de tu diseño de marca, incluso a la hora de estructurar distintas plantillas para boletines de noticias. Coloca siempre el logotipo de la empresa en la parte superior, de forma que los destinatarios no tengan que desplazarse por la página para verlo y te identifiquen como el remitente. Utiliza siempre los colores vinculados a tu identidad corporativa y combínalos con muchas superficies blancas.

ejemplo-email-nike

Nike respeta todas las directrices para que sus usuarios reconozcan la marca nada más abrir el email.

5. Uso inteligente de los colores

Al elegir los colores para la plantilla de tu newsletter, lo primero que has de tener en cuenta es tu diseño corporativo. Lógico, ¿no?

A menudo, los usuarios identifican una empresa por sus colores. Para lograr un diseño limpio y profesional, te recomendamos que no utilices más de dos colores. Reflexiona acerca de los colores de tus textos, de las imágenes, del fondo y de los botones de llamada a acción.

Más allá de las consideraciones relativas a la identidad de marca, los colores de los emails tienen distintas funciones y efectos. Con ellos se pueden transmitir determinados valores, así como influir en la actitud y en las acciones de los destinatarios. Asimismo, se pueden usar para dirigir la atención a determinados apartados del boletín. En este sentido, puede ser aconsejable repasar brevemente los principios de la psicología del color antes de proceder a crear una plantilla.

¿Qué sentimientos quieres despertar o reforzar en tus destinatarios? Cada color se asocia a determinadas características y emociones, que naturalmente también dependen del acervo cultural, por lo que a la hora de lanzar campañas internacionales hay que prestar aún más atención a los efectos y significados relacionados con cada uno de ellos.

A continuación, vamos a ver las características y percepciones más comunes relacionadas con cada color:

  • Blanco: pureza, limpieza, neutralidad, virtud. Refuerza el efecto de otros colores, aunque si se abusa de él transmite frialdad e impersonalidad.
  • Negro: contradicciones, oscuridad y muerte, pero también elegancia y fascinación.
  • Amarillo: alegría, excitación. Si se abusa de él, puede resultar agotador para la vista.
  • Naranja: optimismo, calidez, confianza. Tiene un efecto estimulante.
  • Rojo: amor y pasión, energía, pero también ira y peligro. Al emplearlo para señalización, transmite un sentimiento de urgencia y despierta emociones fuertes.
  • Violeta: creatividad, riqueza, lujo, espiritualidad. Transmite valor.
  • Azul: confianza, lealtad, sinceridad, tranquilidad. Tiene un efecto tranquilizador.
  • Verde: crecimiento, naturaleza, armonía, tranquilidad. Puede fomentar la toma de decisiones.

Selecciona colores que refuercen tu marca y tus valores, y que al mismo tiempo se adecúen al público objetivo y a la finalidad de tu newsletter. Ten también en cuenta que para conseguir un efecto concreto no solo resulta decisivo el color básico, sino que también tienen mucho que decir la saturación y el brillo.

6. Consideración del público objetivo

¿A qué público objetivo quieres dirigirte principalmente? ¿Qué sexo, edad, nivel académico y laboral, y estado civil tienen tus destinatarios? ¿Hay alguna otra característica importante? ¿Cuáles de esas características son relevantes para tu empresa y tus productos o servicios?

Algunos estudios han demostrado que las mujeres y los hombres reaccionan normalmente de forma distinta a determinados colores, y las preferencias de ambos grupos al respecto son dispares. Por ejemplo, el azul es igual de popular entre los hombres y las mujeres, mientras que la preferencia por el lila es casi exclusivamente un rasgo femenino.

¿Qué colores están de entrada más vinculados a tu sector? ¿Ofreces más bien productos o servicios tangibles o toca también tu actividad el plano de las emociones, como sucede, por ejemplo, en los sectores de las bodas y la familia? No solo deberías tener en cuenta estas consideraciones al crear la plantilla de tu newsletter, sino también, naturalmente, a la hora de definir el color de tu imagen corporativa.

7. Optimización de la estructura para aumentar los clics y las conversiones

No envíes emails indiscriminadamente. Es preferible que reflexiones acerca de la estrategia que vas a seguir con tu newsletter. Define los objetivos que quieres alcanzar con tus emails, así como los valores que deseas transmitir. En este sentido, ten en cuenta igualmente los objetivos generales de tu empresa y tu estrategia de marketing en línea.

¿Deseas aumentar tu volumen de ventas? ¿Mejorar la fidelización de tus clientes? ¿O quizá centrarte en otro tipo de conversiones, como el registro a un evento o la creación de una cuenta de prueba gratuita? Procura que tus contenidos sean siempre relevantes para el público objetivo, además de atractivos, y que transmitan tu mensaje de forma clara.

En principio, cada email debe perseguir un único propósito y contener un solo mensaje, aunque en el caso de un newsletter también se pueden presentar y enlazar varios temas.

En cualquier caso, introduce siempre una cantidad razonable de temas (cuatro como máximo) y preséntalos de forma breve para no afectar a la claridad del contenido. Dado que la mayoría de los destinatarios hará clic en el primer elemento, coloca o presenta el contenido más importante en esa posición.

Una vez hayas definido tu objetivo, tendrás que convencer al destinatario y persuadirlo de que haga clic. Normalmente, tan solo dispondrás de unos pocos segundos para conseguirlo, así que procura que el botón de llamada a la acción sea llamativo y que destaque de entre el resto de la información. No lo coloques muy abajo en el email, lo ideal es que se vea en la mayoría de los dispositivos sin necesidad de descender en la página. En el caso de los dispositivos móviles, es especialmente importante que se pueda hacer clic sin problemas en el botón de llamada a la acción.

Prueba distintos textos y botones para encontrar la combinación ideal. Los destinatarios no solo tienen que ser capaces de reconocer rápidamente el botón, sino que también deben saber de forma clara la acción que llevarán a cabo al hacer clic (ver un producto, canjear un código, descargar un PDF, leer un artículo, etc.).

ejemplo email promocional bimba y lola

Ejemplo de email promocional de Bimba y Lola.

Colabora en tus diseños para obtener los mejores resultados

El email marketing es un trabajo en equipo que suele incluir a responsables de marketing, gestores de contenidos, diseñadores e incluso a veces a otros equipos. Por eso, dar con el newsletter perfecto requiere de flexibilidad y colaboración, aunque no siempre tenemos todo el tiempo que desearíamos.

Para evitar las constantes idas y venidas entre el equipo de marketing y los diseñadores, y agilizar el trabajo de creación de tu plantilla de newsletter, es esencial que cuentes con herramientas de colaboración que eviten la creación de infinitas versiones o los desastres de última hora.

Usa herramientas de colaboración como Canva (para tus diseños), Google Docs (para tus textos) o Mailjet (para tus plantillas) para agilizar el trabajo de creación de tu newsletter y mejorar sus resultados. ¡Verás que fácil es trabajar en equipo!

Conclusión

No importa si estás planificando tu primer newsletter o si ya cuentas con experiencia en este tipo de email, siempre merece la pena detenerse un poco en la plantilla para optimizar cada uno de sus elementos, ¿no crees?

Puede que dar con la plantilla ideal para tu newsletter resulte una tarea complicada, por eso lo mejor es concentrarse en los aspectos más importantes (como el diseño adaptable) y probar distintas versiones de forma conjunta. Así, poco a poco, te irás acercando al objetivo de confeccionar una plantilla de newsletter perfecta para los objetivos de tu empresa. ¡Ponte manos a la obra y cuéntame qué tal te ha ido!

ebook introduccion al email marketing

También te pueden interesar...

Branding: el gran olvidado de tu estrategia de contenidos
Marketo: excelente solución de marketing integral
Inbound marketing ejemplos: ¿conoces qué necesita tu proyecto inbound?

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos