<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=244227003061217&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El blog: la mejor opción para difundir y viralizar contenidos

El blog es la columna vertebral del inbound marketing. No nos cansaremos de afirmarlo. Por eso, merece la pena tener muy presentes algunos aspectos indispensables para que sea efectivo y de calidad.

El término blog proviene de weblog, que es la combinación de web y log (esta última palabra significa ‘diario’). Por lo tanto, un blog (también llamado bitácora) se puede definir como una publicación online en la que se presentan una serie de artículos en orden cronológico inverso, de manera que el primero que aparece es el más recientemente publicado.

Sin duda, el blog es la herramienta esencial en la estrategia de marketing de contenidos y una gran aliada de la comunicación empresarial. Así, un blog utilizado con fines corporativos muestra una serie de artículos o posts, cuyos contenidos están en estrecha relación con la actividad de la empresa y, por ende, resultan interesantes y atractivos para sus targets. De hecho, la misión principal de un blog es la de contribuir a incrementar el número de visitas al web corporativo y construir progresivamente una adecuada reputación online de la empresa o marca representadas.

Para ello, cualquier blog de referencia debe actualizarse de forma periódica, con nuevos posts e informaciones interesantes y de valor para los diferentes públicos objetivos. La gran ventaja que ofrece —poder compartir conocimientos con todo el mundo— hace que sea una herramienta única y muy potente, ya que su audiencia es ilimitada.

Mediante la inclusión de fotografías, ilustraciones, gráficos, vídeos o audios, los artículos ganan en riqueza informativa y credibilidad. A su vez, algunos blogs permiten y fomentan la participación, ya que tienen habilitada la función de hacer comentarios sobre la información publicada. Facilitar la generación de debates sobre una noticia permite recibir feedback del público receptor del mensaje, así como aclarar posibles dudas de usuarios. Y eso siempre son puntos positivos para la compañía.

Por otro lado, no hay que perder de vista que las redes sociales se alimentan de los posts y los difunden de forma masiva en Internet. Estos canales ayudan al blog en su expansión y, de forma indirecta, al sitio web en el que está alojado. Gracias a ello, el posicionamiento web mejora, ya que recibe visitas y enlaces y se actualiza de forma periódica. Por lo tanto, plataformas de social media como Twitter, Facebook, Google+ o LinkedIn se convierten en herramientas fundamentales para la divulgación de los contenidos.

En resumen, y teniendo en cuenta todo lo que hemos apuntado, es evidente que el blog corporativo es el pilar del marketing de contenidos y del inbound marketing. Su transcendencia la adquiere en el momento en que sus posts se actualizan regularmente con contenidos de valor y que resulten atractivos para el público objetivo de la marca que lo gestiona. Al ser de interés, son ampliamente difundidos a través de las redes sociales, lo que contribuye a mejorar el posicionamiento, popularidad y relevancia del sitio corporativo entre sus targets. ¿Se le puede pedir más a un canal gratuito?

Por Xavier Valdés

 

diccionario de inbound marketing

También te pueden interesar...

Los mejores eventos de marketing en 2019
¿Cómo aumentar las ventas de tu ecommerce y potenciar tu marca?
Mautic: review de la herramienta

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

email Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos