<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=81693&amp;fmt=gif">
  1. Inicio
  2. Blog de Inbound Marketing

5 errores que no debes cometer en tu newsletter

Los beneficios de tener una base de datos de emails de suscriptores, véase a través de landing pages, blogs o ventas, son innumerables y este canal puede ser posiblemente uno de los más efectivos a la hora de conseguir conversiones.

benefits_newsletter

El problema está en que el trabajo no acaba en el momento que hemos recopilado los correos. Una vez hemos conseguido todos esos emails debemos comenzar a generar valor a cada uno de nuestros suscriptores, ya que en caso contrario lo más probable es que comencemos a recibir bajas de nuestro boletín día tras día.

Muchas empresas cometen numerosos errores en esta fase clave, que es la posterior a la de la captación del lead y en la que más confianza y valor debemos generar para atraer a nuestro suscriptor y “engancharlo” a nuestro boletín. Veamos cuáles son los 5 peores y los que hay que evitar a toda costa.


 

  1. Realizar un bombardeo publicitario

No hay nada peor que el bombardeo publicitario y, por desgracia, este es el error Nº 1 que comete casi todo el mundo. Si alguien te ha dado su correo no es para que le llenes la bandeja de entrada de publicidad inservible e indiscriminada.

Si vas a enviar publicidad a través del correo, hazlo de una manera segmentada haciendo que la persona que lo reciba le de alguna utilidad a tu envío. Por ejemplo, si tuviéramos una plataforma de cursos online, podríamos enviar a nuestros usuarios registrados un boletín semanal con los mejores cursos que han salido nuevos relacionados con aquellos que ya han cursado anteriormente.

  1. Utilizar un diseño recargado

Los newsletter deben ser simples y directos, deja los alardes de diseño para tu web. Ten en cuenta la cantidad de gente que abre hoy en día su correo a través de su móvil y piensa si les gustaría leer un correo que, debido al diseño, tarda en cargar 10 segundos e incluso le llega a “robar” parte de su tarifa de datos móviles.

Una cabecera con el logo, un encabezado, el texto necesario y un enlace que se pueda ver de manera destacada es más que suficiente para un newsletter. Además, en caso de que cargues el correo de imágenes, fotos y enlaces, el propio lector de correo te enviará a la carpeta de spam y tu suscriptor no llegará ni a ver lo que le has enviado.

  1. Realizar envíos con demasiada frecuencia

Imagina que cada día te llegara una llamada a tu móvil ofreciéndote algo, día tras día sin parar. ¿Te molestaría? Seguro que sí. Pues enviar cada dos por tres un correo a tus suscriptores es prácticamente lo mismo, porque la bandeja de entrada del correo se ha convertido en algo igual de importante.

Programa una frecuencia establecida para los envíos, evitando realizar más de dos a la semana, e intentando concentrar lo más importante en cada uno de ellos. Por ejemplo, si tienes un blog y publicas 4 veces a la semana, no envíes un newsletter por cada entrada, hazlo al final de la semana e incluye las cuatro.

  1. Descuidar la redacción del texto

Si hemos dicho que no podemos llenar el email de imágenes, está claro dónde debemos centrar todo nuestros esfuerzos: en el texto. No escribir un texto realmente bueno que incite a que nuestros usuarios se interesen por lo que ofrecemos será prácticamente desperdiciar al 100% nuestra base de datos.

Es tan importante realizar una buena labor de copywriting para una newsletter como para escribir en tu blog, escribir las fichas de producto, los textos de las landing pages o directamente el texto de la home de tu web.

Si tienes a alguien contratado para que gestione todo el copywriting de tu web, prueba a encargarle que se encargue de realizar el texto de tu boletín, verás como los ratios de apertura mejoran mejoran con una buena capacidad para escribir buenos asuntos y los clicks dentro del texto también lo hacen al estar redactados de manera profesional.

  1. No ofrecer ventajas sobre los no suscriptores

Si alguien está suscrito a tu newsletter significa que te ha dado sus propios datos para que tú le des algo a cambio. A pesar de que se registren a través de una landing, en la que ya de por sí les enviamos una guía o los recompensamos con cualquier tipo de acción, debemos seguir haciéndoles ver que el estar suscritos les da beneficios sobre el resto.

Para generar valor puedes enviar ofertas exclusivas para suscriptores, anunciar cualquier novedad importante antes a través del newsletter e incluso ofrecer posts y consejos tan solo a aquellos suscritos a través del mismo.


 

Cuando realizas estas acciones y, entre ellas, incluyes la publicidad con la que queremos convertir y generar beneficio, es cuando esa publicidad a través del email se convierte en una herramienta realmente efectiva.

New Call-to-Action

Suscríbete a nuestro blog de inbound marketing y ventas para estar al día de  todas las novedades

 

También te pueden interesar...

Argumentario de ventas: qué es, cómo crearlo y por qué necesitas uno
Marketing digital para PYMES: 8 acciones para captar clientes
InMails en LinkedIn: qué son y 6 trucos para tu estrategia de ABM (Account Based Marketing)

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

Dean Romero

Dean Romero

La carrera de ciencias empresariales no me sirvió demasiado. Durante el último año de la facultad descubrí casi por accidente el impresionante mundo de los blogs y desde ese momento tuve claro que el marketing online iba a ser lo que marcaría mi futuro profesional.

Justo después empecé a admirar cada vez más el misterioso y enigmático mundo del SEO y tras conseguir las primeras 50.000 visitas al mes con mi primer blog en poco más de un año me comprometí con la idea de tratar de replicar este modelo en todos y cada uno de los blogs que pudiera crear. Ahora trato de seguir aprendiendo en Inbound Cycle, un sitio que me hace sentir bien como pocos lo han conseguido hasta ahora.

Suscríbete al Blog
Suscríbete por email y recibe además un pack de bienvenida con nuestros 5 mejores artículos