<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1500086133623123&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
logo de inboundcycle

Agencia de Inbound Marketing

Blog de Inbound Marketing

Técnicas y recursos para ayudarte a generar oportunidades comerciales y branding basados en las experiencias de todo un equipo de profesionales del marketing digital.


Las claves de una estrategia SEO

Equipo de InboundCycle

por Equipo InboundCycle  |  15/01/2014

Atracción de Tráfico

En los últimos años, las estrategias de SEO (siglas de search engine optimization u optimización para motores de búsqueda) se han convertido en uno de los pilares de cualquier campaña de marketing online. Sin embargo, y a pesar de los buenos resultados que ofrecen, existen diversos factores que hay que tener muy presentes si se quiere llegar a buen puerto de la mano de esta estrategia.

Grosso modo, el SEO engloba todos aquellos procesos que permiten mejorar la visibilidad de una página web o de un contenido en los resultados que ofrecen los buscadores de Internet. Para cualquier empresa, es de vital importancia que su site se sitúe en las primeras posiciones, ya que las webs que lo consiguen reciben más tráfico —es decir, un mayor número de visitantes— y, por lo tanto, de clientes potenciales. El lugar que ocupe en estos resultados está condicionado por tres variables (relevancia, autoridad y personalización), sobre las que se puede incidir mediante dos acciones fundamentales: la edición del código HTML de la web (lo que se conoce como SEO onpage) y la obtención de enlaces externos que dirijan al site en cuestión (SEO offpage).

marketing startup

Para que una estrategia de SEO resulte eficaz, lo primero que hay que hacer es establecer unos objetivos realistas, lo que permitirá hacer un seguimiento de las acciones adoptadas y, en el caso de que sea necesario, introducir los cambios pertinentes. Las características que deben reunir estos objetivos se resumen con las letras de la palabra inglesa SMART. Éstos tienen que ser específicos, medibles, asequibles, relevantes y enmarcados en el tiempo.

Una vez establecidos estos objetivos, conviene determinar a quién va dirigida una determinada campaña de SEO. Llegados a este punto, hay que distinguir dos conceptos clave: por un lado, el perfil del comprador ideal, que es una descripción de las mejores empresas a las que vender un producto o servicio, y por otro, el buyer persona, entendido como una representación semificticia del cliente ideal —en esta ocasión, se trata de una persona física o individuo— basada en datos reales. Precisamente, es el buyer persona quien debe inspirar las acciones de SEO, por lo que la empresa debe conocer a fondo sus necesidades y hábitos de navegación online.

Tras acotar este perfil, la empresa ya estará preparada para elaborar los contenidos online que pueden atraer la atención y el interés del buyer persona. Aunque éstos pueden prepararse en diversos formatos —texto, imagen, información gráfica o vídeo, entre otros—, lo más importante es que sean de calidad y relevantes para los clientes potenciales. Además, generar contenidos descargables atractivos ayudará a que la compañía sea percibida por los internautas como una experta en su ámbito de actividad y, al mismo tiempo, animará a que los usuarios descargan y compartan la información que se les está facilitando.

A la hora de elaborar estos contenidos, es indispensable utilizar correctamente las palabras clave o keywords, que son las términos que el buyer persona introducen en los motores de búsqueda para encontrar la solución a sus necesidades o problemas. Incluyendo estas keywords en los diferentes elementos de su web —como por ejemplo el título, la URL o la metadescripción, lo que corresponde a las técnicas de SEO onpage—, la empresa hará que el site tenga más opciones de aparecer en los primeros resultados que arrojan los buscadores.

No obstante, mientras se lleva a cabo este proceso de optimización en la estructura interna de la web, hay que seguir unos pasos concretos para que la estrategia sea efectiva: definir qué elementos deben rediseñarse, proteger los activos de la página durante el proceso de rediseño, intentar causar una buena impresión en el usuario, velar siempre por la calidad de los contenidos y monitorizar constantemente los resultados de las acciones de SEO.

las claves del seo estrategias para mejorar la visibilidad de una web

En cualquier caso, sería un error pensar que basta con optimizar el texto de una web para obtener un buen posicionamiento en Internet. De hecho, debido a la irrupción de las verticales de búsqueda en el año 2007 —es decir, los distintos apartados de búsqueda presentes en los buscadores (por ejemplo, “web”, “imágenes”, “noticias” o “libros”, en el caso de Google)—, también es preciso trabajar estos dos últimos formatos dentro de la estrategia de SEO.

Por lo que respecta a las técnicas de SEO offpage, ya mencionadas en el segundo parágrafo, conviene tener presente que existen dos tipos de enlaces: los denominados dofollow (que confieren autoridad, como si de un voto positivo se tratara, a la página a la que apuntan) y los nofollow (marcados expresamente con un atributo para que no sean tenidos en cuenta por los buscadores a la hora de transmitir autoridad a la web en cuestión). Actualmente, lo ideal es que un site albergue una combinación equilibrada entre ambas tipologías. Para atraerlas, existen numerosas técnicas, como poner en marcha un blog, pedir a los clientes de la empresa que incluyan el link de la web en su site, redactar artículos y enviarlos a agregadores de contenidos o escribir en blogs de gurús influyentes en Internet como invitados.

En relación con estas herramientas 2.0, no hay que perder de vista que se trata de un recurso valiosísimo para cualquier acción del SEO, ya que es una forma muy económica de generar un gran volumen de contenido en poco tiempo y de manera regular. Además, admiten una gran variedad de formatos: artículos, podcasts o archivos de audio, presentaciones en PowerPoint, noticias y notas de prensa, vídeos, fotografías, e-books, etc.

Aunque existen numerosas plataformas que permiten crear y administrar blogs, hay dos que resultan especialmente versátiles: WordPress y HubSpot. Sin embargo, ambas presentan ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, la primera destaca por ser gratuita, por su fácil manejo y por incluir aplicaciones en código abierto, diseñadas por la propia comunidad de usuarios; en cambio, da problemas de seguridad y no permite obtener blogs personalizados. A su vez, HubSpot tiene como puntos fuertes el diseño y el servicio al cliente, pero resulta más cara, y no permite que el administrador tenga el control absoluto del sitio web.

Otro aspecto que hay que considerar es la necesidad de integrar el SEO en el ciclo de compra, que comprende desde el momento en el que un usuario busca soluciones para un determinado problema hasta que adquiere un producto o servicio. Para que la estrategia desplegada tenga éxito, es deseable que tenga en cuenta las cuatro fases en que se divide este proceso, resumidas con las siglas AIDA (atención, interés, decisión y acción), y que se dé respuesta a los hábitos que muestra el cliente potencial en cada una de ellas.

Finalmente, conviene incidir en la necesidad de medir los resultados de cualquier estrategia de SEO. Para ello, existen numerosas herramientas, tanto de pago (por ejemplo, WebCEO o Advanced Web Ranking) como gratuitas (Google Analytics). Del mismo modo, empresas como MOZ combinan algunas funcionalidades gratis con otras que exigen el pago de una cuota mensual.

By Aniol Quer and by Oriol Bel Marata 

 

¿Quieres más información?

guia estrategia seo

Suscríbete a nuestro Blog de Inbound Marketing para estar al día de todas las  novedades

 Además, aprende los secretos del Inbound Marketing y las técnicas que se usan, como por ejemplo, el SEO. 

Atracción de Tráfico

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!