<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1500086133623123&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
logo de inboundcycle

Agencia de Inbound Marketing

Blog de Inbound Marketing

Técnicas y recursos para ayudarte a generar oportunidades comerciales y branding basados en las experiencias de todo un equipo de profesionales del marketing digital.


Cómo atraer a tu buyer persona mediante el título y la temática de tu blog

por Pau Valdes  |  11/05/2017

Atracción de Tráfico

¿Conoces a tu cliente ideal? ¿Sabes cómo lograr que tu blog le interese? ¿Podrías enlazar sus dolores y motivaciones con el tema alrededor del que gira la creación de contenidos?

como atraer a tu buyer persona con tu blog

✏️   ÍNDICE DE CONTENIDOS:

- Qué es el buyer persona
Cómo comenzar un proyecto de inbound marketing: poniendo el foco en el buyer persona
- El blog: tu propio canal de contenidos
- Descarga gratis: Hoja de desarrollo de buyer personas 


Qué es el buyer persona

El prototipo de cliente que tienes en mente al pensar en tu negocio es el buyer persona. Un individuo que, por sus características personales y profesionales, su comportamiento en línea y relación con tu marca o lo que le ofrece, se puede considerar como el cliente ideal.

Si quieres crear el buyer persona de tu empresa, descarga esta hoja de desarrollo de buyer personas gratis.

Aunque dentro de la agencia a veces empleamos este término de formas diferentes, en lo que todos coincidimos es en afirmar que un buyer persona es un MQL (Marketing Qualified Lead). Es decir, su perfil coincide, en términos sociodemográficos, con alguien que podría ser un comprador.

Nuestra visión a este respecto es flexible. Para nosotros, el buyer persona no es el equivalente a un cliente para hoy. De hecho, pensamos que no es necesario que en el momento en que se conoce a esa persona ya tenga esa necesidad. Se la podremos generar.

Muchas veces sucede que le surge después (coincidiendo con la etapa del ciclo de compra que denominamos awareness) y, por eso, es posible que un buyer persona hoy no pueda considerarse un MQL cercano a la compra en el presente, pero que sí lo sea en el futuro.

Solo por eso, esa persona ya es objeto de nuestra atención. Queremos saber cuáles son sus necesidades, sus motivaciones, sus intereses. El buyer persona traspasa segmentos y centra nuestro foco más allá de aspectos puramente demográficos; aun teniendo en cuenta que no siempre será quien tome la decisión de adquirir uno de nuestros productos o contratar nuestros servicios (unas veces el buyer persona será decisor, pero otras su rol será el de recomendarnos o condicionar a un tercero en la decisión de compra).

buyer persona blog

Cómo comenzar un proyecto de inbound marketing: poniendo el foco en el buyer persona

Con el objetivo de atraer al buyer persona en mente, toca escoger entre las distintas formas de comenzar un proyecto de inbound marketing. Existen diferentes enfoques:

  • Dar comienzo mediante la implementación de un sistema de scoring para luego acompañarlo de un sistema educativo mediante la automatización del marketing.
  • Proceder a la creación de un canal de tráfico orgánico de atracción. Pero antes de pensar en el título y la temática de tu blog, si te decides por esta opción para atraer al buyer persona, necesitas tener en cuenta 3 aspectos:
     
    1. Cuidar la calidad del canal de contenidos. Para ello es preciso que habilites, dentro de tu web, un espacio con contenido que no estará únicamente orientado a la venta (no será puramente transaccional), sino que presentará artículos orientados a ofrecer calidad. Cuando esto sucede, Google entrega tráfico de una manera natural. Las palabras clave de esos artículos se posicionan en los primeros puestos del buscador, facilitando una experiencia de usuario satisfactoria, desde el inicio de la búsqueda. La calidad es uno de los aspectos que mayor incidencia tiene en los resultados, por lo que debes tenerla en cuenta a la hora de publicar y fijarla como objetivo de forma conjunta con otra meta, la frecuencia.
    2. Tener en cuenta la frecuencia. En el canal de contenidos, además de calidad, hay que ofrecer cantidad. Es preciso incidir en la continuidad y considerar que la frecuencia de publicación ha de ser elevada. Un artículo a la semana no es suficiente, necesitas 3 o 4 posts semanales para conseguir crear este canal de contenidos y mantenerlo activo. Porque, al hablar de canal, nos referimos a algo bidireccional. Al fin y al cabo, este espacio no solo sirve para que publiques artículos, sino que ha de generar tráfico y su flujo debe ser constante. A este respecto, has de tener en cuenta que, cuantos más artículos se generen, más palabras clave habrá susceptibles de ser encontradas por los usuarios y, por tanto, estarán aumentando las posibilidades de que se genere tráfico (orgánico) hasta tu espacio desde los buscadores.
    3. Entender que se trata de un proceso lento. El inbound marketing no es un enfoque que entregue resultados de un día para otro. Lo mismo puede aplicarse a una de sus principales herramientas, el canal de contenidos. Por lo general, hasta el sexto o séptimo mes no se empiezan a apreciar las buenas marcas en lo que respecta al tráfico orgánico. En esos primeros meses puedes complementar las acciones llevadas a cabo a través de este canal con otras, por ejemplo, las de pago (PPC). 

El blog: tu propio canal de contenidos

No existen restricciones en cuanto al formato a adoptar por un canal de contenidos, la libertad es el denominador común. Por eso, definidos por el mismo término, se puede encontrar desde un conjunto de artículos hasta una lista de ebooks o de vídeos. Todos podrían englobarse dentro de esta denominación aunque, para mí, el blog es el corazón de un canal de contenidos.

El motivo tiene que ver con algunas de sus características:

  • Funcionamiento: el blog es una bitácora, donde los artículos están ordenados de forma inversa cronológicamente. Prácticamente todo el mundo sabe cómo navegar por uno y conoce que a la derecha se encuentran las categorías y el lugar donde cursar la subscripción, a la izquierda los contenidos y, en la parte superior, pestañas que dan acceso a otras opciones generales.
  • Dificultad: precisamente su gran ventaja respecto a otras alternativas es que no existe curva de aprendizaje. Puede suceder que un usuario llegue a una web y no sepa cómo navegar por ella, pero difícilmente se encontrará con este problema frente a un blog.
  • Alcance: es un activo de la empresa que siempre está en marcha. Esto le permite conseguir resultados a corto plazo, a la vez que garantiza su entrega también en el largo plazo.

Una vez que se decide que este tipo de canal de contenidos es el que más conviene al negocio, hace falta dar un paso más. Llegado a este punto tienes que decidir la temática del blog. Para ello, debes tener en cuenta que:

  • No todo vale: puede haber temáticas mejores que otras a la hora de generar ese compromiso que caracteriza al tráfico “engaged”, comprometido, que es tu objetivo. Repasa las motivaciones y pains del buyer persona, ahí están todas las claves que necesitas.
  • La temática debe incitar a los buyer persona a volver: la primera vez que recibas su visita debes conseguir interesarle, captar su atención y causar un impacto que consiga que desee seguir consumiendo ese tipo de contenido. Tienes que encontrar las fórmulas que logren el engagement necesario para evitar que, cuando esa primera visita termine, el buyer persona no vuelva nunca más.
  • La primera impresión debe ser impactante: la temática escogida tiene que ajustarse a las expectativas del usuario para causar una muy buena primera impresión. Debe ser lo suficientemente específica y concreta. Es lo que sucede cuando, al llegar, el buyer persona reconoce que lo que tiene delante es exactamente lo que estaba buscando.
¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

Aunque, a largo plazo, la temática es el aspecto que más peso tiene en el blog, también es relevante la elección del título, que debe hacerse al inicio de la puesta en marcha del proyecto de canal de contenidos.

Para tomar una buena decisión en lo que respecta al título del blog, tienes que fijarte en que este:

  • Esté bien dirigido.
  • No induzca a error.
  • Facilite la comprensión acerca del tipo de contenido que allí se publica.

El título debe permitir que el usuario pueda entender sobre qué trata y puede, por supuesto, acompañarse del logotipo de la marca si así se desea. Algunos buenos ejemplos de blog son:

Cuando en el proyecto están bien identificados el título y la temática de tu blog, significa que has realizado un buen trabajo previo de investigación del buyer persona. Se trata del primer paso, a partir del cual ya puedes empezar a crear contenido de forma recurrente y periódica en el tiempo.

De este modo, cada vez que captes un nuevo registro a través del blog, tienes una alta probabilidad de conseguir el compromiso de ese usuario, que está alineado con el contenido. El acercamiento impulsa la continuidad, esta el compromiso y, a partir de ahí, los resultados orgánicos no dejan de mejorar.

¿Cómo decidiste el título y la temática de tu blog? ¿Estás en pleno proceso de creación de tu canal de captación? ¡Cuéntame tu experiencia en la sección de comentarios!

plantilla buyer persona

Atracción de Tráfico

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!